• Voces

Dilema de vida: ¿Pagar guardería o renunciar?

  • Por Daniel Herbruger
Dejar el trabajo por algunos años le sale muy caro a las mujeres. (Foto con fines ilustrativos: Servicios)

Dejar el trabajo por algunos años le sale muy caro a las mujeres. (Foto con fines ilustrativos: Servicios)

Cuando llega el primer o segundo bebé y los dos padres trabajan, las parejas debaten entre pagar el costo del cuidado de los niños o generar un segundo sueldo. 

En estos casos, usualmente es la mujer quien se encuentra en la encrucijada de seguir el camino de mamá (mommy track) o el camino profesional (career track) y la gran mayoría elige el primero. 

Aquí tres consideraciones para sopesar el camino profesional. 

1. Paga guardería aunque te cueste la mitad de tu sueldo

Según María Gálvez, guatemalteca fundadora del movimiento Raíces del Cambio, renunciar al trabajo para no pagar por el cuidado de los niños es una decisión tomada pensando a corto plazo. 

Salir de tu profesión para cuidar a tus hijos hace virtualmente imposible tu reingreso. 

Si tu meta es construir carrera, vale la pena gastar casi todo tu sueldo en guardería si es necesario, porque esa etapa dura pocos años y luego tus ingresos van subiendo si te quedas empleada. 

Por el contrario, si te sales del camino profesional para ahorrarte la guardería, en el futuro te va a salir más caro. 

Dejar de trabajar por dos años causa que un 25% de las mujeres no logre regresar a su empleo. Las que sí regresan, lo hacen con una desventaja salarial del 18%. 

2. Haz un plan que funcione cuando algo no funcione…

De acuerdo con el National Institute of Health, las mujeres son un 60% más propensas a sufrir de ansiedad que los hombres y el grupo que más ansiedad tiene son las mujeres de 30 a 44 años de edad, justo cuando tienden a estar en el momento de criar hijos y crecer profesionalmente. 

Si bien Sheryl Sandberg, gerente financiero de Facebook, en su libro Lean In llama a las mujeres a entrarle "con todo", Katrina Alcorn, autora de Maxed Out: American Moms on the Brink, te advierte que debes dejar margen en las actividades fuera del trabajo. 

“Solo toma un cambio para que todo el plan perfecto que tenías se caiga por la borda: un niño se enferma, un mal día en el trabajo, la niñera no llega, un leve choque al carro, etcétera..."

Según esta autora, la tensión de la madre trabajadora surge cuando pasa 12 horas al día en modo de alerta. Los humanos no fuimos diseñados para estar tanto tiempo en ese modo sin consecuencias serias, físicas y emocionales. 

3. Explora el método que usa Gap

Si bien el horario laboral tradicional es de 8 horas (basado en un precedente industrial), en la economía de hoy que cada vez involucra más trabajo intelectual, los estudios muestran que la persona promedio solo tiene 6 buenas horas de productividad al día si trabaja con la cabeza. 

Explora con tu patrono el método ROWE, Results-Only Work Environment, (Trabajo basado en resultados) que empresas como Gap han implementado para permitir mayor flexibilidad a las mujeres que están manejando trabajo y niños. 

Toma tú el liderazgo para demostrar que sí se puede trabajar en base a resultados. Deja de distraerte en la oficina con Facebook y enfócate en el trabajo para terminar a tiempo. 

Esté método ayuda a reducir la rotación de personal femenino causado por las condiciones no amigables al embarazo y crianza de hijos que hoy se vive en el mundo laboral y corporativo ya que el 80% de las mujeres que no regresan a trabajar, se ven presionadas por esto a quedarse en casa. 

Más de Daniel Herbruger:

11 de abril de 2018, 18:04

Comentar
cerrar