• Economía

Una empresa probó una jornada laboral de cuatro días y esto pasó

  • Por Soy502
Largas jornadas de trabajo dañan la salud. (Foto: Pexels)

Largas jornadas de trabajo dañan la salud. (Foto: Pexels)

Hasta hace unos meses se creía que trabajar ocho horas diarias (40 a la semana) era lo justo en materia laboral, pero un experimento podría hacer que esta idea se tambalee.

Casi 250 empleados de Perpetual Guardian, una compañía de Nueva Zelanda, probaron una semana laboral de cuatro días entre marzo y abril de este año, trabajando ocho horas diarias, pero cobrando de forma normal.

Los académicos que estudiaron este experimento, propuesto por los dueños de la compañía, encontraron que todo el personal presentó niveles más bajos de estrés, mayores niveles de satisfacción en el trabajo y una mejor sensación de equilibrio entre su labor y la vida personal.

  • ESTO TE PUEDE INTERESAR

El CEO de Perpetual Guardian, Andrew Barnes, dijo que el personal podría optar a partir de ahora por una semana de cuatro días y se consultó con los abogados para garantizar que el nuevo sistema respete y se mantengan las condiciones de trabajo que tenían.

Algunos no quisieron adoptar la medida, pero les dieron a escoger opciones flexibles, como comenzar o terminar más temprano para evitar el tráfico o tener más tiempo para su vida personal (familia, amigos).

El CEO se preguntaba si tener un día más para administrar su vida haría que su personal estuviera más enfocado y concentrado en sus tareas diarias, por lo tanto más productivo, y los datos han demostrado que su teoría es un todo un éxito.

¿De donde proviene la jornada de cinco días?

La Revolución Industrial de 1915 establecía que todo trabajador debía estar sujeto a esta jornada. Ha pasado ya más de un siglo, pero ¿ha cambiado en algo la manera en que los trabajadores se desenvuelven en sus funciones? ¿Se sienten felices y motivados con los horarios propuestos?

La idea de cambio surgió a raíz de que la actual jornada está basada, en su mayor parte, en una época y un momento de la historia que planteaba una forma muy distinta de trabajo a la que se conoce actualmente.

Lo cierto es que si se parte de este punto, se suponía que la tecnología liberaría un poco del trabajo diario, pero, al menos en parte, lo empeoró: se sabe por medio de estadísticas que en 2002 menos del 10% de los empleados revisó su correo electrónico laboral fuera del horario de oficina. Hoy, con la ayuda de tablets y smartphones, es del 50% y la estadística también demuestra que se revisan estos mensajes a menudo antes de salir de la cama.

  • LEE TAMBIÉN

Largas jornadas de trabajo dañan la salud

Una investigación realizada por la Universidad Columbia monitoreó a 8 mil trabajadores mayores de 45 años por medio de rastreadores de actividad. Los hallazgos fueron sorprendentes, ya que se encontró que los empleados que laboraron por más de trece horas al día tenían el doble de probabilidades de morir prematuramente que los que solo trabajaron durante once o menos horas diarias.

Los autores concluyeron que sentarse en una oficina por períodos prolongados tiene un efecto similar a fumar y trabajos con jornadas extensas de trabajo deberían de incluir una advertencia de salud.

Por otro lado, la Universidad Nacional de Australia también indicó recientemente que trabajar más de 39 horas a la semana es un riesgo para la salud.

  • POR SI NO LO VISTE

Una nueva jornada laboral

Lo cierto es que hasta hoy son muy pocas empresas las que se atreven a contradecir estos estudios (por no decir ninguna), pero en algunos casos las jornadas laborales son más extensas, incluyendo que el trabajador se presente a cualquier hora que se le requiera, hasta en sus días de descanso. Esto únicamente provoca estrés y ansiedad laboral, conocidos como los males del nuevo siglo.

Hace unas semanas, el Consejo Sindical del Reino Unido presentó una propuesta de una semana laboral máxima de cuatro días como parte de su informe sobre las mejoras al Código de Trabajo.

Sus bases para presentar una propuesta de este tipo fue una encuesta que se realizó a miles de trabajadores, de los cuales el 81% quería una reducción de la jornada laboral de al menos un día. 

Los efectos de las semanas de cuatro días y la reducción del tiempo de trabajo en general son cuestionadas por muchas empresas y Gobiernos, que se justifican en que, si el trabajador tiene más tiempo libre, aumentarían sus gastos y por tanto afectaría la economía. Además, el mayor tiempo de descanso significaría que la productividad de los empleados se vería reducida.

  • ADEMÁS

Nuevos estudios

Según en ensayo publicado por la Universidad de Auckland acerca de la jornada laboral de cuatro días propuesta por Perpetual Guardian, los resultados obtenidos fueron muy alentadores: el trabajo se mantuvo a un nivel estándar, el trabajo en equipo y el compromiso laboral aumentaron y el estrés disminuyó.

No hubo caída en la calidad del trabajo, sino una mejora en la productividad. Lejos de su escritorio, el personal respondió muy bien al tiempo libre extra, con la excepción de las personas que disfrutaban del aspecto social del trabajo o aquellas a quienes les resultaba difícil permanecer ocupadas en su tiempo libre.

El ministro de Trabajo de Nueva Zelanda, Iain Lees-Galloway, describió a la semana laboral de cuatro días como “muy interesante” y dijo que estaba ansioso por trabajar con empresas que explotaran este nuevo sistema que beneficiaría a miles.

Los expertos concluyen que cuatro días de trabajo es la manera más acertada para encontrar el equilibrio perfecto entre trabajo y vida. (Foto: Pexels)
Los expertos concluyen que cuatro días de trabajo es la manera más acertada para encontrar el equilibrio perfecto entre trabajo y vida. (Foto: Pexels)

Cuatro días de trabajo, el equilibrio perfecto

Según Jan-Emmanuel De Neve, profesor de Economía en la Universidad de Oxford, este nuevo modelo constituye un buen equilibrio entre la vida laboral y personal, con tiempo para que las personas hagan las actividades que disfrutan, es una prioridad para la satisfacción. Una forma de lograr este objetivo es con un fin de semana de tres días.

Entonces los expertos concluyen que cuatro días de trabajo es la manera más acertada para encontrar el equilibrio perfecto entre trabajo y vida. Con esto se pretende que los empleados aumenten su productividad al laborar un día menos.

Las empresas del siglo XXI deben responder a la pregunta: ¿están preparadas para afrontar una jornada laboral de cuatro días? Según las nuevas tendencias y apoyados en la tecnología, la interrogante parece responderse por sí sola.

Sin embargo, sería erróneo esperar que, si se implementara un esquema de cuatro días laborales, las empresas y compañías aumenten la carga laboral y exijan mayor productividad.

03 de octubre de 2018, 00:10

Comentar
cerrar