01/10/2020

  • Vida

¿Qué ocurre en tu cerebro cuando pierdes la paciencia?

  • Por Soy502
04 de enero de 2020, 18:01
La paciencia es una virtud anhelada por la humanidad (Foto: Pinterest)

La paciencia es una virtud anhelada por la humanidad (Foto: Pinterest)

Nadie se escapa de perder la paciencia y reaccionar de manera inesperada ante una situación tensa.

Inclusive el Papa Francisco lo vivió en carne propia el último día de 2019, y las imágenes de lo que sucedió se viralizaron rápidamente.

Una mujer trató de llamar su atención jalando su brazo con fuerza, inmediatamente él la vio y expresó su molestia. Posteriormente, el Sumo Pontífice ofreció una disculpa pública "Me disculpo por el mal ejemplo dado ayer", reconoció.

RECUERDA:

Pero... ¿Qué ocurre en nuestro cerebro cuando perdemos la paciencia?

Un estudio con imágenes de resonancia magnética funcional, publicado en "Journal of Consumer Psychology", demostró que la corteza cingulada anterior (ACC) del cerebro, encargada de reconocer que una situación tiene muchas posibles respuestas y que algunas son más convenientes que otras, se activa siempre, independientemente de la decisión que tomemos. 

Esta zona reconoce, por ejemplo, cuando algo nos molesta.

Sin embargo, la verdadera “llave” del autocontrol reside, según el estudio, en la región conocida como corteza prefrontal dorsolateral. Aquella que dice “querría hacer esto, pero debo actuar de manera inteligente”. 

Las técnicas de neuroimagen revelan que es la falta de actividad de las neuronas de esta zona lo que hace que, en ocasiones, “las situaciones nos saquen de nuestras casillas”, y no actuemos con sensatez, aclaran los científicos.

No se nace paciente, pero lo más importante es que puedes crear un hábito para tolerar el sufrimiento que provoca el desconocimiento, la incertidumbre, el descontrol; lo cual genera impaciencia.

Ese mismo estudio descubrió que la paciencia es un rasgo de la personalidad que se puede modificar. Incluso si hoy no eres una persona particularmente paciente, aún hay esperanza de que puedas serlo el día de mañana.

ADEMÁS:

*Con información de: El Comercio

Comentar
cerrar