14/08/2020

  • Guate

Yalambojoch, el guardián que alimenta la Laguna Brava

  • Por Fredy Hernández
11 de octubre de 2019, 04:10

Huehuetenango es un departamento tan extenso que puedes pasar de un bosque nuboso a áreas secas casi desérticas, mientras que en otros lugares aún puedes encontrar hermosos ríos cristalinos.

Uno de estos sitios es la aldea Yalambojoch, a unos cuantos kilómetros de la aldea El Aguacate. La pequeña comunidad del municipio de Nentón es una de las más alejadas con apenas unas decenas de familias, pero con una gran riqueza natural y arqueológica.

Uno de sus tesoros es la Reserva Natural Privada Hak Yahx Luúm, donde nace el río Taquimelen. Sus aguas cristalinas te sorprenden y los comunitarios aseguran que es más sana que el agua embotellada y purificada.

La reserva privada Hak Yahx Luúm es un sitio en el que tienes un grato encuentro con la naturaleza y apreciar un sitio que no ha sido intervenido por la mano del hombre. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
La reserva privada Hak Yahx Luúm es un sitio en el que tienes un grato encuentro con la naturaleza y apreciar un sitio que no ha sido intervenido por la mano del hombre. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

Esta reserva sirve como centro de recreación para los comunitarios los fines de semana o en épocas de descansos largos como Semana Santa o fin de año. Algunos visitantes foráneos llegan porque descubrieron el sitio por accidente.

En la parte más tranquila, hay una poza que se forma y el agua pasa de tornarse transparente a turquesa, lo cual impresiona a quienes la aprecian por primera vez.

Hacia la Laguna Brava

A unos 6 kilómetros de la aldea Yalambojoch entre las montañas se encuentra la Laguna Brava, un cuerpo de agua impresionante que enamora a los amantes de la aventura y la naturaleza.

Sin embargo, antes de llegar hasta este punto, en el camino puedes observar cómo llegar el manantial cristalino que luego fluye hasta llegar a alimentar la impresionante laguna.

Tras pagar tu ingreso en la caseta de acceso, puedes iniciar el viaje hacia la Laguna Brava. Lo recomendable es que pidas el apoyo de un guía para que no te pierdas y utilices vehículo 4x4 para desplazarte por la montaña.

Al llegar, podrás disfrutar de la maravillosa vista que ofrece esta laguna, lanzarte al agua y sacarte impresionantes fotografías con las sorprendentes tonalidades del agua que cambia dependiendo de la intensidad del sol.

Arqueología

Sin embargo, Yalambojoch también cuenta con un tesoro que recién ha empezado a tener interés por parte de la comunidad arqueológica.

Dentro de los terrenos de Yalambojoch se encuentran varios vestigios de una ciudad maya, donde había pirámides y una cancha de juego de pelota.

En el cerro Unin Witz se localizaron varios edificios en su estado original, no restaurados. Las excavaciones en el cerro Unin Witz permitieron una primera vista de los edificios cubiertos aún por la tierra y el follaje.

Las primeras hipótesis de los sitios ubicados alrededor de la Laguna Brava o Yolnhajab’ fueron utilizados en el periodo Clásico Tardío.

Área Protegida

Para que siga existiendo esta maravilla de la naturaleza, la población de Yalambojoch participa en el Proyecto de Consolidación del Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas (SIGAP).

El Consejo Nacional de Áreas Protegidas y la Cooperación Alemana impulsan este programa, el cual tiene como objetivo fortalecer y aumentar las reservas naturales en Huehuetenango

 

Además, el SIGAP busca establecer una red de áreas protegidas municipales o comunitarias que conserven la diversidad biológica y los recursos naturales vinculados a ellas.

Dentro de los beneficios para las comunidades o municipalidades que participan en este proyecto está el programa de Compensación por Conservación, que tiene por objetivo trasladar fondos económicos como reconocimiento a su aporte a la conservación del medio ambiente.

El proyecto ya se implementa en comunidades de San Juan Ixcoy, Todos Santos, San Rafael La Independencia, San Pedro Soloma, Jacaltenango, San Juan Atitán y Unión Cantil.

Para que estas maravillas de la naturaleza perduren, el CONAP impulsa el SIGAP que compensa a las comunidades que cuidan de sus recursos naturales. (Foto: Inguat)
Para que estas maravillas de la naturaleza perduren, el CONAP impulsa el SIGAP que compensa a las comunidades que cuidan de sus recursos naturales. (Foto: Inguat)

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar