17/05/2022

"Suisse Secrets", la investigación que revela los secretos de un gran banco suizo

  • Con información de Infobae
20 de febrero de 2022, 10:53
La investigación promete revelar secretos de políticos, criminales y espías del mundo. (Foto: Suisse Secrets)

La investigación promete revelar secretos de políticos, criminales y espías del mundo. (Foto: Suisse Secrets)

Se anuncia la revelación de una nueva investigación internacional al estilo de "Pandora Papers" que promete información de políticos, criminales y espías del mundo.

OTRAS NOTICIAS:  Papeles Pandora revela secretos financieros de varios funcionarios de gobierno

"Suisse Secrets" es una investigación internacional que desvelará los secretos de un gran banco suizo, Credit Suisse. Los registros bancarios filtrados muestran cómo Credit Suisse ayudó a dictadores, políticos corruptos, espías y delincuentes a ocultar sus fortunas ilícitas.

En el proyecto han participado 163 periodistas de 48 medios de 39 países de todo el mundo, quienes han indagado durante meses la filtración masiva de datos de cuentas bancarias con la que se mostrarán los secretos de políticos, criminales y espías del mundo.

Esta tarde se conocerá una nueva investigación periodística basada en los datos de 18,000 cuentas bancarias de una de las principales entidades financieras suizas con fondos por un valor de más de US $100,000 millones.

La investigación colaborativa fue coordinada por el periódico alemán Süddeutsche Zeitung y el consorcio global Organized Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP), la misma entidad que presentó la investigación de los "Papeles Pandora" en octubre del año pasado.

Primeras revelaciones

Los clientes de Credit Suisse incluían a la familia de un jefe de inteligencia egipcio que supervisó la tortura de sospechosos de terrorismo para la inteligencia de Estados Unidos (CIA); un italiano acusado de lavar fondos criminales para el infame grupo criminal 'Ndrangheta; un ejecutivo alemán que sobornó a funcionarios nigerianos por contratos de telecomunicaciones; y el rey Abdullah II de Jordania, que tenía una sola cuenta por valor de 230 millones de francos suizos (223 millones de dólares) en su punto máximo, incluso cuando su país recaudó miles de millones en ayuda exterior.

Las élites venezolanas acusadas de saquear la empresa petrolera estatal canalizaron cientos de millones de dólares a cuentas de Credit Suisse. El dinero fluyó durante un período en el que el saqueo generalizado de las arcas del gobierno precipitó un colapso económico que llevó a seis millones de personas a huir del país y llevó a otras al borde de la inanición. El banco mantuvo abiertas las cuentas de sus clientes venezolanos incluso cuando los medios globales expusieron casos de corrupción contra muchos de ellos.

Los expertos en cumplimiento que revisaron los hallazgos de OCCRP dijeron que a muchas de estas personas no se les debería haber permitido realizar operaciones bancarias en Credit Suisse.

“La gente no debería tener acceso al sistema si lo que llevan es dinero corrupto”, dijo Graham Barrow, experto independiente en delitos financieros. “El banco tiene el claro deber de asegurarse de que los fondos que maneja tengan una procedencia clara y legítima”. Credit Suisse no es el único culpable. Muchos bancos importantes y firmas de servicios financieros se han enfrentado a escándalos similares a lo largo de los años. Muchos se han comprometido entonces a la reforma. Y, sin embargo, como revelan proyectos como este, han seguido permitiendo que clientes dudosos que se han enriquecido en países con sistemas legales deficientes y supervisión poco estricta protejan su riqueza en algunos de los lugares más seguros del mundo.

“La ironía es que Suiza se ha convertido en el lugar para el dinero sucio porque es puro, está bien administrado y es confiable”, dice James Henry, asesor principal de la organización benéfica Tax Justice Network del Reino Unido que ha estudiado la evasión fiscal en Credit Suisse. “El modelo comercial de sacar dinero de los países pobres es el problema”.

Cuando se le pidió que comentara sobre los hallazgos del proyecto Suisse Secrets, Credit Suisse dijo que la gestión de riesgos estaba "en el centro mismo de nuestro negocio". Si bien se negó a hablar sobre clientes individuales, el banco dijo que eran "predominantemente históricos" y que una "abrumadora mayoría" de las cuentas problemáticas identificadas por los periodistas "están cerradas hoy o estaban en proceso de cierre antes de recibir las consultas de la prensa". ”

“Como institución financiera líder a nivel mundial, Credit Suisse es profundamente consciente de su responsabilidad con los clientes y con el sistema financiero en su conjunto para garantizar que se mantengan los más altos estándares de conducta”, agregó.

Comentar
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
cerrar