29/09/2020

  • Política

Este fue el discurso de Alejandro Giammattei al ser juramentado

  • Por Jessica Gramajo
14 de enero de 2020, 22:01
El presidente Alejandro Giammattei ofreció un discurso incendiario. (Foto: Wilder López/Soy502)

El presidente Alejandro Giammattei ofreció un discurso incendiario. (Foto: Wilder López/Soy502)

Alejandro Giammattei asumió como Presidente, dejando atrás el Gobierno de Jimmy Morales. Acompañado de su hija, Ana Marcela, el mandatario realizó un discurso explosivo, en el que hizo varias promesas.

En sus primeras palabras, el Presidente llamó a la unidad nacional y se desligó de la agrupación política Vamos, que lo impulsó como candidato a la presidencia. Esta misma acción realizó Morales y al final nunca hubo un distanciamiento.

  • TE PUEDE INTERESAR:

"Gracias al pueblo de Guatemala por su confianza, por su apoyo. Hoy y siempre, ustedes serán los verdaderos protagonistas de la historia de este país.

Hoy, ante ustedes, los que no se encuentran aquí, los millones de guatemaltecos que están afuera de esta sala, quiero darles las gracias por esa confianza que depositaron en las urnas y que sepan que a partir de hoy, la voy a honrar con esfuerzo, trabajo y con dedicación.

Pero aprovecho también para agradecer profundamente a Dios, por permitir dirigir los destinos de esta nación a la que tanto amo, durante los próximos 4 años.

A partir del día de hoy, en mi persona tendrán los guatemaltecos más que el primer mandatario de la Nación. Tendrán, por encima de cualquier cosa: al primer servidor de la Nación. (Aplausos)

Perseguiré el desarrollo, la paz y la justicia en cada rincón de nuestra nación. Estaré al servicio de ustedes, los ciudadanos. Estaré al servicio de todas y cada una de las familias guatemaltecas, especialmente de aquellas que viven entre la pobreza y la miseria. Estaré al servicio de la Constitución y las leyes, tal y como lo he hecho a lo largo de mi vida.

Los guatemaltecos hemos demostrado a lo largo de la historia, que estamos por encima de los gobernantes. Hemos caminado más allá de los conflictos. Hemos progresado aunque sea lentamente y no por el talento de sus mandatarios, sino por el esfuerzo perseverante y decidido de toda una nación.

Por eso hoy miro a esos millones de guatemaltecos y les digo, yo soy simplemente el reflejo de su esfuerzo y compromiso y voy a ser el primero de ustedes, sí, pero sin olvidarme que voy a seguir siendo de ustedes y para ustedes".

(Saludo a los invitados especiales, delegaciones internacionales y a su familia)

Al finalizar el discurso, el presidente Alejandro Giammattei firmó un Convenio Interinstitucional contra la corrupción en el Palacio Nacional de la Cultura. (Foto: Wilder López/Soy502)
Al finalizar el discurso, el presidente Alejandro Giammattei firmó un Convenio Interinstitucional contra la corrupción en el Palacio Nacional de la Cultura. (Foto: Wilder López/Soy502)

"Guatemaltecos, a lo largo de mi vida me ha tocado mirar la muerte de frente, por ese motivo aprendí como motivación el servicio a los demás. En primera instancia, como una forma de merecer seguir con vida y por ello trato de dar lo mejor. Por ello, a principio lo dije con énfasis cómo no quiero ser recordado en la historia de este país y hoy más que nunca sé que tengo que luchar sin descanso para entregar un legado de prosperidad y de progreso.

Sí, eso incluye recuperar la confianza y la credibilidad en nuestras instituciones del Estado, la que se ha perdido por esa corrupción que ha reinado hasta el día de hoy. En este día tan especial, los invito a que hagamos de este momento algo único.

Aprovecho para hacerles una invitación ¿Y si nos juntamos y si dejamos de pelearnos y de polarizarnos de una vez por todas? ¿Y si dejamos que nuestro amor por Guatemala sea el que dirija nuestras decisiones? ¿Y sin en lugar de mirar atrás, vemos hacia adelante? ¿Y si juntos definimos el camino que de una vez por todas nos lleve a la construcción de una Guatemala diferente? ¿Y si juntos caminamos sin distingos y sin discriminaciones de ninguna clase hacia un futuro mejor? ¿Y si nos vemos como guatemaltecos primero antes de pertenecer a cualquier grupo? ¿Y si nos unimos?

Hoy Guatemala exige eso. Bajo el azul y blanco de nuestra bandera, forjemos ese destino al que estamos obligados a llevar a las futuras generaciones. Un país en paz, progreso y desarrollo. Con justicia igual para todos. Sin corrupción, con honestidad.

El presidente Alejandro Giammattei, acompañado de su hija Ana, en el Tedeum ofrecido en la Catedral Metropolitana. (Foto: Luis Barrios/Soy502)
El presidente Alejandro Giammattei, acompañado de su hija Ana, en el Tedeum ofrecido en la Catedral Metropolitana. (Foto: Luis Barrios/Soy502)

¡Caminemos juntos! Fuerzas vivas de todos los sectores y de todos los lugares del país. ¡Caminemos juntos! Los diferentes conglomerados sociales, religiosos, políticos o de cualquier índole. ¡Caminemos juntos más allá de banderas partidarias o ideológicas! ¡Caminemos juntos sin egoísmos sectoriales o de grupo! Por lo que más quieran ¡Caminemos juntos por nuestra Guatemala!

En Guatemala contamos con todo para salir adelante, en especial con nosotros mismos. La gente de este país. Tenemos recursos naturales, mares, volcanes, tenemos ríos, lagos, pero sobre todo, una historia en común. Pero saben algo, esto no es suficiente, para que un país alcance su potencial, debe tener condiciones para que fluya la inversión y con ella el desarrollo. Por esto, la certeza jurídica, la protección de la inversión y la promoción del empleo, serán las banderas de nuestro gobierno.

Vamos a establecer las condiciones para que nos convirtamos en el centro logístico, en el corazón de las Américas. Pero no hay desarrollo sin paz. No hay paz sin seguridad. Por eso, debo hacer un anuncio al presidente del Congreso. Hoy, ante ustedes, presento mi primera Iniciativa de Ley. Esta Iniciativa de Ley propone declarar a las maras y pandillas como lo que son: grupos terroristas.

Ha llegado el momento de que haya paz para nuestro pueblo. Ha llegado el momento que el Estado enfrente con firmeza a esta lacra que extorsiona, que asesina, que no nos deja a los guatemaltecos emprendedores desarrollarnos con toda nuestra energía. Ha llegado el momento de que ya no se identifique a nuestro país con la violencia. Esta ley nos permitirá la persecución, enjuiciamiento y condena como lo que son: grupos terroristas.

El presidente Alejandro Giammatte, y el vicepresidente Guillermo Castillo, acompañados de su equipo de trabajo en el Salón Banderas del Palacio Nacional de la Cultura. (Foto: Wilder López/Soy502)
El presidente Alejandro Giammatte, y el vicepresidente Guillermo Castillo, acompañados de su equipo de trabajo en el Salón Banderas del Palacio Nacional de la Cultura. (Foto: Wilder López/Soy502)

Aprovecho a instar a nuestras hermanas naciones centroamericanas que tenemos este mismo problema, a que hagamos lo mismo. Unámonos para acabar con este mal que tanto dolor, luto y pérdidas humanas ha causado. Enfrentémoslos con el peso que la ley nos permita.

Es urgente atacar las causas estructurales que dan origen a esta plaga. La promoción de una verdadera inclusión social, acceso a la educación de calidad y la prevención del delito, son las bases para frenar el crecimiento de estos grupos de personas antisociales.

Pero, mientras que se crea no se delinque, mientras se construye no se roba, mientras se innova, no se asalta. Por eso trabajaremos desde este primer día fomentando en las escuelas el trabajo y la unidad.

Promoveremos el emprendedurismo entre nuestros jóvenes. Empleos, actividades extra escolares y voluntariado social, estas son las oportunidades que les hemos negado hasta el día de hoy al no generar soluciones. Los jóvenes con la mente ocupada no son una carga, ni para su familia, ni para el Estado, ni para la sociedad. Los jóvenes con proyectos son el auténtico y verdadero motor de la sociedad.

El mayor motor de un país, es la educación. La formación de los jóvenes es el cimiento sobre el que se construye el futuro de Guatemala. La reforma de nuestro sistema de educación es imprescindible, es impostergable, no puede esperar más. Hago un llamado a la comunidad educativa para que abordemos la reforma con seriedad. Vamos a acabar con esa tradición nefasta que por décadas ha marginado y condenado a la nula y escasa educación a los menos favorecidos. Basta de condenarnos a vivir en una sociedad poca competitiva. La reforma educativa inicia hoy y aquí.

Apostemos por la educación como el eje central de nuestro futuro a mediano y largo plazo. Apostemos a la educación como motor de la sociedad. Apostemos a la educación como el único seguro de un futuro próspero. Apostemos por la educación que liberará a nuestra gente de la corrupción, el clientelismo y el paternalismo. La educación nos hará grandes y nos hará fuertes.

El mandatario Alejandro Giammattei, acompañado del vicepresidente Guillermo Castillo y del presidente del Congreso, Allan Rodríguez, en el Palacio Nacional de la Cultura. (Foto: Wilder López/Soy502)
El mandatario Alejandro Giammattei, acompañado del vicepresidente Guillermo Castillo y del presidente del Congreso, Allan Rodríguez, en el Palacio Nacional de la Cultura. (Foto: Wilder López/Soy502)

Pero, debo confesarles algo, cuando pienso en Guatemala, no solo pienso en infraestructuras, ni en datos macroeconómicos, ni en variables o en cifras. Cada vez que pienso en Guatemala me asalta la imagen de una pequeña niña, una niña guatemalteca enferma e impotente y a sus padres que le dijeron que la ayuda iba a llegar, pero la ayuda no llega, el alimento no llega, ni hoy ni al día siguiente, ni a la semana siguiente.

Los niños y niñas malnutridos son el gran fracaso de nuestro país. Son ni más ni menos que el espejo que nos muestra nuestro rostro más terrible. Una realidad que no podemos negar. Tenemos altos índices de desnutrición crónica. Condenamos a la muerte, a la incapacidad mental a nuestros niños. Pues bien, ellos son el primer objetivo de este gobierno por los próximos 4 años. Ellos son el auténtico compromiso del Estado, ellos son mi faro y mi guía. Esto es personal, no me voy a detener hasta que acabemos con esta desnutrición de nuestros niños.

Este compromiso me hizo reunirme con la comunidad internacional, a las agencias de cooperantes, con el sector privado, con distintos grupos sociales, con quienes preparamos y vi que muchos portan con orgullo lo que será la cruzada social contra la desnutrición. Y que sepan que en corto plazo estaremos publicando a través del Acuerdo Gubernativo correspondiente, el fondo contra la desnutrición.

Unámonos por las generaciones venideras con educación de calidad, con nutrición y aseguramiento del seguro médico. Construyamos un futuro en donde los niños que acudan a primaria y preprimaria cuenten con la certeza de un desarrollo integral para que logremos cambio. Apostemos por nuestra niñez.

Quiero hacer referencia ahora de los cimientos de Guatemala. Quiero hablarle a ustedes, las mujeres guatemaltecas, quienes son nuestro pilar de desarrollo. Ustedes serán atendidas, escuchadas y protegidas. Merecen las mismas oportunidades porque valen tanto o más. Trabajan tanto o más y trabajan tanto o más que cualquier hombre, y les digo, si alguien les pone una mano encima se verá con toda la fuerza del Estado. Escúchenme mujeres guatemaltecas: no están solas, vamos a combatir la violencia intrafamiliar.

Quiero aprovechar para reconocer a los olvidados. A los grupos indígenas, garífunas y xincas, que han estado al margen del desarrollo. Sí, los hemos marginado, los hemos excluido, los hemos discriminado. Me comprometo a trabajar por ustedes. Que sus derechos se respeten y que logremos juntos la unidad de la nación.

De igual manera me acuerdo de esos hombres y mujeres que han tenido que salir del país. De esa población migrante que hoy se encuentra fuera del país, que trabaja sin descanso por mantener a sus familias aquí. Vamos a trabajar de la mano con los hermanos migrantes para que logremos consolidar las posiciones donde quiera que estén.

El presidente Alejandro Giammattei saluda al expresidente Jimmy Morales. (Foto: Wilder López/Soy502)
El presidente Alejandro Giammattei saluda al expresidente Jimmy Morales. (Foto: Wilder López/Soy502)

A mis compañeros discapacitados, aquí estoy. Hoy uno de ustedes es presidente (Aplausos) Sé que nos dicen desde pequeños lo que no podemos hacer, lo que no podemos lograr. Sé que nos enfrentamos a muchos tipos de barreras y no solo arquitectónicas, yo mismo lo he padecido. Sé que nos dicen que no tenemos la capacidad para salir adelante por nuestros propios medios. Pues aquí tienen a alguien que sabe que valen, que sabe lo que son capaces de hacer, que merecen oportunidades de estudio y de trabajo, que merecen justicia y cuentan con todo mi apoyo para abrirles las puertas y que ustedes hagan lo que saben hacer: trabajar con ese esfuerzo infinito que a todos nos llena de orgullo.

Guatemaltecos, en este Gobierno todos van a ser escuchados, este es un Presidente de todos y para todos. (Aplausos)

Ahora quiero hablarles a los corruptos. Sí, ellos saben quiénes son. Ellos, los que han sangrado al Estado guatemalteco a través de la corrupción. Hoy les digo, se acabó la fiesta del despilfarro, se acabó la sobrevaloración de las Obras, las obras inexistentes pagadas, como si las hubieran hecho. (Aplausos)

Se acabó el contrabando, la defraudación aduanera. Dejemos atrás esas prácticas sucias y asquerosas, porque les digo algo, la lucha contra la corrupción va a ser absoluta. Por este motivo, anuncio que se instalará la Comisión presidencial contra la Corrupción. Éste será el segundo objetivo de este Gobierno. Es un compromiso de Estado para sanear las finanzas públicas, para que logremos aumentar los ingresos del Estado, para que podamos aumentar la inversión pública, para crear esa red estratégica que nos haga más competitivos, con mejores niveles de inversión, nacional e internacional.

Hoy se escribe el punto final de las prácticas corruptas para que desaparezcan de la faz de este país. (Aplausos)

Así que en este momento, hago una invitación a los países amigos, que hoy están con nosotros, acompáñennos para enfrentar la pobreza y la miseria. Hoy después de este día larguísimo, que no fue culpa de nosotros haber llegado hasta esta hora.

Vamos a estar en el Palacio Nacional donde presentaremos la estrategia con la que vamos a ayudar a quienes se encuentran en esas pobres condiciones. Necesitamos de la asistencia técnica, necesitamos de sus recursos, necesitamos una respuesta de todos contra el cambio climático que está afectando a los más pobres. Debemos instalar sistemas de riego y cultivo para incrementar la producción de alimentos. El Fondo de Garantía para el Desarrollo Rural facilitará que nuestros campesinos accedan a créditos más baratos y flexibles a largo plazo y con un mercado seguro para sus productos.

Varios momentos del discurso del presidente Alejandro Giammattei fueron efusivos y muy aplaudidos. (Foto: Wilder López/Soy502)
Varios momentos del discurso del presidente Alejandro Giammattei fueron efusivos y muy aplaudidos. (Foto: Wilder López/Soy502)

Junto a ustedes queridos amigos sé que mejoraremos las condiciones económicas de los más desprotegidos, pero haber, necesito que nos compren nuestros productos. Así que, por favor amigo, cómprennos más, para que podamos salir de la pobreza.

Tenemos mucho trabajo, debemos solidificar la institucionalidad del Estado, debemos eliminar el alto grado de incertidumbre en nuestro sistema político partidista y muchos de ellos se van a debatir allí con ustedes en el Congreso de la República.

Debemos reformar la Ley del Organismo Ejecutivo para ser cambios sustanciales. Debemos contar con una Ley de Servicio Civil que permita reformar a las instituciones y sobre todo las relaciones entre los trabajadores y el Estado. Debemos atender la ausencia total o parcial del Estado de Derecho. Es urgente hacer reformas para fortalecer al Organismo Judicial. Que los más preparados y alejados de intereses accedan a los cargos. La justicia tiene que ser independiente en Guatemala.

Me comprometo ante usted señora Fiscal General de la Nación, a que de la mano trabajemos juntos para que se acabe la impunidad. Señora Fiscal, Señor procurador General de la Nación, trabajemos unidos sin descanso, persigamos a los delincuentes comunes, pero también a los organizados. Persigamos a los que tratan con las personas, persigamos la maldita y asquerosa corrupción. Y es más importante cualquier delito de corrupción, por muy reciente que sea lo tenemos que evitar, lo tenemos que investigar y tenemos que someter a la justicia a quienes lo hayan cometido (aplausos). Los corruptos deben ser castigados, no se irán impunes. Pero sobre todo, recuperemos el dinero que nos han robado.

Para los guatemaltecos, tenemos muchos motivos para sentirnos orgullosos. Somos una nación cultural y plurilingüe, tenemos fortalezas que tenemos que aprovechar, tenemos capacidades para consolidarnos y crecer. La primera de ellas es nuestra estabilidad macroeconómica, la mantendremos y consolidaremos. Implementaremos políticas monetarias, cambiarias y crediticias con la más absoluta libertad del Banco Central y de sus autoridades, a las que respetaremos absolutamente en los plazos que fueron designados. Nuestra política económica será prudente.

El presidente Alejandro Giammattei jura fidelidad a Constitución Política de Guatemala. (Foto: Wilder López/Soy502)
El presidente Alejandro Giammattei jura fidelidad a Constitución Política de Guatemala. (Foto: Wilder López/Soy502)

La baja deuda pública nos permite contratar deuda que sea necesaria con fines y objetivos de lograr el aumento de la producción en el país. Sacaremos provecho sostenible de nuestros mares, potenciaremos las capacidades logísticas y turísticas de nuestras costas. Escuchen esto: Guatemala se va a volver a ver al mar. Crearemos nuevos polos de desarrollo para generar empleos y exportar nuestros productos a nivel mundial.

Y por último, mantendremos el más absoluto respeto a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, por este motivo debo anunciarles que desde este instante, me deslindo del partido político que me llevó a ganar las elecciones. Realmente no porque quiera, sino porque debo representar la unidad de la nación, tal como lo determina nuestra Constitución.

Y ahora, me dirijo a los jefes de Estado de los países centroamericanos. Hagamos algo, unámonos de una vez por todas. Apostemos por la auténtica integración económica y el libre tránsito y mercancías en este Istmo Centroamericano. Apostemos por el crecimiento y el desarrollo humano de nuestra región. Apostemos por la construcción de un muro de prosperidad que frene el deseo de muchos de arriesgar sus vidas, para encontrar oportunidades que acá les hemos negado. Apostemos por Centroamérica, convirtámosla en la tierra de oportunidades que sé que puede convertirse Centroamérica.

Señor presidente del Organismo Legislativo, con muchas esperanzas de que trabajemos de forma coordinada en la construcción de la Guatemala diferente, le presento a usted para que sean conocidas en el menor tiempo posible por los honorables diputados las iniciativas de ley que voy a permitirme nombrar. Básicamente son tres, la primera de ellas, es la desaparición de la SAAS, que perdió su razón de ser y se convirtió en un nido de corrupción y desperdicio de recursos que necesitamos, más la gente necesitada de este país.

Segundo, algo que hicimos referencia, la declaratoria de terrorismo con fines de desorden social para la persecución, enjuiciamiento y encarcelamiento para las maras y pandillas que siembran el terror como lo que son: Terroristas.

Tres, la regulación para las fuerzas de seguridad del Estado, que tienen la obligación de protegernos, para que puedan hacer su trabajo con todo el respaldo del Estado. Hoy, un policía tiene miedo de usar su arma porque no ha tenido un Estado que lo respalde. Este es un mensaje claro a las fuerzas de seguridad: defiéndannos y el Estado los va a defender a ustedes. (Aplausos)

Guillermo Castillo recibe las insignias que lo acreditan como vicepresidente de Guatemala. (Foto: Wilder López/Soy502)
Guillermo Castillo recibe las insignias que lo acreditan como vicepresidente de Guatemala. (Foto: Wilder López/Soy502)

Y antes de que finalice el mes de enero, señor Presidente, presentaremos entre otras, la Ley de Competencia que nos garantice la existencia de una competencia suficiente para protegerla de todo aquel ataque contrario al interés público. Las reformas a la Ley de Zonas Francas que nos permita el incremento de la inversión nacional e internacional y por ende más y mejores empleos de inversión. Tres: La ley de arrendamiento con opción a compra, especialmente para el Estado guatemalteco, de manera que nos garanticen un ahorro sustancial en rentas millonarias del Estado, cuando debería de ser propiedad del Estado. Las reformas a la Ley General de Telecomunicaciones que nos permita aumentar las inversiones en el sector y la protección de los derechos de los usuarios y consumidores.

Reconozcamos que lo que Guatemala necesita es una agenda legislativa que promueva el desarrollo humano, que promueva el desarrollo económico, pero sobre todo, que promueva la justicia en nuestro país.

Estimados conciudadanos, sé que voy a enfrentar situaciones que no son fáciles de resolver, pero lo asumo con responsabilidad. Tengo el reto de servirles con mi más decidida voluntad. De dar lo mejor de mi y sé que también hablo en nombre de una persona leal y sincera como lo es el señor vicepresidente, don Guillermo Castillo Reyes (aplausos). En nombre de ambos me comprometo ante ustedes que gobernaremos con decencia, con honorabilidad y valores éticos. Probablemente no aspiramos a ser un Gobierno perfecto, pero sí vamos a ser un Gobierno correcto.

Señoras y señores, acabar con el rezago es urgente, acabar con la corrupción es urgente. Entonces ¿Por qué esperar a tomar las medidas necesarias? ¿Por qué esperar a comprometernos con el futuro de nuestros niños? ¿Por qué esperar a unirnos? ¿Por qué esperar a caminar juntos? Dejemos atrás las divisiones, dejémoslas en el olvido. Dejemos atrás las diferencias. Dejemos de lado todo aquello que nos lastró. Dejemos atrás la corrupción y la violencia. Este es el momento de recuperar a Guatemala de lo absurdo, es momento de luchar contra la corrupción y la desnutrición, es momento de resolver los problemas más urgentes del país, es momento de pasar a un Estado firme, es momento de dar un futuro a los guatemaltecos. Señoras y señores, este es el momento de nuestra querida Guatemala (Aplausos).

Muchísimas gracias, que Dios les bendiga, pero especialmente que Dios bendiga a Guatemala".

  • NO DEJES DE LEER:

Comentar
cerrar