26/11/2020

  • Seguridad y justicia

La narcoavioneta que delató a empleados del aeropuerto La Aurora

  • Por Jessica Gramajo
05 de agosto de 2019, 11:08
En mayo del año pasado una avioneta cayó en Quetzaltenango con un plan de vuelo alterado. (Foto: Archivo/Soy502)

En mayo del año pasado una avioneta cayó en Quetzaltenango con un plan de vuelo alterado. (Foto: Archivo/Soy502)

Dos personas fallecidas y decenas de dudas provocó un accidente aéreo que se registró el 27 de mayo del año pasado, pero permitió el inicio de las investigaciones que culminaron hoy en 13 allanamientos dentro del Aeropuerto Internacional La Aurora y en varias residencias particulares.

La avioneta cayó en la Hacienda Santa Rosa Coronado, ubicada en Génova Costa Cuca, Quetzaltenango. La información era hermética, el plan de vuelo y el nombre de los tripulantes no fue develado de inmediato. Se hablaba que los fallecidos eran de origen mexicano que extraoficialmente fueron identificados como Diego Hernández, de 25 años y Erick Gil Hernández, de 24, ambos supuestamente provenían de Ciudad Hidalgo, Chiapas.

  • AQUÍ TE LO CONTAMOS:

La mayor sorpresa surgió cuando los nombres no coincidían con el plan de vuelo, pues éste había sido alterado. Las dudas se acrecentaron cuando se percataron que el capitán registrado como piloto del vuelo respondió la llamada y aseguró que desconocían de un accidente y menos aún, que su aeronave hubiera estado en uso, pues él se encontraba en una comida familiar y su avioneta no podía volar por desperfectos mecánicos.

El impacto fue tal, cuando las autoridades de la DGAC llegaron al hangar del capital supuestamente accidentado y comprobaron que la aeronave no estaba en vuelo, sino estacionada en el aeropuerto. La avioneta estrellada en Génova Costa Cuca estaba registrada con la matrícula N-113FT, misma con la que se registra la aeronave que estaban viendo.

Deficiencias

En el plan de vuelo de la avioneta se registraron nombres que no coincidían con los tripulantes, la matrícula había sido alterada y las autoridades de la DGAC reconocieron que los operadores no verificaban los datos documentales con los físicos y que tampoco se hacía una revisión de la carga de los vuelos privados.

La avioneta se desplomó en la Hacienda Santa Rosa Coronado, ubicada en Génova Costa Cuca, Quetzaltenango el 27 de mayo de 2018. (Foto: Archivo/Soy502)
La avioneta se desplomó en la Hacienda Santa Rosa Coronado, ubicada en Génova Costa Cuca, Quetzaltenango el 27 de mayo de 2018. (Foto: Archivo/Soy502)

Francis Argueta, jefe de la DGAC, aseguró en ese momento que los capitanes de vuelo sólo enviaban un fax con los detalles de la bitácora. Antes de ello, el Ministerio Público (MP) había iniciado una investigación en varios hangares.

Cambió la reglas

Después de reconocer las deficiencias, Argueta informó que habría cambios en el registro de los vuelos privados. A partir de ese momento, en lugar de enviar un fax, se creó un formulario en la web que se enviaría a través de correo electrónico a los capitanes de vuelo para corroborar que éste llevaría a cabo el viaje.

  • ADEMÁS:

Además, los dueños de las aeronaves tienen que autorizar la partida del aeromotor. No fue lo único, luego del incidente se instaló un grupo de agentes antinarcóticos en el área de vuelos privados, quienes verificaban el contenido de las naves.

En su momento, empleados del Aeropuerto contaron a Soy502 que había un descontrol en los vuelos privados, por lo que muchos los utilizaban para transportar ilícitos. Incluso, detallaron que, pese a ser parte del aeropuerto, nadie sabía qué se guarda en los hangares, debido a que se convierten una especie de propiedad privada, debido a que son alquilados.

Dos meses después del accidente, la Fiscalía de Delitos de Narcoactividad del MP llevó a cabo varios allanamientos en donde extrajeron información almacenada en equipos de cómputo de la DGAC y un agente canino inspeccionó los hangares. En ese momento hubo hermetismo y no se revelaron detalles de los hallazgos.

  • NO DEJES DE LEER:

Los capturados

De acuerdo con la investigación de la Fiscalía de Delitos de Narcoactividad, los aprehendidos son trabajadores de la Dirección General de Aeronáutica Civil y el Círculo Aéreo Guatemalteco.

Tienen puestos de asesores de información y controladores de tránsito aéreo en el Aeródromo. Los capturados son:

  • Mauricio Antonio Cruz Estrada
  • Walter Giovani Herrera Gamarro
  • Mario Arnoldo Fernández Barrios
  • Mynor Josué Chin Lima
  • Oscar Adolfo Méndez Muñoz

Comentar
cerrar