*Causa ajena al COVID-19

  • Mundo

130 Años después descubren identidad de Jack el Destripador

  • Por Soy502
19 de marzo de 2019, 17:03
El misterioso asesino ha sido parte de la cultura popular por más de un siglo. Foto: Flickr

El misterioso asesino ha sido parte de la cultura popular por más de un siglo. Foto: Flickr

Luego de 130 años analizaron la sangre y el semen hallado en un chal de la cuarta víctima de "Jack el destripador" y descubrieron la identidad del asesino. 

Los investigadores tomaron las muestras de la escena del crimen de una mujer cuyo cuerpo mutilado fue encontrado el 30 de septiembre de 1888. Al amanecer, el cuerpo de Catherine Eddowes fue hallado en un charco de sangre en las calles humeantes de Mitre Square en Londres, uniéndose a una multitud de otras mujeres que se cree que fueron asesinadas y mutiladas por el asesino en serie no identificado, hasta ahora.

En la época de los asesinatos no se contaban con herramientas científicas para identificar al asesino. Foto: Wikipedia
En la época de los asesinatos no se contaban con herramientas científicas para identificar al asesino. Foto: Wikipedia

Más de ciento treinta años después, la nueva evidencia de ADN, obtenida del chal manchado que supuestamente se encontraba en la escena del crimen, ahora ha influido en el misterio y apunta a un hombre que durante mucho tiempo fue sospechoso de ser Jack el Destripador: Aaron Kosminski.

En un informe publicado en el Journal of Forensic Sciences, los científicos han llevado a cabo el análisis genético "más avanzado" de "la única evidencia física restante relacionada con estos asesinatos".

Sus hallazgos sugieren que el asesino de Eddowes podría haber sido Kosminski, un barbero judío polaco de 23 años que fue uno de los principales sospechosos de la policía, lo que implica que pudo haber sido Jack el Destripador.

  • TE PODRÍA INTERESAR:

Los dos investigadores, dirigidos por la Universidad John Moores de Liverpool en el Reino Unido, recopilaron información genética de los descendientes de la víctima y el sospechoso, así como del propietario actual del artículo (el chal) y del personal de laboratorio que trabajó en el chal de seda.

Dicen que luego pudieron hacer coincidir las secuencias de uno de los parientes de Kosminski con el ADN mitocondrial obtenido de una tinción de semen en el material. La evidencia de ADN también sugiere que el sospechoso tenía cabello oscuro y ojos oscuros. Esto también coincide con el único relato de testigos presenciales del crimen y las descripciones físicas de Kosminski.

  • LEE TAMBIÉN

¿Seguirán las pesquisas?

Eso es lo más probable ya que el estudio no profundiza en los detalles de las variantes genéticas específicas que vinculan a Kosminski con el ADN del chal, lo cual es bastante inusual para un artículo científico. También vale la pena señalar que no se puede identificar de manera única a un criminal utilizando el ADN mitocondrial.

Normalmente, la policía solo lo utiliza para excluir a las personas de una lista de sospechosos. Si bien esto significa que Kosminski no puede ser excluido del grupo de sospechosos, tampoco es posible excluir a muchas personas.

 

*Con información de NBC News y iProfesional.com

Comentar
cerrar