• Comunidad

Reaparece exlíder de la guerrilla en ocupación de fincas

  • Por Evelyn De León
08 de abril de 2019, 04:04
Los hombres vestidos de playeras rojas son integrantes del cuerpo de seguridad de César Montes. (Foto: Twitter: CentraNews) 

Los hombres vestidos de playeras rojas son integrantes del cuerpo de seguridad de César Montes. (Foto: Twitter: CentraNews) 

Un grupo de hombres vestidos con playeras y gorras rojas ordenados como un batallón llegaron el miércoles 27 de marzo al edificio de la gobernación departamental de Alta Verapaz. Desfilaron por los pasillos y fueron captados en fotografías y videos que se compartieron en redes sociales. 

En Twitter la cuenta @CentraNewsGT escribió que los hombres acompañaron a César Montes -un excomandante guerrillero-, quien participó en una mesa de diálogo que se instaló por la ocupación de dos fincas en la aldea Cubilguitz en Cobán. 

La cuenta afirma que asistentes a la reunión denunciaron "que Montes hace gala de amenazas y advertencias".  

Las publicaciones generaron en Twitter diversos comentarios, casi todos contrarios a Montes y el grupo de hombres. 

 

   

¿Quiénes son? 

Julio César Macías Mayora, reconocido por su seudónimo César Montes, es el presidente de la Fundación Turcios Lima, que utiliza camisas rojas para identificar a sus integrantes: "¿Cuál es la bronca que estemos usando playeras rojas?, siempre las hemos usado, es nuestro uniforme y aquí se uniforma el que quiere" expresó Montes en entrevista telefónica con Soy502. 

Montes comparó que los partidos políticos andan vestidos con playeras que identifican al color de su partido "ahí no dicen nada" señaló. 

Montes explicó que eran unos 150 hombres "entrenados".  Confirmó que son su "cuerpo de seguridad" porque afirma "yo no me voy a dejar agarrar así nomás". 

Los hombres permanecieron en los pasillos de la gobernación mientras Montes participaba en la mesa de diálogo por la ocupación de dos fincas. 

La ocupación de fincas 

Bernando Villeda, delegado en Alta Verapaz de la Comisión Presidencial del Diálogo confirmó que el miércoles comenzaron las pláticas por la ocupación de las fincas de Agromaya y Cubilguitz. Una tiene 13 caballerías de extensión y la otra más de 50 caballerías. 

Unas 208 familias instalaron champas entre las plantaciones y solicitaron que los terrenos les sean vendidos. Sin embargo Villeda informó que las familias propietarias ya dieron a conocer que los terrenos no están en venta. Ante el desacuerdo entre las partes se otorgó un compas de espera hasta el uno de abril para tratar de encontrar una solución. 

Las dueños solicitaron que las familias quekchíes desalojen, pero los comunitarios advirtieron que no se retirarán. 

Mientras se encuentra solución los propietarios permitieron que las familias utilicen las fuentes de agua natural, los caminos de acceso y un lugar específico para recolectar leña que sirve para cocinar. 

Villeda dice que solo el primer día fue un poco tenso. El resto de días se ha llevado "en buen término" las conversaciones. En este diálogo no participa la Procuraduría de Derechos Humanos. 

Comentar
cerrar