*Causa ajena al COVID-19

  • Guate

"Donde Koki", el emprendimiento de frapuchinos a domicilio

  • Por Fredy Hernández
11 de noviembre de 2019, 05:11

Perder el trabajo puede provocar que las personas caigan en depresión tras entregar varios años de su vida a una sola actividad. A muchos les cuesta superar esta fase en su vida, pero hay quienes ven en la crisis una oportunidad para salir adelante. 

Óscar Ordóñez es una de esas personas que ha tenido que atravesar esa crisis y hasta hace poco trabajaba en una empresa. Sin embargo, con la ayuda de unos amigos y sus ganas de salir adelante por su familia lo impulsaron a emprender un proyecto que puede endulzar el paladar. 

"Un amigo mío me invitó a tomar un frapuchino. Cuando yo lo probé lo sentí muy amargo, no me gustó. En mi mente se me ocurrió que podía mejorar el sabor porque todos los paladares son diferentes y lo logré", explica Koki, como lo conocen cariñosamente sus amigos. 

Sin embargo, al perder su puesto, empezó a tener ideas como vender su moto mientras conseguía un nuevo empleo. Cuando estaba con algunos de sus amigos, preparó unos frapuchinos y a ellos les gustó mucho que lo animaron a que emprendiera un negocio pues su receta les parecía excelente. 

La idea nació tras consumir una bebida que no fue de su gusto y quiso mejorar la fórmula. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
La idea nació tras consumir una bebida que no fue de su gusto y quiso mejorar la fórmula. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

"Llevo poco tiempo y ha sido por mis amigos que han creído en el proyecto que se ha empezado a difundir la idea principalmente en redes sociales. Uno de ellos es diseñador y me propuso hacer el arte para promover el proyecto. Él tiene fe en mí y ha sido muy importante su ayuda para salir adelante", explica Ordóñez

Otro de sus amigos es experto en manejo de redes sociales y así ha empezado a hacerse notar en redes. Algunas personas lo han contactado para llegar a su oficina y se han quedado sorprendidas por la calidad del producto que logra hacer con una licuadora, hielo e ingredientes en su bolsa cargada de ilusiones de salir adelante. 

"Algunas personas me llaman y por tres bebidas puedo llegar a la oficina o a la casa de las personas para prepararles las bebidas. También estoy disponible para eventos privados para que puedan degustar de estas refrescantes bebidas", agrega. 

Aprovechando el descanso

Óscar sabe que los días de asueto son una gran oportunidad para que más personas conozcan su producto y durante el 1 de noviembre estuvo presente en el parque Erick Barrondo y el cementerio La Verbena donde la clientela disfrutó de su peculiar sabor.  

 

Si quieres conocer más de este proyecto emprendedor, puedes visitar Donde Koki en las plataformas como Facebook e Instagram

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar