24/10/2020

  • Autos

Cómo cuidar los frenos de tu automóvil y cuándo revisarlos

  • Por Selene Mejía
08 de octubre de 2020, 06:10
Así podrás proteger los frenos de tu automóvil (Foto: Bridgestone)

Así podrás proteger los frenos de tu automóvil (Foto: Bridgestone)

El sistema de frenos es muy importante pues de ello depende tu seguridad al volante. 

⭐️ Síguenos en Google News dando clic a la estrella

Es imprescindible tenerlos en buen estado para evitar un grave accidente ya que son el instrumento por el que el vehículo puede reducir velocidad o detenerse. 

Tipos de frenos:

Hay tres tipos.

De tambor: 

Generan fricción a las llantas en movimiento a través de pinzas (zapatas) de acero y carbono, ubicadas dentro de las mismas.

Al presionar el pedal de freno estas pinzas se abren y frotan las paredes interiores del tambor hasta provocar el frenado del vehículo.

De disco: 

Reducen la velocidad aplicando fuerza de fricción a la llanta, presionando un disco que está colocado al interior de la llanta mediante calipers, estos aprietan las pastillas de freno. Las pastillas oprimen las caras del disco provocando un frenado controlado y gradual.

Hidráulicos:

Este sistema es el más utilizado actualmente: al presionar el pedal de frenado, un cilindro maestro impulsa el líquido de frenos a través de un tubo hasta los cilindros ubicados en las llantas, la presión que ese líquido genera la fuerza necesaria para detener el vehículo.

Debes revisar regularmente el estado de los frenos. (Foto: Pneumátics Pou)
Debes revisar regularmente el estado de los frenos. (Foto: Pneumátics Pou)

Cómo cuidarlos

1. Usar las llantas adecuadas según el modelo del vehículo: Los neumáticos debe ser nuevos, que tengan un excelente agarre. Debes usar el rango justo para tu auto, pues al usar las que no son adecuadas tus frenos se desgastan con facilidad o no trabajaran como se debe. 

2. Usa el cambio de velocidad para reducirla: Así puedes disminuir velocidad sin necesidad de usar el pedal y extenderás la vida de los frenos. 

3. Evita frenar bruscamente: Esto ocasiona un desgaste mayor que provocará y necesitarás cambiarlos con más frecuencia.

4. Revisa con regularidad el líquido de frenos: Debes estar pendiente de que esté en el nivel adecuado.

5. Revisa el disco con regularidad: El líquido de frenos en mal estado puede afectar su funcionamiento y desgastarlo. 

6. Revisa las balatas: Debido al desgaste por fricción comienzan a fallar, cámbialas cuando estén muy delgadas. 

7. Realiza los servicios a tiempo: exige la revisión y ajuste del sistema frenos, la alineación y el balanceo también es fundamental para el buen funcionamiento de estos. 

Es importante el servicio regular. (Foto: Autocosmos)
Es importante el servicio regular. (Foto: Autocosmos)

¿Cuándo es necesario revisar los frenos de tu carro?

  • Los especialistas y fabricantes recomiendan que sustituyas el líquido de frenos cada dos o cuatro años. 
  • También que revises el estado de las pastillas y discos cada 20 mil kilómetros. Ten en cuenta que las delanteras se desgastan más rápido. 

Llevar a revisión periódicamente el vehículo y sustituir las piezas viejas con regularidad, te evitará un grave accidente. 

Ve a un especialista cuando: 

1. Los frenos tardan en responder: La distancia de frenado depende de la carga que llevas, de la suspensión e incluso del estado de las llantas. La causa más común es el desgaste de los frenos. Si las pastillas o discos están muy desgastados, perderá eficacia a la hora de frenar, esto aumentará la distancia que necesitas para detener el automóvil. También puede provocar que el auto se deslice fácilmente o suelte líquidos. 

2. Si detectas un sonido inusual: 

Los ruidos no son una buena señal. La causa de los chirridos al frenar significan un desgaste de pastillas de freno por fricción contra los discos, a la cristalización de pastillas u otro problema serio. El sonido es causado por unas tiras en el interior de algunas pastillas que quedan al descubierto cuando el material que las cubre se gasta. Cuando abusas del sistema de frenos la pastilla se calienta demasiado y la superficie se cristaliza.

3. Vibraciones: 

Aunque las vibraciones pueden deberse a un problema de alineamiento de dirección o en los rodamientos de las ruedas, también pueden ser causadas por una deformación de los discos de freno, debido a un exceso de calentamiento o desgaste por el uso.

4. Tirones:

Si sientes tirones al detener el vehículo, es probable que tengas que revisar los frenos. Un calíper puede estar atascado. También podría tratarse de un desgaste desigual en las pastillas que al accionar el pedal, las cuatro ruedas no frenarán.

5. Cambios en el pedal de freno:

Si notas un cambio en el tacto del pedal o en el recorrido, deberías revisar los frenos inmediatamente. Si el pedal se vuelve esponjoso significa que no lleva la presión necesaria para frenar con eficacia, esto se debe a una fuga en el circuito o un deterioro del líquido de frenos.

Si sientes el pedal demasiado duro, puede ser un problema en el servofreno. Si tienes que llevar más a fondo el peda antes de funcionar, puede ser un desgaste de las pastillas de freno o un problema en el sistema hidráulico.

TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar