12/08/2020

  • Mundo

Grecia: Violador en serie cae 200 metros al intentar huir

  • Con información de El Mundo
27 de mayo de 2020, 07:05
El delincuente secuestraba a sus víctimas y las llevaba a una zona boscosa de difícil acceso. (Foto: Freepik)

El delincuente secuestraba a sus víctimas y las llevaba a una zona boscosa de difícil acceso. (Foto: Freepik)

La Policía de Grecia logró la detención de un peligroso violador en serie que se ocultaba en un bosque, tras una búsqueda y captura de dos semanas. En su intento de huir, Dimitris Aspiotis, de 47 años, se rompió la espalda tras caer por un acantilado, mientras era perseguido.

Apodado “la bestia de Kavos”, después de recibir una sentencia de 53 años por agredir sexualmente a seis mujeres británicas, Aspiotis había sido liberado tras un largo período en prisión, pero la policía le buscaba ahora por nuevos cargos en su contra.

El hombre fue trasladado al hospital de Corfú bajo custodia con la espalda rota, consecuencia de múltiples heridas provocadas por una caída de 200 metros. La brigada de bomberos y otros servicios de emergencia tardaron tres horas para rescatarlo del barranco remoto por el que había caído.

"Está gravemente herido", dijo el jefe de policía de Corfú, Manthos Yiannoulis, a la televisión local.

Aspiotis estaba siendo buscado después de que una mujer albanesa, de 34 años, denunciara que había sido violada repetidamente por él, a punta de cuchillo en la isla. 

 

"En el marco de la investigación que se inicia, cuando se recupere, analizaremos si una tercera persona, o no, estuvo involucrada", añadió Yiannoulis.

La policía usó drones, perros rastreadores y dispositivos de rastreo durante más de dos semanas para encontrarlo.

Cuando se descubrió su escondite, en el interior de un bosque, los equipos de búsqueda encontraron además un rifle de caza cargado, varios cuchillos, destornilladores, alicates, guantes de goma negra, teléfonos móviles y equipos de supervivencia.

"Aspiotis es un hombre del bosque. Conocía muy bien el área y logró sobrevivir en condiciones que habrían sido imposibles para la mayoría de personas", explicó Yiannoulis.

Los médicos que examinaron a la mujer albanesa corroboraron su versión. En mayo, la mujer fue secuestrada a punta de cuchillo y llevada a un refugio de animales en el bosque, donde la mantuvieron retenida y fue violada en repetidas ocasiones durante varios días, antes de lograr escapar.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar