12/06/2021

  • Comunidad

Municipalidades gastan Q24.3 millones en canchas de fútbol durante Estado de Calamidad

  • Con información de Ojo con mi pisto
04 de noviembre de 2020, 05:11
Además, las comunas han gastado Q7.9 millones en ampliar, mejorar o restaurar instalaciones deportivas (Foto ilustrativa: Freepik)

Además, las comunas han gastado Q7.9 millones en ampliar, mejorar o restaurar instalaciones deportivas (Foto ilustrativa: Freepik)

Las municipalidades invirtieron Q24.3 millones en construir canchas de fútbol nuevas, arreglar las que ya tenían o renovar sus estadios durante el Estado de Calamidad.

⭐️ Síguenos en Google News dando clic a la estrella

Según una investigación publicada por Ojo con mi pisto, 27 municipalidades adjudicaron estos concursos entre marzo a septiembre, durante casi siete meses que estuvo vigente el Estado de Calamidad por la pandemia del Covid-19.

Además de los datos compartidos por este medio, hay otros ocho concursos que municipalidades otorgaron en este periodo para ampliar, mejorar o restaurar instalaciones deportivas que suman Q7.9 millones.

Las construcciones más caras

La municipalidad que celebró el contrato por la obra más costosa es la de Cuilapa, Santa Rosa. El 16 de junio el alcalde, Esvin Marroquín Tupas, adjudicó el proyecto para mejorar el estadio “El reducto” por Q7 millones 417,694. El constructor a cargo es Jorge Oliveros, que ha proveído al Estado desde 2004 y ha ganado Q543 millones por distintas obras.

El segundo puesto entre las obras que costaron millones de quetzales lo ocupa el mejoramiento del campo de fútbol de San Rafael la Independencia, Huehuetenango, donde cuatro de cada diez personas son analfabetas y una de cada tres viviendas está hecha de adobe, madera, lepa o láminas metálicas.

En este municipio, el alcalde gastó Q3 millones 310,729 en las modificaciones del campo, y fue recibido por los vecinos con aplausos por proponerla.

Gráfica: Ojo con mi pisto
Gráfica: Ojo con mi pisto

Desde el inicio de la pandemia

Todo comenzó el 19 de marzo, cuando recién empezaba la cuarentena y ya habían pasado dos semanas desde que inició El Estado de Calamidad. La municipalidad de El Tejar, Chimaltenango, remodeló los camerinos del estadio Jaime R. Córdova. Para ello gastó Q85,925, que incluían el repello de paredes, la sustitución de tuberías, la colocación de azulejos y puertas, y la instalación de juegos infantiles.

Ojo con mi pisto contactó a la directora municipal de planificación, Sandra Lara, quien indicó: “cuando hicimos los arreglos todavía no estábamos en cuarentena”. Pero el concurso se adjudicó el 18 de marzo, dos días después de que se suspendieran actividades en el sector público y privado, y a partir de entonces se hicieron las obras en el estadio. 

El alcalde de Yupiltepeque, Jutiapa, también otorgó dos concursos de este tipo, para construir canchas polideportivas en el municipio: una en la aldea “Pueblo viejo” y otra en el caserío “El jocotillo”. La de la aldea tenía un costo de Q159,700 y se construyó en cuatro meses.

Por otro lado, la cancha de “El jocotillo” costó Q224,497 y se realizó bajo la responsabilidad de Irving Elías López, proveedor del Estado desde 2006. En lo que va de este año ha establecido 20 contratos con las municipalidades de Yupiltepeque, Antigua Guatemala, Jerez, Comapa, Santa Apolonia y Atescatempa, valorados en Q18 millones 103,041. En los catorce años en los que ha ofrecido servicios para instituciones públicas ha ganado Q166 millones.

Para este trabajo se requería construir una cancha de 469 metros cuadrados, con muro perimetral, mallas, porterías de fútbol, canastas de básquetbol y todos los trabajos de pintura necesarios en el lugar. Esta debía estar terminada el 30 de junio, según la boleta del Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP), aunque su construcción terminó un mes después, y se pagó únicamente con fondos municipales.

A 286 kilómetros de Yupiltepeque se encuentra Santa María Visitación, Sololá. Allí, la comuna invirtió Q86,360 en el mejoramiento del estadio “El Triunfo”, que se hizo a requerimiento del entrenador de la escuela deportiva municipal y el encargado del estadio.

Cornelio Vicente Mendoza y Edwin Joj, los peticionarios, escribieron al alcalde el 8 de mayo, y diez días más tarde se publicó el concurso en Guatecompras, al que se presentó un solo oferente y cuyo trabajo es que “se reparen o cambien las porterías grandes, la reparación de las porterías pequeñas, la pintura del graderío general, y de la zona de bancas dentro del estadio y las redes de porterías”, según la carta enviada por ellos.

En el mismo departamento se encuentra Santa Catarina Ixtahuacán, donde los pobladores se han enfrentado con vecinos de Nahualá en varias ocasiones porque no hay certeza en los límites territoriales entre ambas comunidades, pero el alcalde, Pascual Tambriz, encontró la solución: construir una cancha sintética.

Él afirma que las peleas entre estos dos poblados se dan “por falta de una diversión para los jóvenes, entonces hay que hacer esta cancha”. Añade que planeó esta obra desde 2000, cuando comenzó a ser alcalde, pero que por falta de dinero no había sido posible ejecutarla. “Por la calamidad no se ha construido, pero cuando se acabe esto se va a hacer de una vez”.

Los materiales para la cancha se adquirieron a través de seis concursos, dos por cotización y cuatro en la modalidad de compra directa. Suman Q690,486 entre ellos y se adjudicaron entre el 3 de abril y el 19 de mayo a tres proveedores.

*Con información de Ojoconmipisto

  • TE PUEDE INTERESAR:

  • LEE ADEMÁS:


Comentar
cerrar