05/08/2021

Acusan a pareja guatemalteca de secuestrar y abusar de madre e hijas migrantes en California

  • Con información de ABC 7
13 de junio de 2021, 07:56
La pareja de guatemaltecos está acusada de explotar menores y madres guatemaltecas indocumentadas en sus negocios. (Foto: AFP)

La pareja de guatemaltecos está acusada de explotar menores y madres guatemaltecas indocumentadas en sus negocios. (Foto: AFP)

Una pareja de origen guatemalteco, dueña de un restaurante y una empresa de limpieza en California, Estados Unidos, fue acusada de secuestro, trabajo forzado y albergar a extranjeros de manera ilegal.

OTRAS NOTICIAS: Cuatro mujeres fueron rescatadas de un bote a punto de caer a una represa en Texas

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos informó de una acusación contra Nery A. Martínez Vásquez, y su esposa, Maura N. Martínez, dueños del restaurante llamado "Latino's" y "Redding Carpet and Janitorial Services", una empresa de servicios de limpieza en Shasta Lake, al norte de California.

Según la fiscalía los sospechosos conspiraron para llevar a una mujer guatemalteca y sus dos hijas menores de edad a Estados Unidos, con visas de visitante temporal, pero cuando su tiempo de estadía expiró, las habrían obligado a trabajar largas horas en ambas empresas, de 2016 a 2018, por poco o ningún pago.

Los sospechosos de estos delitos impusieron una deuda a las víctimas para evitar que regresaran a Guatemala y las sometieron a abusos físicos, psicológicos y verbales, además de separarlas para obligarlas a trabajar.

Denuncias de abuso sexual contra menores

Otra acusación a la pareja, destaca que en enero de 1997, una niña de 13 años fue trasladada desde Las Vegas, Nevada a la casa de los Martínez, en California. Allí la retuvieron contra su voluntad y la de sus padres, por dos años.

La niña fue, presuntamente, obligada a limpiar instalaciones de venta de automóviles por horas, los siete días de la semana sin pago. Además, Nery Martínez Vásquez presuntamente abusó sexualmente y violó a la niña de forma rutinaria.

Esta vez, si ambos son declarados culpables por obligar a trabajos forzados, enfrentarían 20 años, y una multa de 250 mil dólares; por albergar a extranjeros enfrentarían una pena de hasta 10 años; más los cargos de violación de menores, y por la acusación de secuestro enfrentarían cadena perpetua. 

Comentar
cerrar