03/12/2020

  • Guate

Rolando Ortiz, el artesano de las alfombras en Antigua Guatemala

  • Por Fredy Hernández
23 de marzo de 2019, 06:03

La elaboración de alfombras de aserrín en Antigua Guatemala es una de las muestras de arte efímero que ha sorprendido al mundo por su colorido, la paciencia para realizar una de ellas y la devoción de quienes se encargan de plasmarlas sobre las calles empedradas.

Pero, ¿te has preguntado de dónde surgen los moldes utilizados en las alfombras?

Rolando Ortíz es uno de los artistas que se encarga de elaborar estos patrones desde hace más de 50 años, cuando aprendió de sus abuelos y tíos este arte, el cual lo ha llevado a hacer presentaciones tanto en Guatemala como a nivel internacional.

“Yo formo parte de la tercera generación de alfombreros de mi familia. Comenzó con mis abuelos y mis tíos desde hace unos 80 años, en la calle del Chajón. Yo aprendí con mis tíos, que eran mecánicos que elaboraron sus instrumentos para hacer los moldes”, recuerda don Ronaldo.

Don Rolando Ortíz cuando apenas tenía un año de edad en la década de 1950. (Foto: Cortesía Rolando Ortíz)
Don Rolando Ortíz cuando apenas tenía un año de edad en la década de 1950. (Foto: Cortesía Rolando Ortíz)

Fue cuando tenía unos 16 años cuando sus familiares le delegaron la tarea de organizar la elaboración de los moldes y las alfombras, lo cual recibió con mucha honra y ha seguido con esta tradición por más de 50 años.

“Empecé a trabajar con mis primos, éramos 11 los que recibimos la herencia. Uno de nuestros tíos nos supervisaba, pero todo el trabajo los hacíamos nosotros. Ahí fue cuando comencé con esto, yo tenía 16 años cuando me dejaron solito. Mis primos se casaron, yo me casé, pero he seguido trabajando con mis sobrinos y mis hijos”, destaca el artista.

Los tíos y abuelos de Rolando Ortíz le heredaron este arte que sorprende al mundo. Esta foto es de 1948. (Foto: Cortesía Rolando Ortíz)
Los tíos y abuelos de Rolando Ortíz le heredaron este arte que sorprende al mundo. Esta foto es de 1948. (Foto: Cortesía Rolando Ortíz)

Dedicado

Don Rolando relata que con el paso de los años, las alfombras han adquirido mayor relevancia, por lo que ahora dedica la mayor parte de su tiempo a la elaboración de los moldes que son adquiridos por familias, iglesias y otro tipo de organizaciones a nivel nacional y regional.

“Ya no solo trabajo los moldes para el tiempo de la Semana Santa, sino que han trascendido a nivel nacional e internacional. Son muchos los pedidos que tengo para estas fechas. Ya me dedico a esto todo el año”, explica. 

 

Debido a la experiencia que ha adquirido, Ortíz no se guarda los secretos para hacer una alfombra espectacular, sino que comparte sus técnicas con las personas que adquieren sus moldes.

Durante la Cuaresma y Semana Santa, las calles de Antigua se tiñen de espectaculares colores. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
Durante la Cuaresma y Semana Santa, las calles de Antigua se tiñen de espectaculares colores. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

“Les enseñamos como es el proceso para teñir el aserrín, que no a través de los años he aprendido a utilizar el alcohol, el ácido acético. Cuando ellos vienen, les explico las cantidades que se usan para que los colores salgan de la calidad con la que nosotros teñimos el aserrín, que tampoco es cualquiera, sino que existen específicos para este trabajo”, explica.

Evolución

Pero no siempre hubo muchas alfombras de aserrín en Antigua, fue hace unos 30 años que empezó a tener mayor auge hasta la actualidad.

El arte de elaborar alfombras se mantiene en constante evolución. (Foto: Cortesía de Rolando Ortíz)
El arte de elaborar alfombras se mantiene en constante evolución. (Foto: Cortesía de Rolando Ortíz)

“Antes había muchas alfombras de flores, de saerrín solo hacían las familias Armas, Montiel, Andrade, Chajón y Ortíz. Las personas que venían a las procesiones no era como ahora, poca gente apreciaban las alfombras, había concurrencia, quizá un 10% de lo que viene ahora”, cuenta.

 

 

A la venta

Si deseas comprar uno de los moldes de don Rolando Ortíz, puedes ingresar a la fanpage Alfombras y Moldes Ortíz, donde los interesados pueden ver los modelos disponibles que se encuentran para este año, unos 21 de distintos tamaños y diseños. Los centros cuestan Q60, mientras que las orillas valen Q30

 

Pero si deseas conocer su taller y aprender de las técnicas de la familia Ortíz, puedes visitar la Tercera Calle Poniente No. 14 A, en la tienda Zapato Ortíz, otro de los oficios con los que don Rolando ha destacado en su natal Antigua Guatemala.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar