• Voces

#PactoMusical (no de #Corruptos)

  • Por Beatriz Colmenares
En esta orquesta participan jóvenes entre 14 y 30 años de todo el país. (Foto: Facebook Orquesta Sinfónica Juvenil Intercultural)

En esta orquesta participan jóvenes entre 14 y 30 años de todo el país. (Foto: Facebook Orquesta Sinfónica Juvenil Intercultural)

El domingo 14 de enero, poco después de que las fuerzas de seguridad acordonaran las calles alrededor del Congreso, como si se tratara de una zona de guerra, el Centro Cultural Miguel Ángel Asturias abría sus puertas y se llenaba de música.

Mientras el nuevo presidente del Legislativo, Álvaro Arzú Escobar, aseguraba que los diputados escucharían a todos los sectores pero no permitirían que decidieran por ellos y el mandatario Jimmy Morales se pronunciaba en la misma línea, al proclamar que "el poder debe ser ejercido por quienes fueron electos no por presiones mediáticas fácticas", en la Gran Sala Efraín Recinos se presentaba la antítesis del #PactoDeCorruptoss

La Orquesta Sinfónica Juvenil Intercultural es un ejemplo de lo que podemos lograr si trabajamos con un objetivo común, un liderazgo claro y sin componendas bajo la mesa. Es un proyecto de guatemaltecos para guatemaltecos en el que participan amigos de los guatemaltecos.

Por fortuna no es el único. En este país sobran iniciativas que obtienen magníficos resultados a pesar de múltiples obstáculos. 

Traigo este esfuerzo a colación por las extraordinarias circunstancias del domingo 14 de enero. Si en el Palacio de la Novena Avenida había  descontento, en el Teatro Nacional se sentía alegría. En la Gran Sala Efraín Recinos reinaba la unión, no las divisiones. La armonía, no la disonancia. Se escuchaba una maravillosa música, interpretada por jóvenes entre 14 y 30 años, que jamás hubiesen podido alcanzar el sueño de integrarse a una orquesta, de no ser porque quienes impulsan este programa confían en ellos y su talento.

La Orquesta Sinfónica Juvenil Intercultural de Guatemala está conformada por músicos de Mixco, Quetzaltenango, San Pedro Carchá, Villa Nueva, San Juan del Obispo, San Juan Sacatepéquez, Santa  Catarina Pinula, San Raymundo, Retalhuleu, San Francisco Zapotitlán, Sumpango, San Miguel Petapa,  San Pedro Ayampuc, Santa Cruz Balanyá, Salamá, Totonicapán, Comalapa, Escuintla, Palencia, Escuintla, Villa Canales y Guatemala. Todos participan en campamentos de profesionalización musical impartidos por docentes alemanes y guatemaltecos.

Es en ese espacio donde perfeccionan su técnica para interpretar las obras de compositores como Ludwig van Beethoven, Joseph Haydn, Indalecio Castro, Dieter Lehnhoff y Antonin Dvorak, como lo hicieron para seleccionar el repertorio de su reciente concierto, el cuarto que ofrecen desde 2012, cuando esta idea de Arnoldo Kuestermann se volvió realidad. 

 En este #PactoMusical trabajan varias entidades en un solo pentagrama: gobierno, cooperación internacional, fundaciones, asociaciones, empresas privadas, medios de comunicación y donantes anónimos. 

Los aplausos que se escucharon cuando los jóvenes interpretaron la nota final de su segundo “encore”, el Ferrocarril de los Altos, dirigidos por el maestro Dieter Lehnhoff, dejaron algo en claro: aunque a veces la frustración nos apabulle y quisiéramos correr con la música a otra parte, la armonía que podemos desarrollar en Guatemala cuando trabajamos juntos es maravillosa. 

Nada que ver con el estridente y repugnante ruido que se originó en el Congreso. Nada que ver.

Más de Beatriz Colmenares:

 

17 de enero de 2018, 16:01

Comentar
cerrar