• Vida

¿Por qué la leche materna es el mejor alimento?

  • Por Content Marketing Soy502
  • Patrocinado por:
20 de julio de 2019, 07:07

"La leche materna es el mejor alimento para los niños, desde su nacimiento hasta los dos años de edad", es la leyenda que se ve en casi todos los productos lácteos. Para conmemorar la Semana Mundial de la Lactancia Materna, del 1 al 7 de agosto que se celebra en más de 170 países, el Instituto Guatemalteco de Seguro Social (IGSS), nos ayudó a recapitular los beneficios comprobados de la lactancia materna. 

La lactancia materna protege a los niños contra las enfermedades. Además, de los nutrientes esenciales contiene anticuerpos que protegen al lactante contra enfermedades como diarrea y neumonía, causas principales de la mortalidad en niñez en el mundo.

Beneficia a las madres

Funciona como método natural de control de natalidad (98% de protección durante los primeros seis meses). Reduce el riesgo de cáncer de mama y de ovario, diabetes tipo 2 y depresión postparto.

Un beneficio para toda la vida

Quienes fueron amamantados de niños, tienen menos tendencia al sobrepeso u obesidad; así como a sufrir diabetes y obtienen mejores resultados en pruebas de inteligencia.

Leche materna = vida

Un estudio realizado en Ghana demostró que amamantar a los bebés durante la primera hora de nacimiento puede prevenir el 22% de muertes neonatales.

Además, en los primeros meses, los bebés tienen por lo menos seis veces más posibilidad de supervivencia.

Lo mejor, la lactancia materna exclusiva

Durante los primeros seis meses, los bebés no necesitan ningún otro alimento más que la leche materna, que proporciona todos los nutrientes, vitaminas y minerales para el debido desarrollo del bebé.

Ayuda a formar la boca

Mamar estimula el crecimiento adecuado de la boca y mandíbula y la secreción de hormonas para la digestión y para que el bebé se sacie.

Fortalece el vínculo afectivo

Crea un vínculo afectivo muy fuerte y especial entre la madre y el bebé y esto tiene repercusiones positivas en la conducta, el habla, sensación de bienestar y seguridad, así como la forma en que el niño se relaciona con los demás.

Garantizar el crecimiento sano de los niños, desde su nacimiento, es el objetivo de las madres y el IGSS lo sabe. 

Comentar
cerrar