30/09/2020

  • Guate

Wild Chewing Gum, el chicle guatemalteco que conquista EE. UU.

  • Con información de Asociación de Comunidades Forestales -Acofop-
06 de febrero de 2020, 08:02
El chicle orgánico de Guatemala se ha convertido en uno de los productos de gran demanda en mercados de Estados Unidos. (Foto: Wild Chewing Gum)

El chicle orgánico de Guatemala se ha convertido en uno de los productos de gran demanda en mercados de Estados Unidos. (Foto: Wild Chewing Gum)

Desde los bosques de la Reserva de la Biosfera Maya hasta los principales supermercados de Estados Unidos, Wild Chewing Gum es el producto orgánico que desde hace varios años ha refrescado las gargantas de cientos de personas.

Julio Javier Madrid, Gerente Productos Forestales no Maderables de la Empresa Comunitaria de Servicios del Bosque de la Asociación de Comunidades Forestales, cuenta que desde hace varios años se ha exportado este producto, el cual tuvo su mayor auge en 1950 cuando estuvo al lado del café y el banano como uno de los productos de mayor venta al exterior.

“El producto se ha consolidado ya que es certificado, es orgánico, lo cual garantiza su calidad para ser vendido en Estados Unidos y Alemania”, cuenta Madrid.

El chicle es extraído de dos concesiones forestales en Petén, una en Uaxactún y la otra en Melchor de Mencos.

El chicle orgánico tuvo su auge en la década de 1950, pero la llegada de los productos a base de petróleo lo desplazaron.
El chicle orgánico tuvo su auge en la década de 1950, pero la llegada de los productos a base de petróleo lo desplazaron.

“Actualmente, los productores que participan en este proyecto exportan cerca de 2 mil 200 quintales anuales de chicle. Sin embargo, a mediano plazo se espera que las concesiones de Carmelita, El Esfuerzo y Cruce a la Colorada se sumen para aumentar la cantidad de materia de exportación”, añade Madrid.

El producto se extrae del árbol de chicozapote en la zona de usos múltiples de la Reserva de la Biosfera Maya. (Foto: Julio Javier Madrid)
El producto se extrae del árbol de chicozapote en la zona de usos múltiples de la Reserva de la Biosfera Maya. (Foto: Julio Javier Madrid)

Amenaza

Desde sus inicios de aprovechamiento, el chicle ha sido un producto de exportación, principalmente a Estados Unidos y Japón. Con el invento de productos sintéticos derivados de petróleo como base de chicles en los 1970 la demanda del chicle natural sufrió una baja.

La extracción del chicle es de manera artesanal. (Foto: Julio Javier Madrid)
La extracción del chicle es de manera artesanal. (Foto: Julio Javier Madrid)

Actualmente ACOFOP ha logrado enlaces comerciales con empresas de Estados Unidos y también se tiene el contacto con compradores de Noruega, España, Alemania, así como con compradores nacionales de Cobán y Antigua.

El aprovechamiento del chicle presenta una alternativa económica más para las comunidades forestales y por lo tanto contribuye a conservar los bosques, su flora y fauna diversa y única y también servicios ambientales como la captura de carbono y agua.

  • TE PUEDE INTERESAR

Comentar
cerrar