• + Deportes

Edgar Carrillo, el atleta no vidente que completa una triatlón

  • Por Fredy Hernández
05 de septiembre de 2018, 05:09
Edgar Carrillo y Álvaro del Cid dieron una cátedra de trabajo en equipo en la IronMaya 2018. (Foto: Juan Longo)

Edgar Carrillo y Álvaro del Cid dieron una cátedra de trabajo en equipo en la IronMaya 2018. (Foto: Juan Longo)

Hay un dicho que reza: “cuando se quiere, se puede” y Edgar Carrillo es un ejemplo de estas palabras.

Él es un atleta que el fin de semana tenía las ganas de cumplir uno de sus mayores retos posibles: completar la triatlón Iron Maya que se celebró en la Base Naval del Pacífico y competir al lado de atletas nacionales que participaron en esta media triatlón.

Desde muy temprano, Edgar se formó en la línea de salida junto con los más de 200 atletas inscritos para esta prueba.

A su ritmo, Carrillo fue cumpliendo cada una de las pruebas a las que debía enfrentarse en la competencia. Primero fue la prueba en el agua, donde tuvo que completar casi dos kilómetros nadando.

Luego continuó con la prueba de 90 kilómetros en bicicleta para finalizar con 21 kilómetros de carrera. 

 

Su presencia no pasó desadvertida y muchas personas que estuvieron cerca lo animaron para que completara la carrera.

“Hace unos tres meses, Álvaro del Cid me propuso que nos inscribiéramos a este evento. Él sería mi guía, por lo que empezamos a entrenar duro para cumplir con el reto, nunca había participado en una prueba tan dura”, explica Carrillo.

El atleta con discapacidad visual destaca que fue hace cuatro años que empezó a involucrarse de lleno en el deporte y participó en eventos de menor exigencia en 2015 y 2016, pero que esta se convertiría en una prueba que quería completar.

“Para mí fue un gran honor competir al lado de grandes atletas nacionales. Varios me demostraron su apoyo durante el trayecto y eso lo va animando a uno. También agradezco a la federación de Triatlón por haberme dado la oportunidad de participar en la carrera”, destaca. 

Mira el video: 

 

Su vivencia

Edgar Carrillo resalta que pese al entrenamiento, hubo momentos en los que la mente juega un papel importante, pero que no se dejó vencer por sus temores.

“Pasan muchas cosas en la mente. Hubo momentos en los que pensé que no lo iba a lograr, pero hicimos una carrera muy inteligente. Cada brazada en el agua, cada pedalazo y cada paso estaban bien pensados para llegar a la meta”, agrega.

Al cruzar la meta después de 6 horas y 40 minutos de trayecto, Edgar no ocultó que estuvo muy emocionado.

“Hubo gente que nos estuvo animando en todo momento. Llevamos una gran porra que no dejó de alentarnos. Al final, las lágrimas no se ocultaron cuando cruzamos la meta, fue un recibimiento muy bonito”, detalla.

Edgar Carrillo finalizó la prueba en el puesto 107, pero hubo muchos que no llegaron a cruzar la meta, por lo que su logro es un ejemplo de lucha, coraje y perseverancia.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar