26/11/2021

Ana Sofía, una super mamá en tiempos de Covid-19

  • Por Heidi Loarca
10 de mayo de 2021, 06:10
Ana Sofía se convirtió en "influencer" durante el confinamiento por el Covid-19 en Guatemala. (Foto: Ana Sofía)

Ana Sofía se convirtió en "influencer" durante el confinamiento por el Covid-19 en Guatemala. (Foto: Ana Sofía)

Ana Sofía dejó su empleo en plena pandemia, enfrentó la crisis económica en su hogar con valentía y emprendió un proyecto en redes sociales que la convirtió en una "influencer". 

OTRAS NOTICIAS: ¿Habrá asueto este 10 de mayo por el Día de la Madre?

Ana Sofía es más conocida en redes sociales como “Sofi fit mom”, una madre luchadora y emprendedora que ha cautivado a cientos de mujeres con su programa de entrenamiento deportivo. La mayoría de sus seguidoras son madres que se han identificado con ella a raíz de la nueva normalidad.

Pero, convertirse en “influencer” no ha sido fácil. Ana Sofía tuvo que tomar desiciones difíciles y como madre, sus hijos han sido su prioridad e inspiración.

Antes de la pandemia del Covid-19, esta mamá tenía una vida común como otras que son profesionales. Es abogada y con la rutina laboral coordinaba el trabajo en casa ayudándose de una empleada doméstica.

Sin embargo, al momento de las restricciones por la cuarentena tuvo que prescindir de ese servicio. Su esposo, un médico general quien fue llamado para tratar a los pacientes del Covid-19 en el Hospital temporal del Parque de la Industria, asumió turnos en los que está ausente en casa por largo tiempo. 

Ana Sofía comenzó a trabajar en modalidad “home office”, pero cada vez se hizo más complicado que en su trabajo comprendieran que, aparte de abogada, también es madre y se le sumaba la nueva responsabilidad de la “escuela en casa” desde que el Gobierno ordenó que los pequeños reciban clases en sus hogares.

Ana Sofía está certificada como Fitness couch y Personal trainer. (Foto: Ana Sofía)
Ana Sofía está certificada como Fitness couch y Personal trainer. (Foto: Ana Sofía)

Tocando fondo

La presión aumentó y su salario fue recortado, su salud mental estaba colapsando, explica. Tuvo que renunciar, pero no contaba con que a su esposo tampoco recibía salario. Fue aquel momento en que los salubristas no recibían remuneración en la fase inicial crítica del Covid-19 en Guatemala.

A pesar de la dura situación y la responsabilidad de los hijos, Ana Sofía reconoce que “nunca faltó pan en casa” pues recibieron apoyo de sus familias. Explica que el año pasado fue de mucho aprendizaje de vida y durante esa compleja etapa afirma que “Dios aprieta pero no ahorca”.

Ana Sofía dice que su familia es su motor de vida e inspiración. (Foto: Ana Sofía)
Ana Sofía dice que su familia es su motor de vida e inspiración. (Foto: Ana Sofía)

Fue el momento en que sus amigos le motivaron a que ofreciera entrenamientos deportivos en línea. Era un proyecto que había postergado por darle más atención a su profesión de abogada. Vio que las condiciones se daban y se animó. La red social que más usa es Instagram y se le puede encontrar como "Sofi Fit Mom".

Actualmente cuenta con más de 80 personas que aprenden de sus conocimientos en deporte y está dirigido a todos los adultos que deseen cambiar su estilo de vida.

El impacto positivo en otras mamás

Ana Sofía no se imaginó que muchas madres se iban a sentir identificadas con ella. Muchas estaban estresadas con la carga adicional de la escuela en casa y el “home office”. 

El hacer ejercicio regular ofrece los beneficios de mejorar las condiciones de salud y descargar el estrés que se pueda acumular a lo largo del día, explica la mamá entrenadora.

Su mayor satisfacción es recibir comentarios de sus seguidoras, quienes le describen cómo han cambiado sus vidas de forma positiva desde que iniciaron su entrenamiento.

El entrenamiento de Ana Sofía incluye ejercicios de fuerza, resistencia y potencia. (Foto: Ana Sofía)
El entrenamiento de Ana Sofía incluye ejercicios de fuerza, resistencia y potencia. (Foto: Ana Sofía)

Nuevo estilo de vida

Los primeros aspectos en los que se nota mejoría es a nivel emocional pues ella contagia a sus seguidoras desde la parte motivacional, además con la constancia se ven cambios en el aspecto físico.

Aun así, explica que solo el hecho de adquirir hábitos alimenticios saludables ya es un gran avance para mejorar la calidad de vida. Aunque su rutina tiene una hora de duración, Ana Sofía explica que con solo 20 minutos diarios se pueden ver resultados. Su objetivo es fomentar un estilo de vida saludable.

Con el paso del tiempo, Ana Sofía ha pulido su programa y en cinco días semanales abarca ejercicios para desarrollar fuerza, resistencia y potencia. Adicional a ello, refiere a especialistas en nutrición para que ellos den asesorías en el tema.

Tal ha sido el éxito que las mismas seguidoras ha motivado a sus esposos a incluirse en los ejercicios. 

Atleta por pasión

La mamá entrenadora explica que desde adolescente se interesó por el deporte y se inició en karate, disciplina de la cual es cinta negra. Luego amplió sus conocimientos en el fitness hasta obtener una certificación como fitness couch y durante la pandemia ha recibido más preparación en áreas como hipertrofia y Personal Trainer.

Sin embargo, aunque su experiencia inicial ha sido dura ella misma se motiva con la frase: “Uno siempre puede dar un paso más”. El no dejarse vencer es lo que ha impresionado a sus seguidoras dada toda la carga que tiene bajo su responsabilidad.

Mamá, entrenadora, maestra, cocinera

Las multitareas que Ana Sofía tiene inician a las cinco de la mañana cuando hace el entrenamiento en vivo, aunque lo graba para que los alumnos que no se pueden conectar a esa hora lo hagan después.

Al finalizar, debe apurarse para preparar los desayunos pues el hijo mayor, que tiene 7 años, inicia sus clases virtuales a las 7 de la mañana. Y mientras hace el aseo de casa debe estar pendiente de las dos hijas pequeñas, una de 4 y la otra de 2 años. 

Debe buscar un momento para su propio arreglo personal pues a media mañana hay una pausa en las clases escolares del niño para que ella revise que todo va bien y se debe coordinar con los maestros y el grupo de mamás del colegio.

Para el mediodía tiene que tener listo el almuerzo y estar al pendiente que el nene haga sus tareas. Al mismo tiempo que las pequeñas tengan alguna actividad para que ella pueda dedicar un espacio a la preparación del entrenamiento del día siguiente y contestar las dudas de sus seguidoras.

Que nuestros hijos sean nuestro motor, que sean nuestra razón para ser mejores personas
Ana Sofía
entrenadora deportiva

El amor por el deporte ya se lo está inculcando a sus hijos pues hace el esfuerzo de que reciban clases de karate.

Y así le llega el final de la tarde, alistándose para la cena. El tiempo libre que le queda es muy limitado, pero aun así no quiere perder la práctica de su profesión la cual ejerce de forma independiente y de momento solo atiende casos menores a los que le puede dedicar algún tiempo de su fin de semana.

Ana Sofía explica que hay personas que justifican que “no hay quién cuide de los chicos” para no hacer algo. Pero esta mamá ha demostrado que sí se puede y por ello ella misma se pone como ejemplo para motivar a otras a que lo hagan.

“Los niños se adaptan a uno”, refiere al decir que se encuentran las formas para dedicarles tiempo a los hijos y a otras actividades.

“Que nuestros hijos sean nuestro motor, que sean nuestra razón para ser mejores personas”, es el mensaje que ella manda a todos los padres de familia para motivarlos a destinar tiempo a ellos mismos y a sus familias.

Comentar
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
Obteniendo...
cerrar