01/12/2020

  • Ciencia

Huellas humanas antiguas revelan historia de una madre y su hijo

  • Con información de La Nación
25 de octubre de 2020, 17:10
Las huellas están siendo investigadas por los arqueólogos. (Foto: Center for the Study of the First Americans)

Las huellas están siendo investigadas por los arqueólogos. (Foto: Center for the Study of the First Americans)

La pista de huellas fósiles humanas más larga jamás descubierta fue localizada en el lecho petrificado de un antiguo lago, en el Parque Nacional de White Sands, en Nuevo México.

Se considera que las huellas fueron hechas por dos personas: una mujer adulta y un niño menor de 3 años. Su longitud alcanza el kilómetro y medio en el lecho seco del Lago Otero.

De acuerdo con un comunicado emitido por White Sands, las huellas tienen una historia que puede ser familiar en la actualidad. Estas muestran a una mujer caminando más de un kilómetro, con las huellas de su hijo pequeño, que aparece en varios tramos al lado de la mujer.

En ciertas partes, las huellas se ensancharon y se deslizaron en el barro con un peso adicional. Esto sugiere que ella cargó al niño, lo movió de un lado a otro y lo dejó mientras caminaba.

La evidencia ha sorprendido a los arqueólogos que siguen investigando más sobre las huellas.
La evidencia ha sorprendido a los arqueólogos que siguen investigando más sobre las huellas.

Pero no fueron las únicas huellas que encontraron. También se documentaron pisadas de animales que caminaban alrededor de la madre y su niño hace más de 13,000 años, entre las que destacan huellas de mamut, de unos cinco metros.

Mientras que las pistas de mamut no muestran reacción a las huellas humanas, las huellas de perezosos gigantes indican que se pararon sobre sus patas traseras, probablemente interesados en esas personas, de acuerdo con la nota difundida por el Parque Nacional.

  • TE PUEDE INTERESAR: 

Comentar
cerrar