28/09/2020

  • Ciencia

Estudio afirma que Rafael murió de una enfermedad similar a Covid

  • Por AFP
18 de julio de 2020, 13:07
Según una investigación, el famoso pintor italiano del Renacimiento, pudo haber muerto por una enfermedad tipo coronavirus. (Foto: 15minutos.com)

Según una investigación, el famoso pintor italiano del Renacimiento, pudo haber muerto por una enfermedad tipo coronavirus. (Foto: 15minutos.com)

Un Rafael febril, que sufría una "enfermedad de tipo coronavirus", murió después de no haber dicho a sus médicos que visitaba secretamente a sus conquistas en noches heladas, lo que les llevó a prescribir erróneamente sangrías -extracciones de sangre-, afirma un nuevo estudio dedicado al maestro del Renacimiento.

Un mito popular es que el pintor, cuyo 500 aniversario de muerte se conmemora este año, sucumbió a la sífilis en 1520, a los 37 años, tras haber cortejado a una dama. Sin embargo, los expertos coinciden en decir que murió de una infección.

La fiebre que destruyó al prolífico pintor y arquitecto fue atendida por "los mejores médicos de Roma, enviados por el Papa", que temían perder a este artista invaluable, dijo a la AFP, el historiador de la medicina, Michele Augusto Riva.

LEE TAMBIÉN:

Según el pintor italiano, Giorgio Vasari (1511-1574), y su obra maestra "Las vidas de los mejores pintores, escultores y arquitectos", Rafael omitió hablar a los médicos de su tiempo acerca de sus "frecuentes salidas nocturnas en el frío", para visitar a sus amantes. 

"Hacía mucho más frío en marzo en esa época, y es muy probable que haya contraído una neumonía", declaró Riva.

Los médicos diagnosticaron una fiebre causada por un "exceso de humores", o de sangre, y entonces realizaron sangrías -extracciones a través de incisiones o con sanguijuelas- que debilitaron mortalmente al artista prodigio, que formó parte del trío de maestros de Renacimiento, junto con Miguel Angel y Leonardo da Vinci.

TAMBIÉN:

Rafael tuvo a su muerte un grandioso funeral en el Vaticano. Sus restos descansan en el Panteón de Roma, donde una rosa roja adorna su tumba a lo largo de este año, marcando el quinto centenario de su fallecimiento.

Peligros de la sangría

"En esa época, los médicos eran conscientes de los peligros de la sangría en el tratamiento de enfermedades infecciosas, pero actuaban sobre la base de información falsa", explicó Riva, quien realizó el estudio con tres colegas investigadores de la Universidad de Milan Bicocca.

"Un error médico, y su propio error al no contar fielmente su historia, contribuyeron a la muerte de Rafael", afirmó.

Los investigadores prepararon el breve estudio, que fue publicado en la revista Internal and Emergency Medicine.

ADEMAS:

"Según lo que sabemos, Rafael murió de una enfermedad pulmonar muy similar al coronavirus que conocemos hoy", afirmó.

Relatos contemporáneos sobre su muerte revelan que la enfermedad del pintor "duró 15 días, estando Rafael lo suficientemente tranquilo para poner en orden sus asuntos, confesar sus pecados y recibir los últimos sacramentos", según el estudio.

La investigación indica que se trataba de una enfermedad aguda, caracterizada por una fiebre elevada y continua.

"Una infección de transmisión sexual reciente -como la gonorrea y la sífilis- no podía explicar el período de incubación", señaló.

Mientras que "una manifestación aguda de hepatitis viral no podía ser considerada sin ictericia y otros signos de insuficiencia hepática", precisa el estudio. Además de que "ningún brote de tifus o peste ha sido reportado en la ciudad de Roma en esa época".

A pesar de su muerte prematura, Rafael produjo una gran cantidad de obras importantes, de las cuales una gran parte se encuentra en El Vaticano, cuyos museos incluyen varias salas llenas de sus frescos.

Completadas por los alumnos de Rafael después de su muerte, estas salas siguen siendo algunas de las más populares de los museos vaticanos.

TE PUEDE INTERESAR:

Actriz

Petén

Comentar
cerrar