• Comunidad

El guardián de la iglesia más antigua de Centroamérica

  • Por Roberto Caubilla
21 de septiembre de 2018, 04:09

Elio Tobar sale de su casa y después de cruzar dos cuadras llega a la ermita de La Concepción. Saca la llave del bolsillo y abre una “puerta del tiempo” que lo traslada 500 años atrás, cuando los españoles comenzaron a construir el suelo que está pisando.

Por tradición familiar, su padre también era guardián, recibió la llave de la primera iglesia católica de Guatemala y de Centroamérica.

  • POR SI NO LEÍSTE:

“Mis padres tuvieron la llave hace tiempo y ahora la tenemos nosotros (su esposa y él)”, explicó.

Un privilegio heredado hace 15 años y que comparte junto a su esposa dedicada a la limpieza del templo. Y todo eso de forma totalmente altruista y con la bendición de conocer peregrinos de cualquier punto del planeta.

“No hay ningún interés de dinero. A veces los turistas que nos visitan nos dan una pequeña ayuda”, explicó mientras mostraba los registros en el libro de visitas.

Elio muestra el libro de registro donde se anotan los turistas. (Foto: Roberto Caubilla/Soy502)
Elio muestra el libro de registro donde se anotan los turistas. (Foto: Roberto Caubilla/Soy502)

Personas de Estados Unidos, Irlanda e incluso Australia logran ubicar Salcajá en el mapa, uno de los municipios más pequeños del país, gracias a la importancia histórica y religiosa del templo.

La iglesia es un punto clave para los vecinos del área, quienes incluso conforman un comité de hombres y mujeres, por separado, para preparar las festividades. “Por ejemplo, los hombres preparamos el 8 de diciembre, día de la Inmaculada Concepción”, apuntó.

La virgen se ubica en el altar en el centro del retablo. No es una casualidad que los españoles hubieran dejado a la patrona del país en la primera iglesia de la región. No obstante, la imagen actual no es la original, sino una donación.

En cambio, la estructura sí es la primera y el paso del tiempo se nota en sus paredes. Los terremotos de la zona amenazan las paredes con algunas grietas visibles, por eso la reforzaron con dos grandes muros en la parte frontal.

La imagen de la virgen es la protagonista del altar. (Foto: Roberto Caubilla/Soy502)
La imagen de la virgen es la protagonista del altar. (Foto: Roberto Caubilla/Soy502)

“También se quitaron las campanas del campanario por el peso”, agregó Elio, señalando hacia la parte más alta del templo.

En su interior, unas telas blancas adornaban la iglesia. Horas antes de que el guardián abriera la puerta se había celebrado una ceremonia de 15 años, pero lo normal es una decoración más austera.

El templo oficia misas regularmente y también se usa para otras celebraciones. Su visita no supone un costo, por el momento, ya que la Municipalidad estudia la posibilidad de cobrar por la entrada, aunque eso no se sabe si supondría un incentivo económico para Elio y su familia.

La ruta de las iglesias coloniales

Cerca de la iglesia de Salcajá, otros dos inmuebles completan la ruta de los templos coloniales. 

 

El departamento de Totonicapán cuenta con una de las iglesias más fotografiadas del país en San Andrés Xecul. Su colorida fachada que mezcla elementos católicos e indígenas es todo un ícono nacional que incluso ha llegado a representar al país en guías de turismo internacionales.

Por otro lado, completa la ruta la iglesia de San Cristóbal Totonicapán con una fachada más discreta, pero con una línea del tiempo en su interior.

 

Desde la puerta de ingreso hasta su altar se puede ver el cambio en los diferentes estilos artísticos (desde barroco al renacentista) en sus catorce retablos, que la llevaron a convertirse en una de las siete maravillas del país.

Comentar
cerrar