• Ciencia y Tecnología

Namibia tiene un visitante espacial

  • Por Soy502
Se infiere que la atmósfera de la Tierra desaceleró el objeto hasta el punto que cayó a la superficie a velocidad terminal, por lo que permaneció intacto y causando poca excavación. (Foto: Clarín)

Se infiere que la atmósfera de la Tierra desaceleró el objeto hasta el punto que cayó a la superficie a velocidad terminal, por lo que permaneció intacto y causando poca excavación. (Foto: Clarín)

Las entrañas de Namibia, al sur de África, guardan un secreto ancestral, si quieres conocerlo pincha la imagen.

En el norte de Namibia, en la granja Hoba West, yace al aire libre el mayor meteorito del mundo. Contiene unas 50 toneladas de hierro, más otras 10 de níquel.

Cuidado con los meteoritos cayendo indica un gracioso cartel ubicado en el lugar. (Foto: Clarin)
Cuidado con los meteoritos cayendo indica un gracioso cartel ubicado en el lugar. (Foto: Clarin)

Hoba, como es conocido el meteorito, es un cuerpo tabloide de metal que mide 2,7 × 2,7 × 0,9 metros. Se compone de alrededor de 84% de hierro, 16% de níquel y 0,76% de cobalto. Pero no se trata solo de una roca gigantesca, se dice que este visitante del espacio causa un efecto directo sobre el los humanos que lo tocan.

¿Cómo afecta?

Al subirse en él se produce un fenómeno acústico curiosísimo: al hablar, la voz adquiere una tonalidad metálica. Uno suena como su propia versión robot ¡una genialidad espacial!

Posee una forma de pastilla rectangular que lo convierten en un meteorito único. Se sabe que al caer a la Tierra no originó ningún cráter. Ello se explicaría porque al atravesar la atmósfera se frenó más de lo usual e impactó contra el suelo a baja velocidad, (se calcula que a unos 0.32 km/s, cuando lo normal en un objeto de su tamaño serían unos 10 km/s).

9 años después de haberlo encontrado, la noticia se volvió internacional. (Foto: Internet Archive Book Images)
9 años después de haberlo encontrado, la noticia se volvió internacional. (Foto: Internet Archive Book Images)

Historia

Era el lejano 1920,  un día el granjero Jacobus Hermanus Brits salió a cazar como comúnmente lo hacía. Sin embargo este hombre no habría podido imaginar que su presa más preciada no sería un animal sino algo fuera de este mundo. 

“Vi una roca extraña”, recordaría ya en su vejez, “me senté encima y la examiné. Solo sobresalía su parte superior. Saqué mi navaja, raspé la roca y descubrí que era brillante”

via GIPHY

Historia sin redes ni globalización

Podríamos imaginar que la noticia de Hoba correría como pólvora en todo el mundo; sin embargo sin internet ni globalización no fue así.

Los científicos conocieron del meteorito tres años más tarde y nueve años después tuvo repercusión internacional, gracias a un artículo del New York Times titulado “El meteorito descrito como el mayor del mundo". Un astrónomo de Havard estima que el espécimen africano pesa entre 50 y 70 toneladas.

Fue declarado monumento nacional de África del Sudoeste (la actual Namibia) en 1955. Y en 1985 se lo protegió contra los actos vandálicos que lo habían ido degradando. 

via GIPHY

 ¿De dónde viene?

El origen de este gigante es anterior a la época en que los dinosaurios poblaron la Tierra. Se remonta a entre 400 y 200 millones de años. Erró libremente por la galaxia hasta quedar atrapado por el campo gravitatorio de nuestro planeta, e impactó en él hace menos de 80 mil años. Es decir, cuando la humanidad emprendía la gran migración desde África para colonizar el resto del mundo. 

Su presencia pasó desapercibida durante milenios

MÁS NOTAS CURIOSAS AQUÍ:

*Con información de El Clarín

06 de noviembre de 2018, 10:11

Comentar
cerrar