CORONAVIRUS en Guatemala

  • Seguridad

El jacuzzi y las otras comodidades de Gustavo Alejos en hospital

  • Por Evelyn De León
20 de febrero de 2020, 17:02
El MP encontró un jacuzzi en el interior del hospital y solo Gustavo Alejos podía tener acceso a esta comodidad. (Foto: Wilder López/Soy502)

El MP encontró un jacuzzi en el interior del hospital y solo Gustavo Alejos podía tener acceso a esta comodidad. (Foto: Wilder López/Soy502)

Durante la audiencia de primera declaración en contra de Gustavo Alejos, acusado del delito de evasión, el Ministerio Público (MP) reveló las "comodidades" que gozaba en el hospital Ciudad Nueva, ubicado en la zona 2 de Guatemala.

El empresario quedó ligado a proceso por este nuevo delito y se confirmó la prisión preventiva en la cárcel de Matamoros. 

Jacuzzi 

Carlos Videz, de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI), mostró un croquis de las instalaciones del centro asistencial y del segundo inmueble identificado como el anexo.

Explicó que al área de descanso solo se podía acceder por la puerta de la habitación asignada a Gustavo Alejos.

Esto fue lo que encontró el MP al allanar el hospital. (Foto: MP)
Esto fue lo que encontró el MP al allanar el hospital. (Foto: MP)

El empresario tenía una habitación principal con dos camas y otro espacio más pequeño con una mesa y una silla.

Se localizaron dos refrigeradoras, una llena de bebidas alcohólicas y la otra con bebidas carbonatadas.

A este lugar solo se podía acceder por una puerta asignada en la habitación de Gustavo Alejos. (Foto: Wilder López/Soy502)
A este lugar solo se podía acceder por una puerta asignada en la habitación de Gustavo Alejos. (Foto: Wilder López/Soy502)

En el hospital también se localizó una churrasquera donde encontraron documentos que estaban siendo quemados y los que ya se investigan. 

El MP investiga los documentos que se quemaban en una churrasquera. (Foto: MP)
El MP investiga los documentos que se quemaban en una churrasquera. (Foto: MP)

En el anexo, llamado así porque corresponde, en apariencia, a más clínicas del hospital se encontró un jacuzzi. El fiscal dijo que Alejos lo frecuentaba. En ese sitio se ubica una sala-comedor un mini bar y hamacas para el descanso.

Este fue el bar que encontraron en el interior del hospital y al que solo podía acceder Gustavo Alejos. (Foto: MP)
Este fue el bar que encontraron en el interior del hospital y al que solo podía acceder Gustavo Alejos. (Foto: MP)

Testigos

Una enfermera testificó que Gustavo Alejos recibía al menos 30 visitas cada día y muchos le llevaban licores.

Un médico también declaró que Alejos sí fue sometido a exámenes de laboratorio que se hacían en el anexo, pero para la semana del 12 de febrero ya habían finalizado por lo que no existía razón para que se trasladara del hospital al anexo.

Gustavo Alejos fue captado por el MP saliendo del hospital y dirigiéndose al anexo. (Foto: MP)
Gustavo Alejos fue captado por el MP saliendo del hospital y dirigiéndose al anexo. (Foto: MP)

Otro de los hallazgos es que un guardaespaldas se mantenía con Alejos lo cual, dijo el fiscal, no podía ser ya que tenía custodia de Presidios al estar con auto de prisión preventiva por el caso Red de Poder. 

Dinero en efectivo

También les pareció extraño que un paciente tuviera 67 mil quetzales en efectivo en la bolsa del pantalón: “¿Para qué un enfermo va a necesitar efectivo?”, cuestionó el fiscal. El dinero le fue decomisado. 

La Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) solicitó que se le ligue a proceso por evasión ya que no permaneció en el hospital sino se trasladaba al anexo y caminaba por la calle sin la custodia respectiva.

El abogado defensor, Luis Díaz, pidió la falta de mérito diciendo que su cliente no puede ser responsable por acciones de terceros. Esto significa que “no puede responder por los custodios que no lo acompañaban”.

Del jacuzzi, el abogado dijo que el segundo nivel del anexo es un área de descanso del propietario. Aunque el mismo fiscal mencionó que los dueños colaboraron con Alejos.

Jueza resuelve

La jueza de Mayor Riesgo D, Érika Aifán, realizó la audiencia de primera declaración y luego de escuchar al MP y a la defensa resolvió ligarlo a proceso.

Explicó que la evasión ocurrió cuando Alejos salió del hospital donde se autorizó su permanencia y mencionó que hay contradicción cuando Alejos dice que está en un régimen para bajar de peso y cuando en la refrigeradora se encuentran alimentos y bebidas que no corresponden a una dieta sana.

“No es lógico cuando hay un problema de riñones lo primero que se restringe son las gaseosas por su alto contenido de azúcar y generan sobrepeso en consumo excesivo”, expresó la jueza. 

Este es el sexto caso que enfrenta Gustavo Alejos. Inicia con el delito de evasión, pero la fiscalía anunció que investiga si las visitas que recibía corresponde a maniobras políticas para colocar personas afines como magistrados de la Corte Suprema de Justicia y Cortes de Apelaciones que están próximos a elegirse en el Congreso. 

El delito de evasión tiene una pena de prisión de 10 hasta 20 años y una multa desde 50 mil hasta 100 mil quetzales.

Comentar
cerrar