02/08/2021

Madre enfrenta juicio por abandonar un mes a su bebé en un cuarto en España

  • Con información de La Vanguardia
16 de noviembre de 2020, 12:28
La pequeña Camelia falleció abandonada por su madre que la dejó más de un mes encerrada en una habitación. (Foto: Freepik)

La pequeña Camelia falleció abandonada por su madre que la dejó más de un mes encerrada en una habitación. (Foto: Freepik)

Una joven marroquí enfrenta un juicio en España luego de ser acusada de abandonar por un mes a su bebé de 17 meses, en un cuarto oscuro con un biberón y unas galletas.

⭐️ Síguenos en Google News dando clic a la estrella

Según el fiscal del caso, la mujer identificada como Sara, de 22 años, quedó embarazada en su país, Marruecos, y se trasladó a España a finales de marzo de 2017 para ocultar por motivos culturales y sociales esta situación al padre, mientras que la madre y los hermanos mayores, “en posición económica desahogada”, financiaron su estancia en España, inicialmente en la localidad malagueña de Vélez-Málaga.

La mujer dio a luz a la bebé el 4 de mayo de 2017, vivía en la casa de su hermana y su cuñado, quienes viajaban constantemente entre Marruecos y España. Sin embargo, a mediados de 2018 dejó la cada de su hermana. Ella recibía apoyo de una guardería para que cuidaran a la bebé mientras ella iba a estudiar, pero pocas veces asistía a clases.

Una amiga también la ayudaba a cuidar a la bebé.

Luego, ella se fue a vivir a Málaga donde rentó una casa y aún tenía la posibilidad de contar con el servicio de guardería, pero al no realizar las gestiones en la dependencia correspondiente, perdió el privilegio.

En esa comunidad, comenzó a trabajar como mesera en una discoteca por las noches y dejaba a la niña sola mientras ella iba a laborar. Volvía al día siguiente después de las dos de la tarde para darle la única comida del día y retomar su trabajo por las noches.

Después, perdió el trabajo, pero continuaba saliendo de noche, mientras la bebé se quedaba sola sin la atención necesaria para una niña de 17 meses. Ella decía a su novio y a sus amigos que una mujer cuidada de la bebé mientras ella salía de fiesta.

Según la fiscalía, la mujer abandonó a la pequeña cerca de octubre de 2018 cuando salió para siempre del apartamento, dejando a la niña solo con un biberón y unas galletas. Cerró con llave la puerta del dormitorio, cerró la persiana y la dejó a su suerte.

El fiscal sostiene que la procesada no comunicó ni a sus amigos ni a su pareja sentimental ni a su familia de origen ni a institución alguna el paradero real del bebé ni su situación, “aceptando con ello que se iba a producir su fallecimiento en breve tiempo”, al “no proporcionar a su hija asistencia alguna” y “evitar, guardando silencio sobre las circunstancias en que se hallaba sola, que otra personas pudiera intervenir”.

En noviembre, los hermanos de la mujer viajaron a Málaga porque no podían contactar con ella y cuando se encontraron les aseguró que la bebé estaba con una mujer en Nerja, Málaga y que hacía cuatro días que no la veía. Pero, al insistir los familiares “les dijo que la había dejado sola en casa hacía un mes, tras lo que se dio a la fuga”, señala el escrito de conclusiones provisionales. 

 

Los hermanos comunicaron lo ocurrido a la Policía Local que fue al apartamento donde encontraron a la pequeña muerta. Según los datos de autopsia y los análisis realizados, el fallecimiento se produjo en un periodo de entre 26 y 30 días antes de haberla encontrado y la causa principal fue el abandono, que incluye cuadros de malnutrición, deshidratación, inanición y falta de cuidados médicos e higiénicos.

La joven presenta personalidad inmadura, destacado egocentrismo y dificultad para renunciar a sus satisfacciones, pero no presenta patología psiquiátricas.

La Fiscalía solicita un año de prisión por el delito de abandono y 20 años por el de asesinato. La familia de la niña, es decir los padres y hermanos de la acusada, han renunciado a reclamar por estos hechos.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar