01/10/2020

  • Guate

La "Reserva Natural Sisters de Maryknoll" es protegida por niñas

  • Por Selene Mejía
02 de agosto de 2019, 04:08

Las niñas que conviven día a día en esta reserva natural han cambiado su forma de ver el mundo. 

Las pequeñas han sido sensibilizadas por la paz y diversidad que se respira y se siente en esta área verde, un barranco de más de 10 hectáreas que desde 2019 está catalogado como la primera reserva natural voluntaria de un centro educativo asociada a reservas naturales privadas a nivel latinoamericano. 

 

 

Se trata de la Reserva Natural Sister de Maryknoll, una sub-cuenca llamada María Linda, que se encuentra dentro del colegio Monte María, forma parte del río Villalobos y es la continuación de "Las Ardillas", área protegida de la Universidad de San Carlos, a la vez el área se conecta con el parque Naciones Unidas.

 

 

TE PUEDE INTERESAR: 

Diversidad de especies habitan este lugar, entre ellas 56 especies de aves registradas y de las 56, 16 son migratorias. También hay mamíferos como zorro gris, armadillos, tacuazines, ardillas y murciélagos. 

 

 

El proyecto de conservación del lugar fue iniciado por las autoridades del centro educativo, con apoyo de algunas exalumnas. Actualmente está a cargo de la bióloga María Fernanda Bracamonte y está dividido en varios proyectos: un mariposario, un tortugario, un lugar habilitado para abejas meliponas (sin aguijón), un huerto y el área boscosa de pino y encino. Aquí también habitan orquídeas nativas que están siendo clasificadas con apoyo de la Asociación Guatemalteca de Orquídeología.

 

 

También hay un vivero protegido por Melvin, uno de los encargados de cuidar las plantas que crecen en el lugar, para la jardinización del colegio y para preparar las especies que alimentan a las orugas del mariposario. 


 

"Ha habido un cambio en la percepción de las niñas en cuanto al medio ambiente, las niñas respetan a los animales", afirma la bióloga María Fernanda Bracamonte. 

La bióloga María Fernanda Bracamonte afirma que las niñas se han sensibilizado ante la importancia de cuidar los recursos desde que exploran el área de bosque que rodea el colegio Monte María. (Foto: Wilder López/Soy502)
La bióloga María Fernanda Bracamonte afirma que las niñas se han sensibilizado ante la importancia de cuidar los recursos desde que exploran el área de bosque que rodea el colegio Monte María. (Foto: Wilder López/Soy502)

Las pequeñas ahora enseñan a sus familias la importancia de la protección de las especies. Además, maestras, autoridades, guardias y otros empleados, también se encargan de cuidar a los habitantes del lugar.

"Incluso a ellos ya les cambió la forma de ver su entorno y ellos lo transmiten a sus familias y a sus conocidos" afirma Mafer. 

 

 

Las alumnas del Colegio Monte María están orgullosas, pues su institución alberga uno de los pulmones más importantes de la ciudad de Guatemala, que provee de oxígeno a la región. 

MIRA EL VIDEO DEL LUGAR: 

 

Comentar
cerrar