• Seguridad

Un juez, una relación extramarital y una casa lujosa

  • Por José David López
01 de abril de 2019, 04:04
Esta casa relacionada con el juez fue expropiada por el Juzgado de Extinción de Dominio. (Foto: archivo/Soy502)

Esta casa relacionada con el juez fue expropiada por el Juzgado de Extinción de Dominio. (Foto: archivo/Soy502)

José Reynaldo Galván Casasola es el nombre de un juez señalado de enriquecimiento ilícito. La Fiscalía de Lavado de Dinero determinó que adquirió una casa lujosa y una camioneta pese a que no contaba con el perfil económico para hacerlo. 

Este juez podría ser capturado o citado para rendir su primera declaración en las próximas semanas. La Corte Suprema de Justicia decidió retirarle este miércoles la inmunidad que tenía como funcionario. 

Esta es la camioneta comprada de manera anómala. (Foto: MP)
Esta es la camioneta comprada de manera anómala. (Foto: MP)

Su derecho de antejuicio le fue quitado un año y seis meses después de que se tramitara la solicitud realizada por el Ministerio Público (MP). 

La relación sentimental como justificación 

El juez aseguró, en una audiencia judicial, que la manera irregular con la que adquirió los bienes se debió a una relación extramarital que mantenía con Claudia Madrid Cerritos, quien laboraba como secretaria en el Juzgado de Primera Instancia Penal del municipio de Puerto Barrios, Izabal.

El juez y la secretaria durante el juicio por extinción de dominio. (Foto: archivo/Soy502)
El juez y la secretaria durante el juicio por extinción de dominio. (Foto: archivo/Soy502)

La declaración de Galván Casasola fue realizada durante el juicio en el que perdió el inmueble y el vehículo registrados a nombre de Madrid Cerritos y la hija que ambos tuvieron. 

En esa ocasión no se juzgaba a Galván Casasola ni a Madrid Cerrito, únicamente el origen de los bienes, pues el juicio era celebrado por el Juzgado de Extinción de Dominio. 

En esa oportunidad, el juez aseguró que destinó fondos para la compra del terreno y la construcción de la vivienda. Pero debido a que se encuentra casado con otra persona, decidieron junto con Madridad Cerrito registrar la casa a nombre la hija –aún menor- que concibieron.

  • PODRÍA INTERESARTE: 

El terreno en el que se construyó la vivienda tiene un valor de un millón 986 mil quetzales y el automotor tuvo un costo  de 228 mil 885 quetzales, este último fue pagado mediante 12 depósitos realizados en seis días, de acuerdo con la Fiscalía de Lavado de Dinero. 

La casa está equipada con cinco baños y en uno de estos funciona una máquina de hidromasajes.  Los alrededores de esa casa son resguardadas por ocho cámaras de video vigilancia, así como con un sistema de video portero y un sistema automatizado de ingreso, según la fiscalía.

De acuerdo con Galván Casasola, su salario y sus bonos como juez le fueron suficientes para adquirir los bienes. 

Comentar
cerrar