25/09/2020

  • Mundo

Covid-19: Migrantes obligados a trabajar en fábrica de EE.UU.

  • Por AFP
05 de mayo de 2020, 07:05
La empresa rechaza dar información sobre los casos positivos detectados. (Foto: AFP) 

La empresa rechaza dar información sobre los casos positivos detectados. (Foto: AFP) 

El coronavirus golpeó de lleno a los obreros haitianos del sector avícola estadounidense, una mano de obra barata y vital para una industria devenida en estratégica para Estados Unidos, donde las autoridades temen una posible escasez de carne.

"Cada día, le pido a Dios que no me pase nada", dijo a la AFP Tina, empleada en una usina de procesamiento de aves del grupo Perdue en Georgetown, Delaware (este). 

"Quisiera quedarme en casa con mis tres hijos pero no tengo elección. Las cuentas llegan de todas partes", explica la joven de 27 años.

Es una de las pocas personas que acepta hablar, aunque no da su nombre completo por temor a represalias, ya que Perdue es una de las más importantes fuentes de trabajo de la región.

La empresa rechaza dar información sobre los casos positivos detectados, entonces "todo el mundo tiene temor, trabajamos muy cerca unos de otros y era tal vez alguien a mi lado, a quien le hablé", que estaba enfermo, afirma Tania quien denuncia medidas sanitarias de prevención tardías e insuficientes.

  • MIRA: 

"Deberían cerrar la usina algunas semanas para desinfectarla enteramente", explica, con la cara semicubierta bajo una mascarilla quirúrgica.

Los casos de coronavirus explotaron recientemente en las usinas de la península de Delmarva, una región que se extiende por el sur de Delaware, el este de Maryland y el noreste de Virginia.

Los haitianos y los hispanos han sido las primeras víctimas del virus. Componen el grueso de una mano de obra barata en un sector crucial para la economía, toda vez que la carne de pollo es la más consumida en Estados Unidos.

La pequeña ciudad de Salisbury, sede histórica de Perdue, alberga a unos 5 mil haitianos de los cuales al menos 40% están contagiados, según la estimación de Habacuc Petion, fundador de Radio Oasis, que emite en creole, la lengua tradicional de los haitianos, para una comunidad estimada en 20 mil personas en esta región.

Muchos rechazan el confinamiento por temor a ser despedidos. "Incluso si tienen fiebre, toman un comprimido y van a trabajar", explica este responsable de asociaciones locales, de 45 años.

Comentar
cerrar