25/02/2021

  • Economía

Guatemala, entre las economías menos afectadas

  • Con información de El Economista
20 de abril de 2020, 04:04
Guatemala y Panamá con menor caída del PIB en Centroamérica por pandemia, proyecta FMI. (Foto: San Diego Union Tribune)

Guatemala y Panamá con menor caída del PIB en Centroamérica por pandemia, proyecta FMI. (Foto: San Diego Union Tribune)

De acuerdo con las estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), el continente americano tendrá una caída en el Producto Interno Bruto del -5.20% en este año, como producto de los problemas de la pandemia del Covid-19. Y para el próximo año, la recuperación económica será del 3.40%.

En el caso de Guatemala, la caída en el PIB será de casi un -2 por ciento (-1.96%), mientras que se prevé que para el próximo año el crecimiento sea de un 5.46%.

Aunque la situación pinte mal y se espere una caída para este año, el FMI considera que Guatemala tendrá la mejor recuperación económica del continente.

Las estimación están tomando en cuenta de que los efectos de la pandemia se disipen en el segundo semestre de 2020, y que las medidas de política adoptadas en todo el mundo sirvan para evitar quiebras generalizadas de empresas.

Decrecimiento en 2020

El FMI prevé que este año todos los países del continente tendrán un decrecimiento del PIB. En general, para la región se prevé que sea de un -5.20%, mientras que a nivel mundial será de -3.40%.

Guatemala no se salva de este panorama. Sin embargo, será de los países que menos caída tenga, solo superado por República Dominicana y Paraguay.

Los países más golpeados por la pandemia serán los que más problemas tengan este año, como Estados Unidos, Ecuador y México, unido con otros países que acarreaban problemas económicos, como Venzuela, Nicaragua y Argentina.

Recuperación económica para 2021

Las mejores noticias para Guatemala serán para el próximo año, ya que se espera que sea el país con mejor reactivación económica del continente, con un crecimiento del PIB de un 5.46%.

A nivel general, para Latinoamérica se espera que la recuperación sea de 3.40% el próximo año, mientras que a nivel mundial será de 5.79%, según la estimación del FMI.

Situación centroamericana

De acuerdo con el FMI las economías de los países centroamericanos, incluida la de Guatemala, se mantienen gracias a la exportación de servicios y bienes industriales.

Sin embargo, en el caso del triángulo norte, Guatemala, El Salvador y Honduras los principales ingresos llegan por las remesas de sus connacionales que viven en Estados Unidos, un país que también está siendo golpeado por el Covid-19.

El Salvador tendrá en 2020 una caída del -5.4 %; Costa Rica del -3.3 %; Honduras del -2.4 %; y Guatemala y Panamá del -2 %.

Entre las previsiones para 2021, el PIB en Guatemala tendría un rebote del 5.5 %, mientras que El Salvador alcanzaría un 4.5 %; Honduras con un 4.1. Panamá llegaría a un 4 %, por su parte Costa Rica reflejaría un 3 %.

Los análisis del FMI no dan un crecimiento a Nicaragua que tendría según las estimaciones un 0 %. 

Sin crecimiento

El FMI advirtió de otra posible "década perdida" en Latinoamérica de 2015 a 2025, debido al impacto económico de la pandemia de la Covid-19, que se suma al de otros shocks negativos en los últimos años.

Alejandro Werner, director para las Américas del FMI, dijo que la región, que incluye el Caribe, enfrenta su peor recesión desde que los países comenzaron a generar datos en los años 1950. Y estimó que el repunte esperado tras superar la crisis sanitaria no será suficiente para compensar esta contracción "sumamente grave".

"En promedio, nuestra expectativa es que es muy probable que en la década de 2015 a 2025 no haya crecimiento"

La “década perdida” de Latinoamérica se refiere tradicionalmente a los años 1980, cuando los países se vieron obligados a apretarse el cinturón para cumplir con los pagos de la deuda, y el FMI generalmente exigía severos ajustes a cambio de los rescates. 

Sin afectar al usuario

"Los países deberán asegurarse de que las políticas adoptadas en respuesta a la crisis no se perciban como permanentes y se arraiguen y generen distorsiones, especialmente en lo que respecta a la asistencia dirigida a ciertos sectores", sostuvo.

Werner también sugirió un aumento en los impuestos a los productos derivados del petróleo para generar fondos, siempre y cuanto no aumenten los precios internos a los usuarios finales.

Según dijo, de los cerca de 100 países que pidieron financiamiento de emergencia al FMI para responder a los retos de salud pública y economía que supone la pandemia, 16 son de Latinoamérica y el Caribe.

* Fuentes: El Economista, Fundesa.org.gt, AFP y Fondo Monetario Internacional

Comentar
cerrar