• #Voto502

Un vistazo histórico a la participación electoral

  • Por Dina Fernández
17 de junio de 2019, 13:06
Esta es la participación histórica de los votantes en Guatemala. (Datos: TSE y ASIES)

Esta es la participación histórica de los votantes en Guatemala. (Datos: TSE y ASIES)

La afluencia de ciudadanos a las urnas en 2019 descendió en un 10% con respecto a la primera vuelta de 2015, que fue la más alta de la historia democrática. Pese a ello, tampoco resultó ser un bajo histórico, que es lo que muchos analistas esperaban, por lo atípico del proceso, la descalificación judicial de varios candidatos y la campaña de deslegitimación del proceso que se hizo patente por varios medios, especialmente en redes sociales.

La participación de los votantes fue menor que en 2015, el alto histórico desde 1985, pero fue mayor de lo que se esperaba.
La participación de los votantes fue menor que en 2015, el alto histórico desde 1985, pero fue mayor de lo que se esperaba.

Con 97% de las mesas procesadas, el TSE reporta que 4 millones 918 mil 026 ciudadanos emitieron su voto, lo cual representa un 60.34/% del electorado. Esta cifra es similar a la de 2007, cuando votaron 3 millones 621 mil 852 ciudadanos, que entonces representaban 60.22% de los empadronados.

Las elecciones de 2015 registraron la más alta participación en la historia democrática de Guatemala: 71.33% de los ciudadanos aptos para votar acudieron a las urnas. 

Esta masiva afluencia a las urnas se debió a la manifiesta intención de los guatemaltecos de hacer valer el poder de su voto tras la crisis política de 2015, que terminó prematuramente con el desafuero del gobierno del Partido Patriota y el encarcelamiento del expresidente Otto Pérez y la exvicepresidenta Roxana Baldetti.

En el otro extremo, con la más baja participación ciudadana, se encuentra el proceso electoral de 1995, que dio como vencedor a Álvaro Arzú. En esa oportunidad, votaron 1 millón 737 mil 033 ciudadanos, que representaban 46.80% de los votantes, es decir menos de la mitad de los inscritos. Los comicios de 1995 ocurrieron dos años después de la crisis institucional originada por el intento de autogolpe de estado protagonizado por el expresidente Jorge Serrano. 

A partir de entonces, la participación ciudadana se incrementó en cada proceso electoral, marcando un crecimiento en el acceso a las urnas.

Dos décadas después de 1985, en los comicios de 2011, se recuperaron los niveles de participación del retorno a la democracia, cuando nuevamente 69.34 % de los votantes acudieron a las urnas en primera vuelta.

Aquí el histórico de participación electoral en primera vuelta en comicios generales de Guatemala:

1985: 69.2%

1990: 56.47%

1995: 46.80%

1999: 53.75%

2003: 57.90%

2007: 60.22%

2011: 69.34%

2015: 71.33%

Comentar
cerrar