21/01/2021

  • Economía

Cómo afectará la caída del petróleo y los mercados a Guatemala

  • Por Dina Fernández
11 de marzo de 2020, 04:03
Los expertos en mercados financieros esperan alta volatilidad a corto y mediano plazo. (Foto: AFP).

Los expertos en mercados financieros esperan alta volatilidad a corto y mediano plazo. (Foto: AFP).

El precio del petróleo tuvo una caída brutal estos días, comparable solamente a la que tuvo hace 30 años en la Guerra del Golfo Pérsico, lo cual provocó un “lunes negro” en los mercados bursátiles, que también registraron una jornada histórica al caer a su punto más bajo desde la "Gran Recesión" de 2008.

La pregunta obvia es cómo afectará a la economía guatemalteca la turbulencia de los mercados internacionales. De momento, la baja del precio del barril de crudo (que cerró este martes 10 de marzo en 34.36 dólares) debería reflejarse en un descenso de los precios de los combustibles, lo cual a su vez redundará en ahorros para el país y para las familias guatemaltecas. Sin embargo, ¿qué otros efectos son previsibles?

Soy502 contactó a varios economistas para evaluar las consecuencias previsibles en la economía nacional.

Mario García Lara: “No entremos en pánico”

Según este economista, que fue vicepresidente del Banco de Guatemala y de la Junta Monetaria, los mercados internacionales están señalando que la epidemia global de coronavirus o COVID-19 es más grave de lo esperado. Eso tendrá efectos positivos y negativos para el país. 

Además de disminuir el costo de la gasolina, el nerviosismo de los mercados relajará las políticas monetarias, por lo que es previsible que se abaraten los préstamos internacionales, lo cual le facilitará al gobierno de Guatemala cubrir su déficit con deuda, como lo ha venido haciendo hasta ahora. 

A criterio del profesional, la mala noticia es que habrá una reducción de la producción y el comercio mundiales que, dependiendo de su gravedad, podría resultar en una desaceleración de la economía o incluso una recesión con alcance global. En Guatemala, añadió, sí hay sectores que podrían verse golpeados, como el agro o la producción energética. Asimismo, recordó que 14.4% de nuestras importaciones provienen de China y que los importadores de materias primas, suministros, aparatos electrónicos o bienes de consumo chinos, podrían enfrentar dificultades.

"No hay que entrar en pánico", indicó García Lara, enfatizando que la situación se puede agravar si en Guatemala se da un brote de coronavirus que interrumpa la actividad económica como ha sucedido en China o Italia. 

Miguel Gutiérrez: “El principio del fin” 

El ex jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria, SAT,  Miguel Gutiérrez, tiene una visión más severa. Según el experto, la precipitada caída del precio del petróleo estaría señalando un cambio fundamental y estructural en los mercados globales. Este cambio se habría visto catalizado por la epidemia del coronavirus, al reducirse la demanda de petróleo sobre todo en China, pero estaría motivado, en el fondo, por una disputa entre los grandes productores, notablemente Rusia y Arabia Saudita.

La guerra de precios en el mercado del petróleo, argumenta Gutiérrez, obligó a otros países exportadores de petróleo como México, Brasil o Colombia a depreciar sus respectivas monedas para defender su producción nacional, haciéndola más barata y competitiva en el mercado internacional.

Gutiérrez afirma que esta medida no solo afecta el precio del crudo, sino que golpeará el precio de otros productos que Guatemala también exporta, como el azúcar, el café o el hule,  que ya se encontraban en bajos históricos. “El azúcar tuvo una apertura por debajo de 12 dólares el quintal y esta tendencia seguirá acentuándose”, indicó.

La preocupación para Gutiérrez es que las instituciones gubernamentales que deberían actuar ante este tipo de situaciones, como el Banguat, el Ministerio de Finanzas, el de Agricultura o el de Desarrollo no parecen dispuestas a reaccionar. “Los agricultores  y campesinos se las espantarán solos”, señaló, al explicar que ello agravará la crisis en el agro, que ha venido perdiendo capacidades, y significará un deterioro en los indicadores sociales.

Tres escenarios para una pandemia

Según García Lara, existen modelos económicos para evaluar los posibles efectos de una pandemia de gripe, como el creado por Warwick McKibbin y Alexandra Sidorenko en la Universidad de Australia en 2006, los cuales preven tres posible escenarios.

Severo:

En caso hubiera una pandemia similar al devastador brote de gripe española de 1918, cuando el Producto Interno Bruto mundial se redujo en casi un 5%. Si eso sucediera con el COVID-19, con una alta tasa de contagio y expansión de la enfermedad a lo largo de 2020, causaría una caída de la producción similar a la "Gran recesión" que estalló en 2008.

Moderado:

Con un 30% de personas infectadas perdiendo en promedio diez días de trabajo cada una y una tasa de mortalidad del 0.3%, el costo sería del 0.8% del PIB mundial para 2020, lo cual llevaría la tasa de crecimiento del PIB de un 2.5% previsto originalmente a un rango entre 1.8% y 2.2%. Hasta ahora, este es el escenario más probable.

Recuperación rápida:

Si la transmisión del virus se contiene con prontitud, el impacto económico quedaría restringido al primer semestre de 2020 y el crecimiento del PIB anual se vería reducido en menos de dos puntos básicos. Es el escenario menos probable.

Comentar
cerrar