• Política

Dwight Pezzarossi multiplica sus asesores en el Ministerio y suman 29

  • Por Marcia Zavala
Dwight Pezzarossi fue juramentado como ministro de Cultura y Deportes el 18 de septiembre de 2014. (Foto Archivo/Soy502)

Dwight Pezzarossi fue juramentado como ministro de Cultura y Deportes el 18 de septiembre de 2014. (Foto Archivo/Soy502)

La cifra de asesores del Despacho Superior del Ministerio de Cultura y Deportes se elevó más del 200 por ciento tras la llegada de Dwight Pezzarossi. De los 12 que dejó Carlos Batzín, su antecesor, y que ya parecían excesivos, Pezzarossi en tan solo cinco meses elevó diligentemente el número a 29 y de la misma manera elevó el presupuesto para el pago de salario de esa "plantilla" de asesores.

Hasta septiembre de 2014, los 12 asesores de Batzín estaban distribuidos así: uno en administración general, uno para la Unidad de Información Pública, dos de planificación, dos viceministeriales, uno en comunicación social, uno en cuenta satélite, dos jurídicos y dos ministeriales. Los honorarios otorgados ascendían a un total de 170 mil quetzales mensuales, e individualmente oscilaban entre 8 mil y 20 mil quetzales, siendo el más alto el de uno de los asesores del Despacho Ministerial, Gloria Esperanza Xulú Xicay, quien ocupó el puesto hasta el 30 de septiembre de 2014.

El área que fue más incrementada es la Asesoría Ministerial.
El área que fue más incrementada es la Asesoría Ministerial.

Pero llegó Pezzarossi y añadió 17 asesores más a la nómina e hizo crecer, sobre todo, los que trabajan directamente en el Despacho Ministerial. El listado hasta enero de 2015, varió al aumentar un asesor de administración general, 2 jurídicos y 11 ministeriales, crear la figura de un asesor en auditoría interna, uno en recursos humanos, dos en administración financiera y eliminar al de comunicación social.

Y el aumento de personas también incrementó el gasto en ese rubro, que pasó de 170 mil a 412 mil 491 quetzales, con salarios que van desde 5 mil a 23 mil 727 quetzales.

De igual forma, Pezzarossi modificó y multiplicó los asesores en otras áreas, como las unidad de información pública de la Dirección General de Artes, que en septiembre de 2014 contaba con un asesor con un salario de 9 mil 460 quetzales, y en enero de 2015 pasó a 12 personas cuyos honorarios suman en total 116 mil 853 quetzales.

Contradictoriamente, el único departamento que sufrió un recorte fue la unidad de información pública de la Dirección General de Patrimonio Cultural y Natural, que contaba con dos asesores durante la administración de Batzín, con un gasto de 35 mil 277 quetzales y que en enero se redujo a uno, con un sueldo de 16 mil quetzales.

Marvin Flores, analista de Acción Ciudadana, aseguró que hay un abuso en este tipo de contrataciones ya que muchas veces se trata de un pago de favores políticos y que, incluso, hay casos en los que los asesores trasladan parte de sus salarios a quien le otorga el puesto.

Flores reconoce que los Ministerios requieren asesores especializados, pero no es necesaria una cifra tan grande como la que tiene Pezzarossi, por lo que podría tratarse de una práctica de clientelismo político.

Al ser consultado, Pezzarossi descartó que se trate de un pago de favores políticos y aseguró que lo único que pretende es conformar "un equipo con personas de su confianza que le ayuden a tener control de todas las áreas".

Explicó que las contrataciones apresuradas responden a que, al enterarse unos días antes de que asumiría la cartera de Cultura y Deportes, se anticipó en buscar a personas calificadas que le permitieran suplir ciertas necesidades en la gestión, sobre todo por llegar al puesto cuando el período de Gobierno está "tan avanzado".

Resaltó que la mayoría está contemplada en el renglón 029, pues en el rubro se contaba con el presupuesto suficiente para hacer las contrataciones y que tampoco ha sido un proceso fácil, pues en todos los casos se deben llenar los requisitos que exige el departamento de Recursos Humanos.

El que aparezcan como asesores del Despacho Superior, no significa que no estén destacados en una institución. Lo que necesito es que sean un nexo entre las dependencias y yo.
Dwight Pezzarossi
, ministro de Cultura y Deportes.

El titular de la cartera de Cultura y Deportes agregó que todos los profesionales están asignados para ayudarle en temas específicos a los que debe darles seguimiento, como los auditores que cubren el área financiera, los de comunicación social que ven la divulgación de las actividades (que no son parte del listado, pero que las menciona al responder), dos personas que apoyan el Viceministerio de Cultura en temas de fomento cultural e incluso una persona que se encargará de un proyecto en el tema deportivo que se lanzará en las próximas semanas.

 

 

16 de febrero de 2015, 13:02

Comentar
cerrar