29/09/2020

  • Mundo

Hombre muere por Covid-19 y aparece en un camión de mudanzas

  • Con información de Infobae
25 de julio de 2020, 10:07
 Su esposa logró acompañarlo un momento un día antes de su muerte. Nathaniel tenía 72 años. (Foto: The New York Times).

 Su esposa logró acompañarlo un momento un día antes de su muerte. Nathaniel tenía 72 años. (Foto: The New York Times).

A finales de abril, la ciudad de Nueva York, en Estados Unidos, fue uno de los epicentros más fuertes de Covid-19. Los hospitales estaban saturados, la crisis de desempleo y la curva de contagios aumentaba e, incluso, muchas personas no podían enterrar a sus familiares.

En medio de ese caos, Howard Zucker, comisionado de Salud del estado, decidió investigar a la funeraria Andrew T. Cleckley por haber abandonado 60 cuerpos en un camión de mudanzas, y uno de ellos, era el de Nathaniel Hallman, quien murió el 17 de abril.

Vivieron 40 años en un apartamento en el Bronx. Él reparaba electrodomésticos y ella era secretaria. (Foto: Infobae).
Vivieron 40 años en un apartamento en el Bronx. Él reparaba electrodomésticos y ella era secretaria. (Foto: Infobae).

Ese día murieron 2,614 personas por coronavirus en Estados Unidos, una cifra récord en aquel momento. Esa noche, el Hospital Bernabé Apóstol llamó a Mitzi Hallman, para notificarle el fallecimiento de Nathaniel, su esposo. 

Pero, ella nunca imaginó que 13 días después, el cuerpo de Nathaniel aparecería “en la parte trasera de un camión U-Haul sin refrigerar, estacionado en una calle de Brooklyn muy concurrida”, explicó The Wall Street Journal.

Hope Dukes, la ahijada de Hallman, temía que fuera enterrado en una fosa común en Hart Island, como hacían con la mayoría no cuerpos no reclamados. Por eso, llamó a más de 20 funerarias, pero todas estaban llenas o no aceptaban cuerpos fallecidos de Covid-19.

Así que, desesperada llamó a un amigo, el reverendo Marshall Morton, quien por su parte, llamó a James H. Robinson, un conocido que trabajaba en el negocio fúnebre. Y él accedió a ayudarlos.

POR SI NO LO VISTE:

Luego de varios trámites, el 23 de abril por la noche, llegó un conductor a recoger el cuerpo de Nathaniel. Pero al parecer lo llevaron a otra localidad a 110 de kilómetros, lejos de Brooklyn. Finalmente después de llamar a Robinson, regresaron a Servicios Fúnebres Andrew T. Cleckley, donde Robinson se encargaba de realizar las honras fúnebres.

Cuando el grupo que acompañaba el cuerpo de Hallman llegó, dos empleados les dijeron que no podían recibirlo. Explicaron que eran órdenes de Robinson, pero lo recibieron y lo pusieron en un camión refrigerado.

Sin embargo, al día siguiente Robinson le escribió al reverendo que no podía recibir más cuerpos. El reverendo le recriminó y le suplicó que había prometido ayudarlo. Robinson aceptó y le dijo que enviara el dinero para la cremación.

Nathaniel Hallman pudo ser incinerado 39 días después de su muerte (Foto: Infobae)
Nathaniel Hallman pudo ser incinerado 39 días después de su muerte (Foto: Infobae)

Morton le envío a Rita Baskerville, esposa de Robinson, 500 dólares por la cremación de Nathaniel. Luego intentó obtener un contrato de servicios fúnebres, pero no hubo respuesta. El 29 de abril, cuando supuestamente era la incineración, la ahijada llamó al crematorio pero un contestador automático respondió que las instalaciones estaban cerradas por mantenimiento.

Ese mismo día, la Policía recibió un mensaje anónimo sobre dos camiones de mudanzas llenos de cuerpos en descomposición, en Brooklyn.

Dukes al ver la noticia se alarmó pues era en la misma casa fúnebre donde incinerarían a su padrino. Pero cuando habló con Robinson, él decía desconocer quién era el fallecido Nathaniel Hallman.

Así que, después de dos semanas de estar llamando a todo tipo de autoridades, logró contactarse con la Oficina del Forense, donde estaban 61 cuerpos recuperados.

NO DEJES DE LEERLO:

Finalmente, el 5 de mayo el forense llamó a Hope Dukes para notificarle que tenían el cuerpo de su padrino. No lo había podido identificar porque habían invertido el nombre y el apellido.

Tras el escándalo, el Departamento de Salud revocó la licencia de la funeraria. De acuerdo con el abogado defensor, Robert Osuna, “la ciudad entera estaba desbordada, inundada de restos. Destacan a mi cliente de manera injusta”. 

Hallman fue incinerado 39 días después de su muerte (el 26 de mayo).

Comentar
cerrar