03/07/2022

EN VIVO: Segundo día de la invasión de Rusia a Ucrania

  • Por AFP
25 de febrero de 2022, 12:15
Guerra Ucrania Rusia
Una columna de humo se eleva en el aeropuerto militar de Chuguyev, Ucrania. (Foto: AFP)

Una columna de humo se eleva en el aeropuerto militar de Chuguyev, Ucrania. (Foto: AFP)

Vladimir Putin dio inicio a la invasión de Ucrania este jueves de madrugada, con bombardeos e incursiones terrestres de las tropas rusas en varios puntos del país, incluso cerca de la capital Kiev, en ataques que ya han causado decenas de muertos en tan solo horas.

MÁS NOTICIAS: Así fue la desesperada huída de ucranianos ante bombardeo de Rusia

El inicio de la invasión ha generado un aluvión de condenas y reacciones internacionales: los 27 miembros de la Unión Europea (UE) se reúnen este jueves y anunciarán nuevas sanciones para presionar y aislar a Moscú y la OTAN prevé un encuentro por videoconferencia el viernes.

Por su parte, Estados Unidos presentará este jueves un proyecto de resolución ante el Consejo de Seguridad de la ONU para condenar a Rusia por esta "guerra".

Putin, que desde hace semanas había desplegado más de 150 mil militares en las fronteras con Ucrania, cruzó un punto de no retorno el jueves al amanecer.

 

"He tomado la decisión de una operación militar", declaró el mandatario, tres días después de haber reconocido la independencia de las regiones separatistas del este de Ucrania y de haber obtenido el marco legal del Parlamento para una intervención militar.

Putin aseguró que no buscaba la "ocupación", sino "una desmilitarización y una desnazificación" de Ucrania y defender a los rebeldes prorrusos del este del país.

Poco después de su discurso empezaron a escucharse explosiones en varias ciudades de Ucrania, desde Kiev hasta Járkov, su segunda ciudad en la frontera con Rusia, pero también en Odesa o Mariúpol, a orillas del mar Negro y el mar de Azov.

Nuevo mensaje de Putin

El presidente ruso Vladimir Putin llamó este viernes 25 de febrero al ejército ucraniano a "tomar el poder" en Kiev y derrocar al presidente Volodimir Zelenski y a su entorno, a los que calificó de "neonazis y drogadictos".

"Tomen el poder entre sus manos. Me parece que será más fácil negociar entre ustedes y yo", lanzó Putin al ejército ucraniano en una intervención en la televisión rusa.

El presidente ruso afirmó que no combate a unidades del ejército sino a formaciones nacionalistas que se comportan "como terroristas" usando a civiles "como escudos humanos", al colocar sus armamentos en zonas civiles.

 

 

"Luego quieren acusar a Rusia de provocar víctimas entre la población civil" agregó.

Putin también calificó al presidente Zelenski y sus ministros de "banda de drogadictos y de neonazis, que se ha instalado en Kiev y toma como rehén a todo el pueblo ucraniano".

Moscú califica a las autoridades ucranianas de "neonazis" o de "junta" desde 2014 y el estallido de una guerra en el Este de Ucrania entre separatistas prorrusos y las fuerzas de Kiev, pese a que Zelenski tenga orígenes judíos.

Civiles armados

"Pueden unirse y se les darán armas siempre que tengan identificación": es el mensaje que se difunde, según las Fuerzas Armadas de Ucrania. "Todos aquellos que estén listos para tomar las armas, únanse a las filas de las fuerzas de defensa del área de las Fuerzas Armadas de Ucrania. Simplificamos los procedimientos. Solo se necesita su identificación. ¡Les damos armas a todos los patriotas!", se lee en un mensaje de las redes sociales.

El tuit enlazaba con una página de Facebook del gobierno ucraniano que atribuía el llamado a las armas al ministro de defensa. 

 

 

El presidente ruso, Vladimir Putin, lanzó una importante operación militar contra Ucrania, y puede ser solo el comienzo. Un alto funcionario de defensa de Estados Unidos dijo a los periodistas que el ejército de Estados Unidos describiría los recientes acontecimientos en Ucrania "como una fase inicial" de una invasión rusa "a gran escala".

"Estamos solos"

El presidente ucraniano Volodimir Zelenski lamentó que su país se quedó "solo" para defenderse ante la invasión rusa, que se cobró al menos 137 vidas en las primeras 24 horas.

"Nos han dejado solos para defender nuestro Estado", Zelenski en un video publicado en la cuenta presidencial.

"¿Quién está dispuesto a combatir con nosotros? No veo a nadie. ¿Quién está listo a dar a Ucrania la garantía de una adhesión a la OTAN? Todo el mundo tiene miedo", lamentó.

El mandatario señaló que al menos 137 ucranianos, "137 héroes", aparecieron durante el primer día de la ofensiva rusa y que 316 resultaron heridos durante los enfrentamientos.

Movilización militar general 

El presidente decretó también una movilización militar general para tratar de contener la ofensiva rusa que, en menos de 24 horas desde su inicio, se acerca peligrosamente a la capital Kiev.

"Hemos recibido información de que grupos de sabotaje del enemigo han entrado en Kiev", alertó Zelenski, que pidió a los ciudadanos estar vigilantes y respetar el toque de queda.

El presidente indica que tanto él como su familia permanecerá en Ucrania aunque Moscú lo haya identificado a él como el "objetivo número uno". "Quieren destruir políticamente Ucrania destruyendo a su jefe de Estado", deploró.

Críticas a Putin

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan, cuyo país es miembro de la OTAN, reprochó a la Alianza Atlántica y a la Unión Europea su falta de "acción determinada" frente a la invasión de Ucrania por parte de Rusia.

"La OTAN tendrá que haber tomado medidas más decisivas. A Europa le falta determinación en su enfoque. Todo lo que hacen es dar consejos y opiniones a Ucrania", insistió el jefe de Estado turco ante la prensa.

(Foto: AFP)
(Foto: AFP)

El jueves, Erdogan, denunció "un golpe a la paz y la estabilidad regionales" tras el ataque lanzado por el presidente ruso Vladimir Putin contra la vecina Ucrania.

Turquía es un estrecho aliado de Ucrania pero también está vinculado a Moscú por numerosos acuerdos comerciales.

Tomaron Chernóbil

Ucrania anunció que las fuerzas rusas tomaron la central nuclear de Chernóbil tras una "feroz" batalla en el primer día de la ofensiva rusa contra el país vecino, que formó parte de la extinta Unión Soviética.

"Después de este ataque absolutamente insensato de los rusos, no es posible decir que la planta nuclear esté a salvo. Esta es una de las mayores amenazas para Europa actualmente", indicó Mijailo Podoliak, consejero en jefe del despacho del presidente, después de que el gobierno anunciara que había combates cerca del depósito de residuos nucleares de la central siniestrada en 1986.

Represión de protestas

Las autoridades rusas amenazaron este jueves con reprimir cualquier manifestación "no autorizada" contra la guerra en Ucrania, donde lanzó una amplia operación militar hace unas horas. En un comunicado, el Comité de Investigación ruso avisó a su población de las repercusiones legales a las que se enfrenta cualquier persona que participe en protestas no autorizadas relacionadas con "la tensa situación en materia de política extranjera".

El Comité afirmó que reaccionaba ante los llamamientos por las redes sociales para protestar contra la decisión de Vladimir Putin de atacar Ucrania. "Deben ser conscientes de las negativas consecuencias legales de estas acciones, en forma de acusaciones que podrían llevar consigo responsabilidades penales", explicó. 

 

 

Misil explota en un aeropuerto

Mientras el ataque de Rusia contra Ucrania ocurre, el aeropuerto de Ivano-Frankivsk de Ucrania fue atacado con uno de los misiles rusos. En un video publicado por un usuario de Twitter muestra el momento en que las personas huyen el edificio tras la explosión. 

 

El ejército ruso dijo que en lo que va del jueves 24 de febrero, ha destruido 74 instalaciones militares en Ucrania, incluyendo 11 aeródromos, en el marco del ataque ordenado por Moscú en la madrugada.

"Tras los ataques aéreos de las fuerzas armadas rusas, 74 instalaciones militares terrestres quedaron fuera de servicio. Esto incluye a 11 aeródromos de la fuerza aérea", anunció en televisión el portavoz del ministerio ruso de Defensa, general Igor Konashénkov.

El militar añadió las fuerzas rusas destruyeron "tres puestos de comando, una base naval ucraniana y 18 estaciones de radar para sistemas de defensa antimisiles S-300 y Buk-M1".

Además indicó que derribaron un helicóptero y cuatro drones Bayraktar TB-2 de fabricación turca.

Un misil captado por periodistas

Bryce Wilson, fotoperiodista y realizador de documentales de Melbourne, Australia, se ha desplazado hasta Ucrania para informar sobre el conflicto. En uno de sus videos diarios donde muestra cómo está la situación en el país, el periodista va caminando por una de las calles de Ucrania cuando se ve sobre su cabeza cómo sobrevuela un misil. 

 

En ese mismo momento Bryce se da cuenta y se queda impresionado: "¡Es un misil!", exclama, poco después de asegurar que iban a ponerse a cubierto porque la situación se estaba complicando en el país.

En otros videos compartidos en redes sociales, se observa cómo otros periodistas que cubren la guerra, son sorprendidos por una fuerte explosión. 

Actualización de la invasión

El ejército ruso aseguró que destruyó 74 instalaciones militares ucranianas, incluyendo 11 aeródromos, y que los separatistas del este de Ucrania están avanzando y tomando el control de territorios.

En Moscú, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, afirmó que la ofensiva durará el tiempo que sea necesario, en función de sus "resultados" y consideró que la mayoría de los rusos van a apoyarla.

Las primeras bajas

En Ucrania, las autoridades rompieron relaciones diplomáticas con Moscú, compararon la Rusia de Putin con la Alemania nazi y prometieron defenderse, al tiempo que solicitaban ayuda internacional para que se fuerce a Moscú a respetar la paz.

El gobierno anunció que más de 40 soldados y una decena de civiles ucranianos murieron. Además, 18 personas fallecieron en un bombardeo contra una base militar de una localidad cercana al puerto ucraniano de Odesa, informaron autoridades locales.

 

 

Los guardias fronterizos ucranianos también admitieron que las tropas rusas penetraron desde Bielorrusia, en una región situada 150 kilómetros al norte de Kiev, para efectuar un ataque con misiles Grad contra objetivos militares.

También hubo otras incursiones terrestres por el sur en la península de Crimea, anexionada por Moscú en 2014. Bielorrusia, aliada del Kremlin, aseguró no estar participando en la ofensiva.

 

 

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, anunció una ley marcial en todo el país, pero pidió a la población no entrar en pánico.

El mandatario también atizó el fantasma de la Segunda Guerra Mundial al comparar la invasión que sufre su país con la ofensiva nazi de 1941 contra Ucrania, entonces parte de la Unión Soviética.

"Las fuerzas ucranianas llevan a cabo encarnizados combates. El enemigo ha sufrido pérdidas importantes que serán aún más importantes", garantizó, prometiendo "infligir el máximo de bajas" al agresor.

El ejército ucraniano aseguró haber matado a 50 ocupantes rusos y abatido cinco aviones y un helicóptero en el este del país.

Todas estas informaciones sobre víctimas son por ahora imposibles de verificar con fuentes independientes.

Las autoridades ucranianas también cerraron el espacio aéreo a la aviación civil por motivos de seguridad, mientras que Rusia cerró el transporte marítimo en el mar de Azov, que comunica ambos países.

"Preparé las bolsas y huí"

Rusia aseguró que los civiles de Ucrania "no tienen nada que temer", pero en Kiev centenares de personas se precipitaron al metro para buscar refugio o la manera de salir de la ciudad.

"Me he despertado por el ruido de las bombas, preparé las bolsas y huí", indicó a AFP María Kashkoska, de 29 años, en un estado de conmoción en el metro.

En medio de la noche, el tráfico de la capital era el propio de las hora punta. Vehículos llenos de familias buscaban salir de la ciudad, hacia el oeste, lo más lejos posible de la frontera rusa, situada a 400 km.

En Chuguev, cerca de Járkov, una mujer y su hijo lloraban a un hombre, muerto en un ataque de misiles, una de las primeras víctimas del ataque.

"Le había dicho que nos fuéramos", repetía incansablemente el hijo, junto a los restos de un antiguo coche Lada y al cráter provocado por el proyectil caído entre dos inmuebles de cinco pisos.

En las carreteras del este de Ucrania, el ejército estaba omnipresente. Un portavoz de la Defensa civil indicó que se estaba evacuando a civiles pero que estas operaciones se vieron interrumpidas por los disparos y por la mala calidad de las comunicaciones.

En las calles de Moscú, también había habitantes que expresaban su inquietud y otros, el apoyo a Putin.

"No me alegro, estoy muy nervioso", dijo Nikita Grushin, empresario de 34 años, afirmando que no tenía la menor idea de quién "tiene razón" en esta crisis.

"No voy a criticar una orden del comandante supremo. Si piensa que esto es necesario, es que debe hacerse", manifestó por su parte Iván, ingeniero de 32 años.

"El día más triste"

Tras iniciarse la invasión, Biden condenó "el ataque no provocado e injustificado por parte de las fuerzas militares rusas" y aseguró que "el mundo hará responsable a Rusia".

"El presidente Putin ha elegido una guerra premeditada que traerá una pérdida catastrófica de vidas y sufrimiento humano", remarcó Biden, que se reunirá virtualmente con los líderes del G7 el jueves.

El jefe de la OTAN, Jens Stoltenberg, denunció el "ataque irresponsable y no provocado (...) que pone en riesgo incontables vidas civiles".

Y el responsable de la diplomacia europea, Josep Borrell, advirtió que "Rusia se enfrentará a un aislamiento sin precedentes" y prometió "el más robusto y más severo paquete de sanciones que jamás hayamos adoptado".

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, aseguró que era "el día más triste" de su mandato.

Muy cauta, China, aliada de Moscú, dijo que "comprende las preocupaciones razonables de Rusia en materia de seguridad".

Tormenta en los mercados

La situación en la frontera ucraniana empeoró la semana pasada, con un aumento de la violencia en el este del país, escenario de una guerra desde 2014 entre el ejército ucraniano y los separatistas prorrusos que ha dejado más de 14.000 muertos.

El lunes, tras reconocer la independencia de las "repúblicas" separatistas de Donetsk y Lugansk, Putin cuestionó la propia legitimidad de la existencia de Ucrania. Un día más tarde, el Parlamento ruso dio luz verde para el despliegue de fuerzas rusas en Ucrania.

La invasión ha golpeado a los mercados internacionales. El petróleo Brent superó los 100 dólares por barril por primera vez en siete años y las bolsas de todo el mundo cayeron en picado el jueves.

La Bolsa de Moscú, que interrumpió los intercambios durante unas horas, sufrió pérdidas de más del 30% y la moneda rusa, el rublo, registraba su mínimo histórico frente al dólar antes de la intervención del banco central de Rusia.

Comentar
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
cerrar