01/10/2020

  • Seguridad y justicia

Los engañó por Facebook y luego los secuestró en Mixco

  • Por Evelyn De León
02 de agosto de 2019, 12:08
El hombre contactó por una red social a dos jóvenes a quienes les hizo creer que era mujer para iniciar una relación que terminó con el abuso sexual de los adolescentes. (Foto: Facebook)

El hombre contactó por una red social a dos jóvenes a quienes les hizo creer que era mujer para iniciar una relación que terminó con el abuso sexual de los adolescentes. (Foto: Facebook)

Dayana Carranza comenzó a escribirles mensajes a dos jóvenes que le creyeron todo lo que les dijo. Los contactó por Facebook y cuando finalmente pudieron reunirse en la zona 11 con ella descubrieron la trampa y el inicio de una pesadilla.

José Luis Osoy Hernández fingía ser mujer para atraer a sus víctimas. Tras la denuncia de los jóvenes fue capturado y este viernes se emitió la sentencia de 46 años y 8 meses de prisión por haber abusado sexualmente de dos adolescentes.

El Ministerio Público (MP) informó que el Tribunal Segundo de Sentencia para casos de femicidio y otras formas de violencia sexual realizó el juicio en contra del hombre que se hizo pasar por mujer utilizando el nombre de Dayana Carranza. 

El caso

Con ese alias, Osoy mantenía conversaciones con jóvenes con el fin de iniciar relaciones de amistad y sentimentales. El caso que se juzgó es el de dos muchachos de 15 y 17 años a quienes invitó a reunirse en un centro comercial de la zona 11.

Tras una serie de engaños, logró que los jóvenes se trasladaran a la entrada de la Comunidad, en la zona 10 de Mixco. Llegaron a un lugar desolado y ahí los amenazó.

Según la narración de las víctimas, los amenazó con un arma de fuego, les robó el dinero y sus celulares. Posteriormente les colocó grilletes y abusó sexualmente de ellos.

  • JUSTICIA: 

Luego de presentada la denuncia, la investigación lo ubicó y en el allanamiento se incautó la computadora donde se confirmó el acceso a redes sociales con el alias descrito. Además, se determinó que grabó videos de los hechos, se le decomisó los grilletes y otros objetos que se presentaron como pruebas en el juicio. 

La sentencia emitida es por violación con agravación de la pena, robo agravado y plagio o secuestro.

Comentar
cerrar