• Guate

Maya Pedal crea máquinas que funcionan con "calor humano"

  • Por Ximena Villagrán

La historia de Maya Pedal, la organización que se dedica a crear máquinas que funcionan pedaleando, inició hace más 16 años cuando un grupo de canadienses les mostró que podían hacer funcionar sistemas mecánicos con la cadena de una bicicleta.

Desde su sede, en San Andrés Itzapa, Chimaltenango, han cambiado la vida de miles de personas que sin electricidad pueden tener una bomba para agua, un molino para maíz, una lavadora de ropa o una licuadora. 

Hace algunos meses instalaron una planta con dos técnicos capacitados en crear las bicicletas en Girona, España y aunque se trata de una alianza, fueron ellos los de la idea de ampliar el negocio. 

Desde hace más de 8 años el mercado europeo se ha interesado en comprar máquinas ecológicas y los pedidos desde ese continente eran comunes, según explica Mario Juárez, director general de Maya Pedal. 

Los precios y tipos

En sus inicios, la organización tuvo que regalar las bicimáquinas y dar un incentivo de 200 quetzales para que las personas las utilizaran. 

Construir una "bicilicuadora" puede tardar hasta 4 días, según explica uno de los dos técnicos que las construyen. Pero según, Juárez cambian la vida de la gente porque les permite acelerar su trabajo o tener acceso a agua potable. 

Hay dos tipos de bicimáquina: una que se crea a partir de implementos nuevos y otras a partir de bicicletas recicladas que cuestan la mitad que una nueva.

El promedio de precios entres las máquinas nuevas es de 2 mil 500 a 1 mil 600 quetzales.

Juárez calcula que durante los años de trabajo han repartido más de 50 mil máquinas, aunque no tiene la cifra exacta. Muchas organizaciones suelen pedir grandes envíos para entregar en las comunidades del interior del país. 

Si desea hacer un pedido o conocer más del proyecto puede llamar al 7849-5519 o ingresar a su página web.  

 

06 de septiembre de 2014, 07:09

Comentar
cerrar