17/01/2021

  • Ciencia

Esto esconde en el fondo "El Gran Agujero Azul" de Belice

  • Con información de Your Sport Spot
01 de noviembre de 2020, 00:11
Un equipo descendió al fondo del agujero y lo que descubrieron los dejó horrorizados (Foto: Newsweek)

Un equipo descendió al fondo del agujero y lo que descubrieron los dejó horrorizados (Foto: Newsweek)

El Agujero Azul de Belice es impresionante. Su profundo color azul contrasta con la luz de las aguas turquesas que lo rodean.

⭐️ Síguenos en Google News dando clic a la estrella

Su profundo color esconde un secreto aún más profundo. El "hoyo", como ha sido apodado uno de los mejores lugares para bucear en el Mar Caribe, se hunde hasta el fondo del océano casi 420 pies por debajo de la superficie.

Un equipo de exploradores, conservacionistas y científicos, junto al nieto del famoso explorador oceánico Jacques Cousteau, el oceanógrafo Fabien Cousteau, se han propuesto descubrir qué se esconde en el fondo de la formación tentadora del océano.

Pero lo que descubrirían cuando finalmente llegaron al fondo del océano los dejaría sorprendidos, horrorizados y preocupados.

La misión

El Agujero Azul de Belice está lejos de ser el sumidero más profundo del océano, pero su forma única y su composición geológica han hecho que la misión de penetrar en sus profundidades sea especial.

Richard Branson lo calificó como una misión en el "espacio interior planetario" y la cobertura de los medios del evento no tuvo precedentes.

El descenso de Branson, Cousteau y Bergman sería retransmitido en vivo a medida que se adentraran en las profundidades submarinas, con Discovery Channel transmitiendo a través de sus cámaras a todo el mundo en tiempo real.

Finalmente, se terminaron los preparativos, se comprobaron las listas de verificación y las cámaras comenzaron a rodar. El intrépido trío estaba listo para hacer historia.

El submarino estaba transmitiendo imágenes que muchos buzos que habían buceado en el Agujero Azul habían visto. Al principio, el submarino levantó algunos sedimentos, dañando la visibilidad de la tripulación, pero pronto, el sedimento submarino flotante dio paso a una fascinante formación geológica: cuevas sobre cuevas de estalactitas colgantes.

Si bien las estalactitas son comunes en las cuevas en tierra seca, es imposible que se formen bajo el agua, entonces, ¿cómo podría haber estalactitas a más de 20 metros bajo el agua?

Para la tripulación, ver estalactitas de las cuevas bajo el agua solo podía significar uno de los recordatorios más crudos del peligro del cambio climático.

Al final de la última gran Edad de Hielo, el nivel del mar en el Caribe había aumentado a un ritmo acelerado, sumergiendo vastas extensiones de tierra que antes eran secas. A 200 pies bajo el agua, la coloración de las formaciones rocosas cambió, lo que denota los niveles anteriores de agua de mar, antes de que los océanos subieran y ahogaran los sistemas de cuevas de arriba.

Una Capa Tóxica

A medida que el equipo continuaba descendiendo, comenzaron a notar una barrera flotante debajo de ellos. Era una capa mortal de agua rica en sulfuro de hidrógeno, de 20 pies de espesor, que flotaba a casi 30 metros por debajo de la superficie.

El sulfuro de hidrógeno es una sustancia extremadamente tóxica que puede corroer el metal y asfixiar y matar fácilmente cualquier forma de vida marina que se adentre en él. En las cuevas circundantes, el equipo encontró innumerables cangrejos, caracoles y otros invertebrados que se habían atascado en las aguas nocivas y habían muerto.

Por lo general, esta desagradable capa de agua marca el límite al que pueden viajar los buzos, pero el Aquatica estaba equipado para manejar el ambiente dañino y continuar su descenso.

La realidad del fondo

El Agujero Azul parecía una maravilla natural virgen e intacta, alejada de cualquier influencia humana. Pero cuando el sumergible se arrastró por el fondo del foso, se reveló una realidad muy diferente.

Innumerables botellas de plástico vacías, bolsas y basura se alinearon en el suelo del agujero. El "hoyo", como muchas otras partes del océano, se encontró que era un vertedero submarino. El equipo se horrorizó y entristeció.

Branson no iba a dejar pasar esto tranquilamente, junto con Ocean Unite (un conglomerado conservacionista), decidió tomar medidas para salvar el Agujero Azul y el resto del océano.

*Con información de YourSportSpot

  • TE PUEDE INTERESAR:

  • LEE ADEMÁS:

Comentar
cerrar