• Vida

¿Mito o realidad? Si te afeitas, el vello sale más grueso

  • Por Soy502
21 de febrero de 2019, 14:02
La ciencia ha estudiado desde 1928 la posible conexión entre el afeitado y el grosor del pelo (Foto: Expansión)

La ciencia ha estudiado desde 1928 la posible conexión entre el afeitado y el grosor del pelo (Foto: Expansión)

Tal vez has escuchado que después de afeitarte, sobre todo en zonas nuevas, el vello te volverá a crecer más denso y fuerte. ¿Este es un mito más o se trata de algo real? 

La ciencia ha estudiado desde 1928 la posible conexión entre el afeitado y el grosor del vello. En ese primer estudio se pidió a cuatro hombres que se afeitaran una parte de la cara. Este experimento, junto con otros estudios iniciales sobre el afeitado, concluyó que afeitarse no hacía que las personas fueran más peludas.

Sin embargo, solo midieron la tasa de crecimiento del vello y no el grosor de los pelos individuales. Posteriormente, en un estudio de 1970, los investigadores hicieron que cinco hombres se afeitaran una pierna cada semana durante varios meses. La otra pierna se dejó sin afeitar como medida de control del trabajo.

TAMBIÉN PUEDES LEER:

Crecimiento de vellos

El equipo midió el diámetro, la densidad y el peso del vello, así como la tasa de crecimiento, y también concluyó que el afeitado no hacía que el vello volviera a crecer más grueso.

Otros estudios tuvieron resultados similares, en 2006 se analizó fotos de alta resolución tomadas con un microscopio. Por tanto, los estudios han encontrado que el afeitado no hace que el vello vuelva a crecer más rápido, más fuerte o más grueso, o que aparezca nuevo vello en el área afeitada.

Posiblemente, parte de la razón se deba a que en las primeras experiencias de afeitado a menudo se superponen con un período dramático de fluctuación hormonal en la vida. Si comenzaste a afeitarte alrededor de la pubertad, probablemente tu vello crecerá más grueso, pero no porque te estuvieras afeitando.

NO DEJES DE LEER:

Ilusión óptica

Otra razón por la que podrías pensar que el vello es más grueso cuando vuelve a crecer es porque con el tiempo se vuelve más claro por la exposición a factores como la luz solar o compuestos químicos. Por tanto, el vello que vuelve a crecer después de un afeitado puede verse más oscuro, aunque sus células en realidad no lo hacen con más pigmento.

Además, el afeitado también crea una especie de ilusión alrededor del grosor del tallo del cabello. Cuando te afeitas, no estás arrancando toda la raíz del vello de su folículo, solo la estás cortando en la superficie de la piel.

Por tanto, a medida que vuelve a crecer después del afeitado, se siente más grueso y quizás incluso más fuerte porque lo has cortado en su punto más grueso y ha perdido el extremo más suave en el proceso. Pero a medida que el vello continúa creciendo, el desgaste se reducirá del extremo otra y otra vez.

*Con información de Gizmodo

Comentar
cerrar