*Causa ajena al COVID-19

  • Comunidad

Ayuda a Alicia a vivir y a superar este trago tan amargo

  • Por Erivan Campos
11 de abril de 2019, 11:04
Alicia tiene un sueño, sobrevivir estos graves padecimientos y, con su experiencia, ayudar a los niños de hospitales. (Foto:Cortesía familia).

Alicia tiene un sueño, sobrevivir estos graves padecimientos y, con su experiencia, ayudar a los niños de hospitales. (Foto:Cortesía familia).

Alicia Julieta Flores López llevó una infancia normal hasta los 9 años, cuando sufrió su primer derrame cerebral que le dejó paralizada la parte izquierda de su cuerpo. Fue diagnosticada con una Malformación Arteriovenosa Cerebral en la región talámica derecha. Desde entonces su lucha comenzó y no ha tenido fin.

Doña Julieta Flores, madre de “Alice” como con cariño le llama, le contó a Soy502 la historia: “Desde muy pequeña, Alice fue tratada en Estados Unidos con radiación, ya que en Guatemala no había tratamiento debido a la complejidad de su caso. Alicia se recuperó pronto gracias a su coraje, continuó con su vida normal llegando a cerrar pénsum de Licenciatura en diseño gráfico”, pero a sus 22 años la vida le cambió. 

Existen solo 5 niveles de malformaciones en el cerebro, Alice se ubica en el número 4 ahora. (Foto: Cortesía familia)
Existen solo 5 niveles de malformaciones en el cerebro, Alice se ubica en el número 4 ahora. (Foto: Cortesía familia)

En junio del 2015 sufrió un segundo derrame cerebral y el diagnóstico indicó que la malformación se había reactivado, además le descubrieron 2 aneurismas. De nuevo fue tratada en México porque no había aún tratamiento en Guatemala. Estuvo hospitalizada por 3 meses. Esta vez, fue afectada la parte izquierda de su cuerpo y perdió la habilidad para comer, deglutir y hablar, estuvo en coma por 5 días.

Existió una etapa en la que ni siquiera la Morfina lograba calmar su dolor. (Foto: Cortesía familia)
Existió una etapa en la que ni siquiera la Morfina lograba calmar su dolor. (Foto: Cortesía familia)

Desde entonces, todo pasó a segundo plano para Doña Julieta, incluso su propia salud, ella misma padece una enfermedad incurable, pero no se detiene a pensar en ella, solo en salvar a su hija, cueste lo que cueste económica, emocional y espiritualmente. La familia y amigos lo dieron todo: casas, terrenos, vehículos, en fin, todo.

Con dos aneurismas sin tratar, debido a las malformaciones y contra todo pronóstico médico, Alice vivió un milagro en su propio cuerpo, volvió a caminar, hablar y tragar, y lentamente recuperó su vida con terapia ocupacional y terapia cognitiva por 2 años.

Las únicas secuelas fueron Diplopía (visión doble) que minimiza con lentes especiales, además quedó con medicamentos de por vida y con una lucha constante contra la depresión química, pues su tálamo cerebral quedó dañado.

Su vida ha logrado pasar entre embolizaciones, radiaciones y ventriculostomías. (Foto: Cortesía familia)
Su vida ha logrado pasar entre embolizaciones, radiaciones y ventriculostomías. (Foto: Cortesía familia)

Pese a que en octubre del año pasado todo parecía ir mejor, a 2 días de operarle los aneurismas, sufrió otro sangrado (el cuarto de su vida) y nuevamente fue hospitalizada en México. Alicia soportó 2 sangrados más y le colocaron una válvula en su cerebro. Sobrevivió milagrosamente, pero quedaron secuelas en sus extremidades del lado izquierdo y dificultad para hablar.

Recientemente desarrolló hidrocefalia y la operaron de emergencia, colocándole otra válvula permanente en su cerebro. Ahora es urgente que sea tratada, de nuevo, con radiación y es apremiante operarle los aneurismas. 

Algunos médicos quieren operarla, otros se niegan rotundamente por lo complicado de su caso. (Foto: Cortesía familia)
Algunos médicos quieren operarla, otros se niegan rotundamente por lo complicado de su caso. (Foto: Cortesía familia)

La familia no puede más, lo han dado todo. Alice requiere dos procedimientos: Radiocirugía y Embolización cerebral. Para ello, necesitan Q350mil para pagar tratamientos, hospitalización, medicamentos y la deudas que no han podido pagar aún en el hospital y en México.

La familia no pierde la fe: “Dios tiene el control y sus manifestaciones de amor han ido solo creciendo”. Algunos médicos no quieren operarla debido a los riesgos inmensos, pero la familia no duda que esas cirugías sí se harán y Alice podrá recuperarse.

Dónde ayudar:

Cuenta de Ahorros de Banrural

4412172035

Alicia Julieta Flores López

Sueños por cumplir

Alicia quiere hacer un libro ilustrado para niños que les enseñe dos cosas: cómo aceptar vivir con enfermedades incurables y cómo sobrevivir a etapas de hospitalización y terapias. Su arte y su pureza son tan grandes que quiere dejarle un legado a esos miles de niños del mundo que necesitan fuerza para sobrevivir a médicos, hospitales, cirugías, medicinas y dolor. 

Alicia sueña con crear una editorial solo para niños. (Foto: Cortesía familia)
Alicia sueña con crear una editorial solo para niños. (Foto: Cortesía familia)

Los niños que duermen en camas de hospital necesitan ese libro, su familia necesita de Alice y todos necesitamos aprender de ella y unirnos a su causa.

Juntos le podemos ayudar. (Foto: Cortesía familia)
Juntos le podemos ayudar. (Foto: Cortesía familia)

Comentar
cerrar