*Causa ajena al COVID-19

  • Mundo

Un comando rojo ayuda a "los sin techo" a protegerse del Covid-19

  • Por AFP
23 de mayo de 2020, 10:05
Parte del "comando rojo", un grupo de mexicanos que ayuda a las personas en situación de calle. (Foto: AFP) 

Parte del "comando rojo", un grupo de mexicanos que ayuda a las personas en situación de calle. (Foto: AFP) 

Al verlos llegar vestidos con trajes rojos, coloridos botines militares y el rostro cubierto con mascarillas y viseras, habitantes que viven en las calles de la ciudad de México los llaman "astronautas", o los comparan con estilosos referentes de la cultura pop. 

"Nos dicen que parecemos de (la teleserie española) la Casa de Papel, que parecemos bomberos, cazafantasmas", dice sonriendo, Karen Martínez, de 28 años, minutos antes de empezar su misión, que quizá sea tan emocionante como la de aquellos personajes.

No empuñan armas sino termómetros tipo pistola y llevan en sus mochilas decenas de bolsas con gel antibacterial, jabón líquido y cubre bocas, kits de sobrevivencia en tiempos del Covid-19.

  • TE INTERESA: 

¿Qué hacen?

No solo reparten. También enseñan cómo utilizar los implementos a personas sin hogar que los reciben con júbilo, pero con un clamor: el abandono y la indiferencia han crecido de la mano del nuevo coronavirus.

Completan el comando otros cuatro psicólogos veinteañeros al mando de Luis Enrique Hernández, de 50 años, y fundador de El Caracol, una ONG que, desde 1994, protege a poblaciones callejeras de la ciudad.

Con 9 millones de habitantes, la capital es la zona más afectada de México por el coronavirus, con 16,758 contagiados y 1,461 defunciones.

Una integrante de este comando rojo atiende a una persona en situación de calle. (Foto: AFP)
Una integrante de este comando rojo atiende a una persona en situación de calle. (Foto: AFP)

Les doy gracias

Espigada y llamativa en su traje rojo, Alexia Moreno, de 26 años, camina enérgicamente por la céntrica avenida Balderas. 

Apenas la ve, Mariana Millán, quien duerme en el portal de una estación de metro y subsiste limpiando parabrisas, corre hacia ella con los brazos abiertos. "Gracias a Dios me han ayudado mucho, por eso les doy gracias", comenta Millán, de 22 años.

Minutos después, Moreno es rodeada por un grupo de niños y adultos desarrapados. Se suman también varios muchachos que inhalan solventes. 

Sin un ápice de miedo o desagrado, repasa con ellos las claves para prevenir y reconocer síntomas de la COVID-19.

(Foto: AFP)
(Foto: AFP)

  • ADEMÁS: 

El gesto seco de Hernández contrasta con la actitud afectuosa con muestra a quienes se acercan a pedirle ropa o comida.

El Caracol les brinda más que eso. Desde ayudarlos a denunciar violaciones de sus derechos hasta conseguirles vivienda, solventada con los fondos que recaudan.

Tras visitar unas 48 poblaciones callejeras desde que empezó el confinamiento, a finales de marzo, el comando percibe que el Covid-19 aún no llegó a la calle, pero temen cuando suceda.

"No sé que va a pasar. El tema de la discriminación los coloca en mucha vulnerabilidad porque tienen difícil acceso a los servicios de salud", advierte Hernández.

Mientras tanto, junto a su joven equipo, intenta protegerlos al máximo. "Nos vemos, carnal, cuídate hermano, cuídense mucho", les dice cálidamente al terminar su recorrido.

México está entre los 10 países con más muertes por Covid-19. 

Este es el reporte de CNN: 

 SI NO LO VISTE: 

Comentar
cerrar