• Política

Así describe Juan Alberto Fuentes Knight a Sandra Torres en su libro

  • Por Dina Fernández
Sandra Torres aparece más de 45 veces mencionada en el libro "Rendición de Cuentas", de Juan Alberto Fuentes Knight. (Foto: Wilder López/Soy502)

Sandra Torres aparece más de 45 veces mencionada en el libro "Rendición de Cuentas", de Juan Alberto Fuentes Knight. (Foto: Wilder López/Soy502)

El ministro de finanzas del gobierno de la Unidad Nacional de la Esperanza, UNE, Juan Alberto Fuentes Knight, detenido en conexión con el caso Transurbano, no menciona ese proyecto de transporte ni una sola vez, en las 383 páginas del libro que escribió sobre su gestión, "Rendición de Cuentas".

Sin embargo, Fuentes Knight sí describe cómo fue su relación con el presidente Alvaro Colom, también detenido por el mismo caso, y con la entonces primera dama, Sandra Torres, a quien menciona, extensamente, más de 45 veces.

El ex ministro explica cómo la Primera Dama de Colom ejerció un rol comparable al de un primer ministro de facto, que condujo la política social del gobierno sin estar sujeta a responsabilidades políticas ni administrativas ya que al no ser formalmente una funcionaria pública de Estado, su accionar no se veía constreñido por obligaciones legales. 

Dado que muchos usuarios de redes sociales han comentado las revelaciones que podría contener el libro de Fuentes Knight, publicado por F&G Editores en 2011, Soy502 se dio a la tarea de revisar la obra. Es posible que a lo largo del proceso del caso Transurbano, el propio ex presidente Colom y los nueve ministros detenidos de su gabinete, aborden el rol de la entonces pareja del presidente y otros ex funcionarios que están ya detenidos en otros casos de corrupción, como el empresario Gustavo Alejos o que tienen orden de captura, como Manuel Baldizón, que entonces presidía la Comisión de Finanzas del Congreso.

Aquí algunas de las citas más relevantes sobre la Primera Dama de Colom.

1)   El trono simbólico de Sandra Torres 

Fuentes Knight dedica la primera parte del capítulo III de su libro, páginas 177 a 183, a describir a “La pareja presidencial y la prioridad a Cohesión Social”.  El ex ministro recuerda las primeras fotografías de las reuniones de gabinete, donde Sandra Torres, siendo Primera Dama, apareció sentada junto al mandatario y el Vicepresidente, Rafael Espada.

Fuentes Knight compara esta imagen a los retratos de una monarquía y enumera después las características del rol de Torres en el gobierno.

“…la primera dama no solo iba a estar en el gabinete sino que estaría a un nivel equivalente al del vicepresidente”. (Página 178) 

“…Su participación en el gabinete sería determinante y cogobernaría”. (Página 178) 

2)   Sandra, la imperial o el “tractor con ambulancia”

Fuentes Knight explica en su obra que la personalidad de Colom contrastaba con el talante casi imperial de su esposa. De ahí que la figura del Presidente quedara muchas veces debilitada ante las órdenes de Torres. 

“Alvaro Colom era un creador de confianza y de esperanza, como lo reflejan el significado de las siglas de la UNE (…) y evadía la confrontación con un estilo de resolución de problemas que privilegiaba el transcurrir del tiempo y las negociaciones (…)”. (Página 179)

“La Sandra Torres que conocí durante esta coincide con la percepción general de ella como un ‘tractor’, que empujaba lo que ella creía que era necesario, muchas veces sin tener en cuenta las consecuencias inmediatas. Inteligente y también con sentido del humor, le interesaban los resultados rápidos, lo cual impulsaba con una combinación de capacidad gerencial y autoritarismo”. (Página 180)

“No faltaba quien dijera que se requería de una posterior patrulla de atención a emergencias para atender a los heridos y los daños provocados después de la implementación de sus programas o acciones (…).” (Página 180)

3)Los objetivos de Torres

El ex ministro deja claro que Sandra Torres estableció la política social como prioridad del gobierno de la UNE y la condujo, de hecho, a través de la instancia de Cohesión Social y programas como “Mi Familia Progresa”. 

“La instancia de Cohesión Social pronto se convirtió en el foro de toma de decisiones más fuerte, que incluía no solo a ministros sino también a secretarios y a directores de entidades que manejaban recursos, como Fonapaz y el Foguavi. Aquí se manifestaba un poder político fuerte y concentrado (…) en cierta medida sustituyó al gabinete general y se convirtió en una de las fuentes de poder de Sandra Torres (…)”. (Página 188)

Torres se involucró activamente en el diseño y la negociación de los presupuestos del Estado para alcanzar sus objetivos. 

“Nunca recibí órdenes ni instrucciones de Sandra Torres pero su influencias indirecta se reflejaría eventualmente en la orientación del presupuesto.” (Página 178)

4)   Sandra Torres pasaba sobre los técnicos: los argumentos y las personas

Para conseguir sus objetivos, Fuentes Knight explica que la Primera Dama no atendía consideraciones técnicas pues lo que le interesaba era conseguir pronto los objetivos que se había trazado. 

“Este ejercicio del poder por parte de ella significaba que los argumentos técnicos o racionales no necesariamente tenían mucho peso (…)” (Página 182) 

“(…) Sandra Torres tampoco apoyó de manera decisiva la reforma fiscal y además, a veces daba la impresión de que simplemente no reconocía que los recursos del Estado eran limitados”. (página 46) 

“Pero no se trataba simplemente de regular o congelar los precios, como propuso alguna vez Sandra Torres, en su todavía ambiguo papel de primera dama, asesora política del presidente y del gabinete y conductora de la política social”. (página 80)

Cuando los funcionarios se oponían a los designios de la Primera Dama, aunque sus razones fueran técnicas, enfrentaban su acoso e incluso, el despido fulminante. Fuentes Knight ilustra esta idea con la salida intempestiva de María Castro y el “acoso psicológico” que habrían sufrido dos viceministros de Finanzas: Pluvio Mejicanos y Erick Coyoy.

“Incidía para que despidieran a funcionarios sin contemplaciones, en ocasiones justificadamente y en otras, con base en un torpe criterio de fidelidad política.” (Página 180)

“Desde la perspectiva del Minsterio de Finanzas, ir a Cohesión Social llegó a tener parecidos con la experiencia de atender al Congreso: estar sujetos al asedio por parte de representantes de varias entidades que le hacían coro a Sandra Torres y que denunciaban al Ministerio de Finanzas por no asignar suficientes recursos a cada uno, sin reconocr el problema más amplio de la ausencia de recursos”. (Página 189)

5)   El problema de la opacidad y rendición de cuentas

El ex ministro asegura en su libro que la obsesión de Sandra Torres por ejecutar sus programas de forma rápida la llevaron a buscar mecanismos opacos. Parte de los conflictos entre Fuentes Knight y la entonces Primera Dama se debieron al uso de fideicomisos para los programas sociales.

“¿Por qué era un pecado? Porque los fideicomisos son opacos” (Página 191)

“No creo que Mifapro estuviera sujeta a acciones de corrupción; a pesar de ejecutarse por la vía de un fideicomiso también estuvo sujeto a solicitudes continuas de información y a evaluaciones que presionaban a los ejecutores (…).  (Página 195)

“No contar con un programa regular y acudir a un fideicomiso debilitaba la rendición de cuentas (…)”. (Página 195) 

“Este manejo de Mifapro también tuvo costos políticos importantes, especialmente como resultado de una casi incomprensible oposición de Sandra Torres a que proporcionara información sobre los beneficiarios del programa.” (Página 196)

El ex ministro enfrentó la oposición directa de Sandra Torres, cuando quiso aprobar un presupuesto que incluía controles y candados en el manejo de los fideicomisos a finales de 2009.

“…una de las piedras en el zapato, que detuvo todo el proceso, fue la discusión del artículo 13 de las normas del proyecto de presupuesto, que prohibían que los fideicomisos pudieran contratar a ONG. Sandra Torres no quería que se aprobara ese artículo, propuesto por el Ministerio de Finanzas, y Cecilia Palomo insistía en que se removiera”. (Página 254).

6)   “Si no estás conmigo, estás contra mí…”

La Primera Dama, según el ex ministro Fuente Knight, habría saboteado los acercamientos y consensos con el Partido Patriota, que en ese momento hacía oposición.

“En el gabinete no había muchos que simpatizaran con mi idea de llegara a acuerdos con el PP; Sandra Torres favorecía la confrontación más que la cooperación con ellos y al propio presidente no le entusiasmaba avanzar con lo que podría haber sido una agenda compartida en algunos temas”. (Página 166)

El ex ministro Fuentes Knight indica que oponerse a Sandra Torres no era tarea sencilla. A él, en lo particular, esa relación difícil habría sido la que al final le impulsó a salir del gobierno de la UNE. 

El no poder aprobar un presupuesto con controles para 2010, fue “el inicio del fin” de su gestión, afirma el ex funcionario. Más adelante, describe que poco tiempo después comenzaron a enfatizarse en el ambiente las ambiciones políticas de Torres y eso acabó por tensar la relación.

“Un problema básico que fue agudizándose a medida que entramos al 2010 fue el que surgía de la necesidad de hacer un buen gobierno, por un lado, y el de impulsar la campaña de Sandra Torres, por otro. Este tema se discutió de manera muy racional y completa durante el primer semestre de ese año en la casa de Gustavo Alejos o en la casa presidencial ‘informal’, de la zona 14, aprovechando los consejos de asesores políticos externos”. (Página 263)

13 de febrero de 2018, 14:02

Comentar
cerrar