22/06/2021

  • Mundo

Portugal: Niña muere tras ser abandonada siete horas dentro de un carro

  • Con información de La Vanguardia
12 de mayo de 2021, 11:05
La bebé falleció tras sofocarse dentro del vehículo al ser olvidada por su mamá. (Foto: Shutterstock).

La bebé falleció tras sofocarse dentro del vehículo al ser olvidada por su mamá. (Foto: Shutterstock).

Una pequeña de dos años falleció luego de permanecer durante siete horas dentro de un carro tras ser olvidada por su madre que pensó que la había dejado en la guardería. 

OTRAS NOTICIAS: Argentina: momento en que joven choca carro de lujo y mata a sus acompañantes

El 7 de mayo una madre de 40 años salió a dejar en carro a sus tres hijos a sus centros educativos. Después de dejar a los dos mayores, volvió a su domicilio y estacionó su automóvil en la avenida Maria Bombarda, en una zona céntrica de Lisboa, Portugal.

La madre volvió a su domicilio para trabajar a distancia y, según las primeras hipótesis policiales, no se habría dado cuenta que dejaba a su hija pequeña en una silla colocada justo detrás del asiento del conductor.

No fue hasta más de siete horas después, durante las horas más calurosas del día, y ya pasadas las cuatro de la tarde, que los padres se habrían dado cuenta de lo sucedido. La madre habría pedido a su asistenta que recogiera a los tres niños y entonces se percataron de que la niña de dos años no estaba en el centro educativo.

 

 

Según informan los medios locales, entonces los padres habrían ido corriendo al coche, donde descubrieron a la niña, para llevarla de inmediato al Hospital Santa Maria, pero la niña ya no respiraba e ingresó muerta pese a los intentos de reanimación. Los padres tuvieron que recibir atención psicológica.

La Policía Judicial portuguesa está al cargo de la investigación y ha ordenado que se le practique una autopsia a la niña, aunque descartan voluntariedad y tampoco contemplan la intervención de terceros. Se está investigando por presuntos delitos de homicidio por negligencia o abandono agravado con el resultado de la muerte.

*Con información de La Vanguardia

Comentar
cerrar