06/08/2020

  • Mundo

Chile: confesión de una doctora que lucha contra el Covid-19

  • Con información de Clarín
26 de mayo de 2020, 08:05
Los médicos tienen que elegir quién puede ser atendido en cuidados intensivos, a pesar que muchos requieren el apoyo médico. (Foto: AFP)

Los médicos tienen que elegir quién puede ser atendido en cuidados intensivos, a pesar que muchos requieren el apoyo médico. (Foto: AFP)

Chile es otro de los países que lucha incansablemente por detener la propagación del coronavirus y evitar que los pacientes pierdan la batalla, pero el sistema hospitalario ha empezado a colapsar por la gran cantidad de personas que son diagnosticadas con el virus.

El hospital El Carmen de Maipú, llegó el lunes al punto de tener que elegir quién ocupará la siguiente cama que quede libre y se dispone a acortar las cuarentenas preventivas ante la escasez de personal.

"En este momento estoy eligiendo qué cama se me va a desocupar y elegir a la persona precisa, que sea más indicada'', contó la doctora Claudia Vega, jefa de la Unidad de Cuidados Intensivos de ese centro hospitalario.

"Que Dios me ilumine en esto y en base a la literatura que hemos visto, porque hay sugerencias a nivel Internacional", resaltó.

El subsecretario de Redes Asistenciales del Ministerio de Salud, Arturo Zúñiga, admitió que el sistema hospitalario local, con sus 2,400 camas de uso intensivo con ventiladores mecánicos, "está al límite, a pesar que se duplicó el número de camas críticas desde marzo.

 

 

"Es muy fuerte. Estamos llegando a los momentos en que hay que tomar decisiones fuertes'', advirtió la doctora Vega. "Estamos sin disponibilidad de camas críticas, no tenemos más ventiladores. Estamos al límite”, advirtió.

Los médicos, enfermeras y paramédicos, cumplen extensas jornadas de trabajo y en algunos recintos ya escasean, especialmente por la duplicación de camas especiales que necesitan personal especializado para atender a los enfermos intubados.

El subsecretario de Redes Asistenciales del Ministerio de Salud informó que se contrataron unas 8,000 personas para reforzar al personal de la llamada "primera línea de los pacientes con Covid-19", en Chile.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar