• Para Llorar

Celebran la Navidad en septiembre a un niño con cáncer terminal

  • Por Soy502
La familia y la comunidad han hecho todo para que Brody, de 2 años, viva una auténtica Navidad. (Foto: Clarín)

La familia y la comunidad han hecho todo para que Brody, de 2 años, viva una auténtica Navidad. (Foto: Clarín)

Hay noticias que cambian las perspectiva de la vida. Eso les pasó a los papás de Brody Allen, quienes se enteraron de que a su hijo, de dos años, le quedaban pocos meses de vida debido a un cáncer cerebral.

Los familiares del pequeño se dieron cuenta de que no sería posible pasar una Navidad más, así que decidieron celebrarla antes de tiempo: sacaron el árbol y adornos navideños.

  • RECUERDA...

La hermana de Brody, McKenzie Allen, de 21 años, dijo: “Él cree que es Navidad. No sabe que en realidad esa festividad aún no llega. Solo lo disfruta”.

Actualmente, el niño no tiene la energía de alguien de su edad, tampoco puede usar su brazo ni la pierna izquierda. Es un pequeño al que le gusta estar al aire libre, así que suele sentarse en una silla de ruedas con una cobija, mientras sus hermanos lo llevan por un vecindario de Cincinnati, Estados Unidos.

La familia del pequeño se enteró de la enfermedad en mayo, después de que él se sintió mareado. Un médico dijo que podía tratarse de una infección en el oído, pero los padres acudieron a un hospital para más pruebas, las cuales revelaron que Brody tenía cuatro tumores embrionarios con varias rosetas de capas múltiples.

El caso es muy raro, ya que el niño no responde bien al tratamiento. Su padre, de 45 años, cuenta que el pequeño tiene un tumor muy agresivo en el cerebro con el que nació, pero que nunca se dieron cuenta.

Luego de un tiempo, surgió un quinto tumor y no era posible usar radioterapia debido a la edad de Brody, así que la familia no tuvo otra opción que hacerlo feliz.

Brody tiene 5 tumores que no pueden ser tratados. (Foto: Clarín)
Brody tiene 5 tumores que no pueden ser tratados. (Foto: Clarín)

La familia abrió una página en Facebook en la que pidió ayuda a los vecinos para que les vendieran los adornos navideños que no usarían, esto con el fin de recrear la Navidad. Sin embargo, quienes apoyaron la idea decidieron donar todo lo que fuera necesario para una festividad real. Además, algunos han enviado regalos, tarjetas y comida para el niño.

Por si fuera poco, la comunidad está planeando hacer un pequeño desfile navideño, programado para el 23 de septiembre, que llevará a Santa Claus en un camión de bombero.

19 de septiembre de 2018, 16:09

Comentar
cerrar