• Comunidad

Inolvidable: los objetos perdidos en los taxis

  • Por Verónica Gamboa
Estos son los objetos más extraños que los pasajeros han olvidado dentro de unidades de transporte privado. (Foto: Alejandro Balán/ Soy502)

Estos son los objetos más extraños que los pasajeros han olvidado dentro de unidades de transporte privado. (Foto: Alejandro Balán/ Soy502)

¿Te consideras despistado? ¿Eres olvidadizo? ¿Alguna vez dejaste algo importante dentro de un taxi? Si tus respuestas fueron "sí", "sí" y "sí", no te sientas solo, es algo muy frecuente en Guatemala

En una ocasión, una madre olvidó a su bebé en una silla especial para vehículo y solo bajó las bolsas de supermercado que había adquirido momentos antes.

A los pocos minutos, la mujer y el piloto se dieron cuenta de lo ocurrido, por lo que de inmediato el conductor regresó para entregar al pequeño, según relata un taxista de la empresa Amarillo Express.

  • LEE AQUÍ:

Tarjetas autorizadas

Si la historia anterior te sorprendió, espera a enterarte de esta otra: dentro del taxi olvidaron una caja llena de tarjetas de crédito ya autorizadas, listas para utilizar. 

El encargado de las mismas relató que estas tenían aproximadamente 1 millón de quetzales disponibles y que al devolvérselas le habían salvado la vida. 

via GIPHY

 Cocaína 

Los extraños objetos olvidados también incluyen drogas. En otra unidad de Amarillo Express encontraron un "colmillo" de cocaína, el cual tiraron a la basura. 

Sin embargo, el propietario de la droga se comunicó a la empresa para reclamarlo y se disgustó al enterarse de cuál fue el final de su propiedad. 

Otros objetos 

En otra oportunidad, una mujer dejó un zapato dentro del taxi. Extrañamente no se percató al bajarse solo con uno puesto. 

Y esta historia: un pasajero olvidó una bocina de discoteca de gran tamaño y posteriormente la fue a recoger en una motocicleta.

También han dejado carruajes, computadoras, un televisor, magdalenas, leche en polvo, pavos navideños, tacos congelados y vestimenta para dama

via GIPHY

La lista sigue: un microondas, un tostador y toallas nuevas empacadas. También una silla de escritorio y hasta una cámara fotográfica. 

La empresa cuenta con una bodega en la que almacena los objetos olvidados, incluso los clientes han reclamado artículos cuando han transcurrido varios años. 

Costal de tortillas

Estas historias se repiten en los taxis rotativos blancos, tal como relata Josué López, conductor de uno de estos vehículos. Él recuerda que en una ocasión un pasajero olvidó un costal con tortillas tiesas. No pudo devolverlas, pues el servicio había sido prestado desde la calle hacia una estación de autobuses a occidente y desconocía la identidad del propietario.

El costal con las tortillas lo regaló a un criadero de cerdos, asegura López.

via GIPHY

Dentro de su vehículo han sido dejados desde sobres de consomé hasta ropa íntima de dama. El piloto indica que, si conoce a los propietarios de los objetos, busca la forma de devolverlos, en especial los teléfonos celulares. 

Según el piloto, lo que no puede devolver lo regala, en especial si se trata de comida empacada y ropa que puede ser utilizada por otra persona, pues no puede tener muchos objetos dentro del baúl del taxi. 

Teléfono nuevo

En el servicio de Uber, también. Un conductor relata que en una ocasión un hombre pidió un servicio para ir a comprar un teléfono celular, después de realizar la compra lo olvidó en el asiento del copiloto. 

El costo en ese servicio de devolución es de 40 quetzales y debe ser reportado a través de la aplicación. 

En el vehículo de este piloto han olvidado suéteres, computadoras y hasta una arete de fantasía que la dueña no quiso recuperar para no hacer el pago. 

Niño dentro de baúl 

Una pasajera que llevaba un bebé en brazos bajó de un taxi, le pidió al conductor que abriera el baúl para sacar las bolsas de las compras y colocó al bebé en ese lugar mientras ingresaba los artículos a su vivienda. 

El piloto le preguntó si faltaba algo, ella respondió que no y cerró la cajuela, recibió el pago por el servicio y continuó su marcha. 

Al llegar a la garita de seguridad de la colonia a la que había prestado del servicio, los guardias le pidieron al taxista que abriera el baúl para la revisión correspondiente y fue así como se percataron de que el menor había sido olvidado.

De inmediato alertaron a la progenitora y el bebé fue devuelto sano y salvo.

Los olvidos son muy frecuentes en todos los servicios de transporte privados y públicos, en muchos de los casos los artículos se pueden recuperar, en otros no se tiene la misma suerte.  

  • TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR: 

Detienen a la esposa del narcotraficante más poderoso de México

19 de enero de 2018, 05:01

Comentar
cerrar