• Guate

La historia de las llamas y alpacas olvidadas en Los Cuchumatanes

  • Por Fredy Hernández
29 de noviembre de 2018, 19:11

Guatemala es uno de esos países que cuentan con una gran cantidad de microclimas y que te permiten pasar de una playa hasta las altísimas montañas en el occidente.

Huehuetenango es un ejemplo de ello, y aunque no cuenta con playas, sí tiene ríos y lagunas espectaculares, así como comunidades en las alturas.

Hace varios años, la comunidad de Chiabal en Todos Santos le dio la bienvenida a un grupo de alpacas y llamas, con la intención de atraer el turismo a este lugar. El proyecto fue impulsado por el Gobierno de Chile ya que se consideraba que el clima de este poblado era ideal para la crianza de estos animales.

“Las llamas llegaron con la intención de impulsar el turismo y que las personas pudieran caminar al lado de ellos por la pradera. Sin embargo, el proyecto se ha estancado, consideramos que es porque no existe una promoción adecuada para que los visitantes vengan a este lugar”, comenta Domingo Ramos Carrillo, de la Cooperativa Unión Cuchumateca, ubicada en Chiabal.

Algunas alpacas se dejan tomar fotos, pero con otras hay que tener paciencia. (Foto: Inguat)
Algunas alpacas se dejan tomar fotos, pero con otras hay que tener paciencia. (Foto: Inguat)

Esta aldea es la primera que las personas encuentran en camina hacia el municipio de Todos Santos, pero los integrantes de la junta directiva quieren que las personas que viajan sobre la ruta de Los Cuchumatanes puedan tomarse un tiempo para conocer a las llamas y alpacas.

“Estamos a unos 30 kilómetros de la cabecera departamental de Huehuetenango y queremos que la gente venga y conozca a estos animales. Solo tienen que pagar Q10 y podrán tomarse fotos con las llamas y conocer más sobre su origen”, añade Ramos Carrillo.

Disminuidas

Cuando se trasladaron estos ejemplares a Chiabal, llegaron 27 de ellos, pero algunas llamas han fallecido a consecuencia del cambio de clima, considera Ramos Carrillo.

“Cuando llegaron eran 27, pero ahora solo nos quedan 10. Varias fallecieron en un anterior lugar donde vivían, pero tratamos que sigan vivas y que puedan ser un atractivo para los visitantes”, destaca don Domingo.

En la actualidad, en la época de fin de año es cuando llegan más visitantes, pero en época escolar es raro que se acerquen turistas.

Estos animalitos son nobles, algunos divertidos y otros un poco más serios. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)
Estos animalitos son nobles, algunos divertidos y otros un poco más serios. (Foto: Fredy Hernández/Soy502)

El Instituto Guatemalteco de Turismo hizo una visita recientemente para ver cuáles son las necesidades de este lugar y buscar la manera de trabajar un proyecto que atraiga curiosos para que conozcan a estos animales originarios de Sudamérica.

  • TE PUEDE INTERESAR:

Comentar
cerrar