• Política

Samantha, la ex esposa del abogado del PP que se hizo millonaria

  • Por Soy502
14 de noviembre de 2014, 19:11
De izquierda a derecha, Vernon González Portillo, con su ex esposa Samanta Mejía Salguero, Anabella de León y otro amigo, en una exposición de arte de la Registradora de la Propiedad. (Foto: Facebook).

De izquierda a derecha, Vernon González Portillo, con su ex esposa Samanta Mejía Salguero, Anabella de León y otro amigo, en una exposición de arte de la Registradora de la Propiedad. (Foto: Facebook).

Los juicios abiertos entre la empresa constructora Tradeco Infraestructura y el abogado del Partido Patriota, Vernon González Portillo, detenido por tráfico de influencias, revelan información que pone en tela de duda la naturaleza del trabajo y el origen de los ingresos de González Portillo y algunos de sus allegados, como su ex esposa, Samantha Marisol Mejía Salguero.

Pese a estar formalmente divorciados desde hace varios años, Mejía Salguero y González Portillo parecen llevar una relación cercana.

Ambos viven juntos y trabajan –o al menos trabajaban hasta la semana pasada, cuando se dictó prisión preventiva contra González Portillo—en el Registro de la Propiedad.

Ahí, Samantha Marisol Mejía Salguero ejercía el cargo de Directora de Recursos Humanos, puesto por el cual devengaba 21 mil 50 quetzales al mes. Por su parte, González Portillo aparecía en las planillas de la institución como Director Ejecutivo, ganando 34 mil 750 por 4 horas diarias de trabajo.

Samantha Marisol Mejía Salguero se desempeñaba como directora de Recursos Humanos del Registro de la Propiedad. Aquí, con su jefa, Anabella de León, y otros compañeros. (Foto: Facebook).
Samantha Marisol Mejía Salguero se desempeñaba como directora de Recursos Humanos del Registro de la Propiedad. Aquí, con su jefa, Anabella de León, y otros compañeros. (Foto: Facebook).

Pese a que los salarios sumados de ambos llegaban a Q55,800 mensuales, una revisión al expediente del litigio entre Tradeco y González Portillo demuestra que la pareja de ex esposos ha manejado fondos en común y que sus ingresos son muy superiores a lo devengado por ambos como funcionarios públicos.

La historia de la fortuna acumulada en cuentas de Mejía Salguero y González Portillo empieza a dejar rastro en el litigio de Tradeco el 4 de enero de 2013, cuando Samantha Mejía Salguero abrió un certificado de depósito a plazo fijo por 17 millones 990 mil quetzales.

Ese fue el inicio. Sólo en ese mismo banco, entre el 4 de enero y el 29 de julio de 2013, Mejía Salguero llegó a tener cinco certificados de depósito a plazo fijo a lo largo del año, según consta en un informe bancario rendido por orden judicial que figura en el expediente. Sumados, estos instrumentos financieros a nombre de Mejía Salguero rozan los 50 millones de quetzales.

Adicional a ello, Mejía Salguero tuvo durante el año 2013 dos cuentas de ahorro y una de depósitos monetarios donde contaba con firma registrada González Portillo.

La pareja también poseía una cuenta mancomunada:

En la cuenta monetaria No. 1010420842, la cual estuvo abierta de marzo a diciembre de 2013, Mejía Salguero recibió depósitos por un millón 960 mil 511 quetzales.

En la cuenta de ahorro No. 1010418245, de enero a diciembre de 2013, Mejía Salguero recibió depósitos por 25 millones 592 mil 908 quetzales.

 

En la cuenta monetaria No. 1010417669, a nombre de González Portillo y/o Mejía Salguero, fueron depositados 22 millones 319 mil  882 quetzales durante 2013.

La empresa mexicana Tradeco denunció en mayo 2013 a González Portillo, a quien acusó de retener dos cheques por más de 85 millones de quetzales que pertenecían a la empresa. Según los ejecutivos de Tradeco, González Portillo intentó apropiarse de los cheques y cobrarles el 10 por ciento de la suma total, es decir 8 millones 539 mil 694 quetzales, a lo que la empresa se negó.

González Portillo argumentaba que ese dinero le correspondía por haber sido abogado de Tradeco. Cuando no logró obtener lo 8 millones que buscaba, inició un proceso de cobro de honorarios y logró que un juez en Salamá le otorgara una orden de secuestro de 18 millones,  el 3 de enero de 2013. Al día siguiente, la ex esposa de González Portillo, Samantha Marisol Mejía Salguero abrió el depósito a plazo fijo de por 17 millones 990 mil quetzales con un cheque de Vernon González y a partir de ahí, empieza a mover cantidades millonarias de dinero en varias cuentas.

González Portillo ha sostenido que ninguno de los delitos de los que lo acusa Tradeco tiene fundamento y espera desvirtuar todos los procesos en su contra.

Por ahora, el abogado del Partido Patriota lo ha conseguido con éxito. El caso Tradeco se encuentra paralizado en el MP, pero la gran pregunta es, ¿de dónde provino el resto de millones que manejaron González Portillo y Mejía Salguero en 2013?

 

 

 

Comentar
cerrar