• Noticias

Rusia triunfa y sueña con avanzar en su Mundial

  • Por Rudy Martínez
Artem Dzyuba festeja con sus compañeros la tercera anotación de Rusia sobre Arabia Saudí. (Foto: AFP)

Artem Dzyuba festeja con sus compañeros la tercera anotación de Rusia sobre Arabia Saudí. (Foto: AFP)

Rusia no tuvo ningún problema para derrotar 5-0 a Arabia Saudí, en el partido inaugural del Mundial organizado en sus tierras.

En el estadio Luzhniki, de Moscú, y ante la presencia de Vladimir Putin, presidente de la nación, los rusos cumplieron y se ilusionan con clasificar a la siguiente ronda en el Grupo A, que también integran Egipto y Uruguay, quienes se enfrentarán este viernes a las 6 de la mañana.

Eso sí, los locales lamentan la lesión de Alan Dzagoev, quien sufrió un tirón y debió abandonar la cancha cuando transcurrían 24 minutos de juego.

El partido

Arabia Saudí inició con intensidad el duelo, pero bastaron ocho minutos para que Rusia se acomodara en la cancha y se adueñara del balón.

Cuatro minutos después, los dueños de casa evidenciaron su dominio con el gol del centrocampista Yuri Gazinski, quien aprovechó un resbalón de su marcador para cabecear en soledad y mandar la pelota al fondo, a pesar del esfuerzo del guardameta Abdullah Almuaiouf.

Dzagoev se fue lesionado y su lugar lo ocupó Denis Cheryshev, quien aumentó la cuenta al 42 al concretar una jugada que nació desde su propio terreno. El jugador del Villarreal dejó en el suelo a dos defensores y sacó un zurdazo para el 2-0 antes del final de la primera parte.

  • MIRA TAMBIÉN...

En la segunda mitad el equipo asiático intentó reaccionar, pero no logró hacer un solo tiro directo a la portería rival. 

En cambio, llegó el tercer tanto de Rusia obra de Artem Dzyuba, al minuto 71. Fue un cabezazo colocado en una jugada que nació de un saque da banda. 

Los dos goles finales llegaron en los tres minutos de reposición. El cuarto gol lo marcó Cheryshev y el quinto Aleksandr Golovin, desde un tiro libre, al último segundo.

14 de junio de 2018, 10:06

Comentar
cerrar