21/06/2021

  • Comunidad
#orgullo502

Roxanna, la intérprete de dos mundos que lucha contra la discriminación

  • Por Erivan Campos
08 de marzo de 2020, 17:03

Dina Roxanna Choc López, es una mujer guatemalteca que ha logrado sobresalir en un mundo de silencios, injusticias y desventajas. En el marco del Día de la Mujer, por su profesión y su lucha diaria, en Soy 502 te contamos su historia.

Roxanna es una intérprete del lenguaje de señas (ILS) y trabaja para permitir la comunicación entre personas sordas y oyentes. Según Fundación Sonrisas que Escuchan, en nuestro país diariamente nacen de 1 a 3 bebés con sordera, además la sordera se puede adquirir con la edad o tras accidentes diversos.

Lo más bonito que he aprendido de las personas sordas es la libertad.
Roxanna
- intérprete LSG

Los datos de la organización Mundial de la Salud (OMS) indican que 360 millones de personas padecen de alguna discapacidad auditiva, lo que equivale a un 5% de la población mundial. Por tanto, la comunidad de sordos, aunque invisibilizada, es grande.

Toda persona sorda necesita el apoyo de un intérprete. (Foto Cortesía)
Toda persona sorda necesita el apoyo de un intérprete. (Foto Cortesía)

Formación y profesión

Para ser intérprete de señas guatemaltecas, Roxanna estudió en la Asociación Educativa para el Sordo (ASEDES) espacio que brinda educación a personas sordas y forma profesionales oyentes como intérpretes del idioma de las personas con sordera, la Lengua de Señas Guatemalteca (LENSEGUA /LSG).

Tiene el proyecto “Includere” que se alió con una guardería y juntos educan a niños de preprimaria en LSG.

De profesión es terapeuta ocupacional, graduada de la Universidad de San Carlos en 2019 y cursa el noveno semestre de la Licenciatura de Psicología Clínica. Hace prácticas en la Secretaría de Bienestar Social trabajando con casos especiales de PGN.

Su tesis es basada en LENSEGUA, también da clases particulares de LENSEGUA y capacita a docentes en el departamento de Chimaltenango y en un centro inclusivo en San José Pinula.

 

Una pasión vuelta vocación

Roxanna nos cuenta que su pasión es la Lengua de Señas. Tuvo su primer acercamiento a esta lengua a través de su hermana que la comenzó a aprender e inmediatamente se enamoró del idioma. “La Lengua de Señas me ha permitido entender que en la sociedad todos somos uno, todos somos iguales, todos tenemos igualdad de derechos, todos tenemos la misma libertad de expresar”.

La intérprete le explica a Soy502 que para poder interpretar a señas, primero debes vivir el sentimiento, asimilarlo y luego expresarlo junto con el idioma y para ello se debe perder todo tipo de vergüenzas y limitantes. “Me hace sentir muy libre porque tengo libertad de expresión sin vergüenza. Te han enseñado a no tener expresión porque tenés que estar protegido siempre, porque no te podés mostrar vulnerable y los otros se pueden aprovechar".

"Mientras más quietecita mejor", con esa recomendación crecen las mujeres. Sin embargo, el idioma de señas libera, quita toda pena, obliga a moverse y te vuelve extrovertido, al punto de liberar de ataduras y del “qué dirán”.

No son solo ademanes y señas

Es complejo aprender LSG, es un idioma como cualquier otro y merece respeto, viene con sus propias complicaciones; no es solo aprenderse las señas o las configuraciones de la mano exige también estar en constante y completo contacto con la comunidad de personas sordas y su propia cultura. “Es adentrarse en un mundo diferente, (...) pero el secreto es el repaso, todos tienen las habilidades para aprenderlo”.

Cómo es el mundo de los sordos

Las personas con discapacidad auditiva llevan por denominador común franqueza y transparencia que difícilmente se encuentra en otras personas. Roxanna nos añade: “Tienen en la sangre el sentido de lucha por la vida y superación. Al igual que una persona oyente, una persona sorda puede sentir frustración y pueden arrancar de ese sentimiento para salir adelante. Muchos amigos sordos están en la universidad o tienen profesiones de exigencia elevada”. 

via GIPHY

Luchando contra la discriminación

Sin embargo, los sordos han sido ciudadanos ignorados por los gobiernos y la sociedad civil durante muchos años, trabajar con una minoría a la que no se le prestan todos sus servicios, por derecho, es complicado.

Las personas con sordera han sido segregadas históricamente y no tienen acceso a cuestiones tan básicas como educación y desarrollo en su propio idioma, los espacios de trabajo son menores y tienden a ser separados del resto por ser “diferentes”, sin embargo su discapacidad les limita única y exclusivamente oír, tienen incluso más capacidades y mucho más diversas que cualquier otra persona oyente.

Roxanna, trabaja diariamente como un puente entre sordos y oyentes y su lucha es la conexión de ambas culturas, de ambos mundos tan separados solo por la ausencia del sonido.

“Desde una posición de privilegio no hay empatía”, indica la intérprete y el privilegio es oír, la falta de empatía radica en discriminar solo por no poder escuchar.

Experiencia vivida en carne propia

Durante todos los años que ha compartido, trabajado y socializado con personas sordas, Roxanna ha sufrido en carne propia las desigualdades y distancias.

“La experiencia crea ciencia (...) todos los días se aprende”, nos dice y solo con base en todas sus interpretaciones ha desarrollado sus propias capacidades para poder comunicar en este idioma que tiene su propia gramática y particularidades. “Mi experiencia ha sido gratificante y enriquecedora”.

“¡Pensé que eras mimo!”, le dijeron una vez y eso solo explica lo distante que está la población oyente del idioma de señas. Pero, por otro lado cuando un sordo le pide apoyo ella siente que es de los logros más importantes, pues le puede traducir, convirtiéndose así ella misma en una herramienta de inclusión.

ALGUNOS DE LOS GRUPOS QUE INTEGRA:   

via GIPHY

Las señas no son un lujo sino una necesidad

A penas a finales de enero el Congreso de la República aprobó una ley que apoya, por primera vez a los sordos del país y a su lengua, tras una lucha de muchos años, la comunidad de sordos logró que se visibilizara el idioma y se exija se le de reconocimiento y uso.

Roxanna celebra la aprobación del decreto 3-2020 “Ley de LENSEGUA” que lo reconoce como un idioma oficial y se prepara ante el camino que falta, pues es largo pero es un gran avance para la comunidad de sordos e intérpretes de Guatemala.

Cuando este decreto funcione correctamente habrá menos ignorancia sobre la lengua y su uso será extendido en los medios visuales de comunicación. 

Víctima de bullying por su vocación

Pero no todo ha sido fácil y hermoso en su carrera, su exposición y su creciente imagen como traductora la han puesto en la mirilla de discriminadores y acosadores. Recientemente, tras apoyar al grupo de feministas de la USAC a hacer la interpretación del performance: “Un violador en tu camino”, para que la comunidad sorda lo comprendiera, Roxanna fue atacada injustamente.

Tras su apoyo al performance recibió ciberacoso, bullying, burlas, discriminación y ataques directos. Sus acosadores llegaron al punto de crearle una página en una red social, dedicada expresamente a burlarse de ella, de sus señas y del feminismo.

  • ASÍ FUE EL PERFORMANCE Y LA INTERPRETACIÓN 

Desde la comodidad y cobardía del anonimato la han atacado durante más de un mes y durante este tiempo han subido videos de burla hacia su trabajo y su servicio. En total soledad debió salir adelante. Para ella no hubo grupo de apoyo, ni mujeres en performance exigiendo se le respetara, debió superar las burlas sola, solo las mujeres sordas le agradecieron la traducción a su idioma.

Así es como fue doblemente discriminada, por ser mujer y atreverse a plantar cara en un performance y por “hacer cosa raras con las manos”, como decían sus atacantes, ignorando que era otro idioma.

Página con la que hacen bullying a las mujeres, LENSEGUA y a la intérprete. (Foto captura de pantalla)
Página con la que hacen bullying a las mujeres, LENSEGUA y a la intérprete. (Foto captura de pantalla)

Tal situación habría sumido a cualquier persona en una terrible depresión, pero ese no ha sido el caso de esta mujer. Aún bajo ataque y burlas constantes sigue con su lucha y su día a día, pues su vocación no está en las redes sociales, sino en unir dos mundos el de oyentes y sordos, un ataque de abusadores virtuales no la puede detener.

Muchas mujeres sordas son víctimas de violaciones, devenido de la propia discapacidad y del simple hecho de ser mujeres y por ello ser tratadas como ciudadanas de segunda categoría por una sociedad machista. Roxanna estuvo ahí, valientemente interpretando para todas esas mujeres que precisan una intérprete y que necesitan contar a través de ella, que también han sido abusadas, violentadas y disminuidas, pero no pueden decirlo con su propia voz. La intérprete en ese momento no era “una feminista loca que buscaba atención” era una profesional, manejando dos idiomas y representando a cientos de mujeres sordas que han sido violentadas sexualmente y luchan por sus derechos.

 

via GIPHY

Tan comunes son los abusos contra sordos que, hace algunos años la Asociación Nacional de Sordos de Guatemala (Ansgua), señalaba que esta comunidad es constantemente objeto de diferentes abusos, como violaciones sexuales de parte de sus familiares, quienes se aprovechan de la discapacidad de las víctimas para hacerles daño. Por ellas es que Roxanna interpretó y plantó cara apoyando con plena sororidad.

Al respecto de la página donde la atacan nos dijo: “Estas personas tienen mucha creatividad pero lamentablemente no lo están encausando para algo productivo (...) me ha hecho más fuerte, las personas que nos hieren realmente nos hacen más fuertes”.

Con total entereza, Roxanna da la vuelta a la página y ahora con más fuerza, exposición y valentía se reconoce más fuerte y se impulsa para más proyectos futuros para apoyar al prójimo; nos dice: “¡para adelante, todo sirve para bien!”

La página donde la atacan tiene casi 9mil seguidores, las personas a las que ha servido Roxanna con sus profesiones y capacidades duplicarían esa misma cantidad, por ese motivo y ante la innovación de su trabajo y su empeño, esta mujer es un orgullo 502.

 

TAMBIÉN PUEDES VER: 

Comentar
cerrar